ESCOCIA. Castillos en la tierra

ESCOCIA. Castillos en la tierra

Eva López

Compartir

En la tierra de William Wallace es posible organizar reuniones de empresa, eventos nocturnos y actividades de incentivo en marcos de película. La calidad de las infraestructuras se combina con la hospitalidad y el buen hacer escocés. El posible mal tiempo no es un problema, sino un reto para los amantes del golf. Y una excusa para degustar el mejor whisky del mundo tras un día de trabajo.

¿POR QUÉ?
Interés histórico.
Práctica del golf.
Originalidad de los lugares disponibles para la organización de eventos de empresa.

¿CUÁNTO?
De 142 a 895 euros. Billete i/v Madrid-Edimburgo.

¿CUÁNDO?
Todo el año.
Inviernos suaves y veranos frescos y lluviosos.
Soleado en primavera.

Hace un sol espléndido. La brisa fresca invita a entrar en una taberna a tomar un whisky. Si mañana llueve, apetece desafiar a los elementos en el campo de golf más prestigioso de Europa: estamos en Escocia. El norte de la Gran Bretaña no es sólo tierra de lluvia y neblina. También lo es de lugares singulares para reuniones, propuestas originales de incentivo y posibilidades de practicar deporte únicas.

EDIMBURGO

La capital escocesa está muy bien comunicada en avión con Londres, con más de cien vuelos diarios. Desde España hay vuelos directos a Edimburgo desde Murcia, Málaga, Gran Canaria, Tenerife, Ibiza, Palma de Mallorca, Alicante, Barcelona y Madrid, con easyJet y Flyglobespan. Desde todos los aeropuertos peninsulares y desde Palma de Mallorca las conexiones se suceden los siete días de la semana.

Edimburgo es una ciudad de oscuros edificios y pronunciadas cuestas debido a su emplazamiento, una extensión donde se alzan siete colinas de roca basáltica. Las construcciones medievales de la zona vieja alcanzan alturas inimaginables en otros países (hasta 7 pisos), lo que contribuye a crear un ambiente inquietante y fantasmagórico.

La ciudad ofrece muchas posibilidades para el viajero profesional, tanto para trabajar como para divertirse. Merece la pena perderse por sus calles al final del día y saborear la atmósfera de los múltiples patios que se esconden tras los pasajes.

El Castillo de Edimburgo es el lugar de eventos por excelencia de la ciudad, principalmente para cenas de gala. La mayoría tiene lugar en la Sala de la Reina Ana, con un patio adyacente en el que organizar un cóctel al aire libre con música de gaitas. La visita de las joyas de la corona escocesa y la piedra del destino está incluida en cualquier acto programado.

Para las reuniones profesionales durante el día, el castillo dispone de las salas Roja y de los Jacobitas, que también pueden ser acondicionadas para banquetes. La capacidad total es de 100 y 150 personas respectivamente. La terraza privada ofrece vistas espectaculares de la ciudad y la Milla Real, principal arteria comercial de la ciudad antigua. Las dos habitaciones anexas tienen cabida para pequeñas reuniones de hasta 20 personas.

El conjunto del castillo puede ser privatizado para eventos que reúnan entre 250 y 500 personas. En este caso se incluye la visita de los apartamentos reales, las bóvedas o las joyas de la Corona. Mientras, un catering está a disposición de los invitados a lo largo de todos los espacios. Para ello hay que contar con un presupuesto mínimo de 7.500 euros. (www.historic-scotland.gov.uk/corpevents)

El Edinburgh International Conference Center (EICC) está en el distrito financiero de la capital escocesa. Inaugurado en 1995, es fácilmente reconocible gracias a su estructura circular. El auditorio, con capacidad para 1.200 personas, puede dividirse en módulos para crear hasta tres espacios diferenciados. Sus dimensiones permiten albergar comidas para 850 personas y cuenta con un amplio espacio de exhibición. (www.eicc.co.uk)

La ciudad dispone de otro centro de convenciones en el campus universitario de Heriot-Watt. El aforo de su auditorio tiene es de 600 invitados y ofrece alrededor de 1.000 m2 de exposición para salones o Workshops.(www.edinburgh-conference.com).

GLASGOW

Los amantes de los contrastes arquitectónicos tienen un referente en Glasgow, la mayor urbe de Escocia. A 79 km de Edimburgo, la ciudad industrial e insalubre de antaño se ha convertido en un referente del diseño y la arquitectura contemporánea. Glasgow es la cuna de la obra de Charles Rennie Mackintos, máximo exponente del Art Nouveau en Escocia, precedente del modernismo. De octubre a marzo es posible organizar eventos en laCasa el Amante del Arte (House for an Art Lover), obra póstuma del célebre arquitecto y uno de los emblemas de la ciudad (www.houseforanartlover.co.uk)

El Scottish Exhibition & Conference Centre (SECC) es un ejemplo de la arquitectura más vanguardista. Situado junto al río, cuenta con dos auditorios, el mayor con 3.000 asientos y el menor con 624. Otras doce salas se adaptan a reuniones de todos los tamaños, mientras que cinco espacios de exhibición ofrecen alrededor de 20.000 m2 para workshops o cualquier evento de gran envergadura. (www.secc.co.uk)

Justo al otro lado del río Clyde se encuentra otro icono arquitectónico de la ciudad: el Glasgow Science Centre.Aunque tiene capacidad para 3.000 personas, la dirección ofrece todo tipo de facilidades para organizar pequeños eventos con un mínimo de 30 asistentes. Convention Scotland considera a este conjunto de tres edificios como uno de los mejores del Reino Unido para organizar eventos profesionales. (www.glasgowsciencecentre.org)

LUGARES SINGULARES

En Escocia las autoridades públicas son conscientes del interés de abrir determinados espacios históricos para la organización de eventos. De ello deriva el amplio abanico de sus propuestas, gestionadas por Historic Scotland, no sólo en Edimburgo. De hecho, esta institución ofrece hasta 74 espacios en castillos repartidos por toda la nación.

Uno de los más destacados es el de Stirling, en el extremo occidental del estuario de Forth, que comienza en Edimburgo. En el país de Braveheart, dispone de pequeñas salas donde organizar reuniones de empresa. Los dos espacios abovedados pueden acoger 50 y 35 personas respectivamente.

Como complemento a la reunión es posible visitar el castillo, incluyendo las cocinas medievales, o privatizar los espacios para un evento nocturno o cena de gala. La capilla real suele ser sede de cócteles (hasta 300 personas), mientras que la cena se celebra en el Great Hall, con 400 asientos. Los jardines de la reina Ana están disponibles para organizar eventos al aire libre o asistir a un duelo entre espadachines. (www.historic-scotland.gov.uk/corpevents)

Otra opción muy atractiva es privatizar la biblioteca real de Edimburgo, en la Milla Real. Desde luego, la Signet Library es un lugar con encanto muy especial para la organizar de recepciones y cenas de gala hasta 220 comensales en su sala mayor. Los diferentes juegos de luz y las animaciones propuestas garantizan una velada agradable. (www.thesignetlibrary.co.uk). Heritage Portfolio es una de las empresas de catering escocesas con mayor prestigio. Se ocupa de la gestión de eventos en diferentes lugares históricos del país, entre los que figura esta biblioteca. (www.heritageportfolio.co.uk)

PARA TODOS LOS GUSTOS

Las “cuevas” de Edimburgo son las bóvedas que constituyen el puente Southbridge, también sede de celebración de eventos. Hasta 600 personas pueden asistir a recepciones de gala en espacios que antiguamente funcionaron como caballerizas del ejército francés. (www.conventionscotland.com/es)

Una abadía en ruinas, como la de Holyrood, en la región de Edimburgo, también puede ser sede de eventos al aire libre. La catedral de St. Andrews es una enorme ruina junto al mar. Y está en la cuna europea del golf: el mítico campo Old Course.

El yate real Britannia, que dejó de pertenecer a la reina en 1997, está varado en el puerto de Leith, a 3 kilómetros del centro de Edimburgo.  Combinando los espacios interiores y la cubierta, hasta 380 invitados pueden asistir a recepciones en los mismos espacios que anteriormente frecuentaron Winston Churchill, Gandhi oNelson Mandela. (www.royalyachtbritannia.co.uk)

Una reunión o comida de trabajo a bordo de un tren también es una alternativa en Escocia. The Royal Scotsmanpuede ser enteramente privatizado para eventos de empresa mezclados con magníficas vistas de las Tierras Altas (www.royalscotsman.com). Para eventos más grandes, el Museo de la Aviación se ofrece para organizar recepciones junto a un Concorde auténtico cuyo interior está abierto a las visitas.

El castillo de Dalhousie es sólo una más de las múltiples posibilidades que existen en Escocia para pernoctar en alojamientos tan singulares. Un marco de película, pero con spa. Su cercanía a Edimburgo lo convierte en una excelente alternativa a los hoteles tradicionales de la capital, a tan sólo cinco minutos de la ronda periférica, la misma que conduce al aeropuerto internacional.

Las praderas y el bosque que rodean a este edificio del siglo XIII invitan al paseo cuando cae el día. Cada una de sus 29 estancias está equipada con un escritorio que en algunos casos ocupa el interior de una torre. La capilla del castillo es privatizable para cócteles y recepciones de empresa. Para cenas de gala, la mayor sala medieval puede acoger hasta 100 comensales. (www.dalhousiecastle.co.uk). Cerca del castillo existe una pista de esquí artificial construída con soga.

DE COMPRAS POR LA CAPITAL

El horario comercial escocés se extiende desde las 9h hasta 18h sin cierre a mediodía. Los jueves las tiendas suelen abrir hasta las 20h. La Milla Real, que une el castillo con el palacio de Holyrood, es la principal arteria de la ciudad antigua y reúne numerosas tiendas de recuerdos. En esta parte antigua se sitúa la calle Victoria. Además de ser una de las más bonitas de la ciudad, cuenta tiendas que son un prodigio de originalidad. Por ella se accede a Grassmarket, donde se ubican los bares más famosos de Edimburgo.

Princess Street, con su monumento a Walter Scott, separa la zona vieja de los barrios modernos. La calle George, en la parte nueva, alberga las mejores tiendas. También bares de moda como The Dome, donde es recomendable hacer una parada para disfrutar de un marco excepcional. El lugar también dispone de cuatro salas en las que organizar eventos de empresa. (www.thedomeedinburgh.com)

En la zona antigua se encuentra uno de los comercios de referencia para comprar un kilt, el traje de gala escocés. En Geoffrey existe gran variedad de tartan, la tela de cuadros tan característica como variada, así como complementos tradicionales (www.geoffreykilts.co.uk). En la tienda 21st Century Kilts se venden trajes tradicionales adaptados a la estética actual. (www.21stcenturykilts.com)

CUNA DEL GOLF

Solamente en el área de Edimburgo hay 24 campos de golf. Sin duda, el más emblemático de toda Escocia es el Old Course de St. Andrews, a 80 km de la capital. Por él han desfilado los jugadores más conocidos del mundo. Las imágenes de los ganadores del Open británico levantando su trofeo sobre el pequeño puente de piedra forman parte de la historia de este deporte.

Jugar al golf en el Old Course no es sencillo porque se trata de un campo público y no es posible reservar con antelación. La selección de jugadores se realiza por sorteo. Una opción es reservar otro de los terrenos de juego del condado y disfrutar de un whisky en la cafetería del hotel Rusacks, otro de los emblemas de St. Andrews. Su privilegada situación, frente al hoyo 18 del Old Course y el mar, hace de él el establecimiento mas frecuentado por los golfistas en la ciudad.

Existen varios y grandes hoteles con campos propios en el pueblo. El Fairmont, de cinco estrellas, destaca por la amplitud de sus habitaciones y las bonitas vistas, así como por su spa con zona privatizable. Los diez espacios destinados a reuniones del hotel abarcan desde el auditorio, con capacidad para 106 personas, al salón Robert Burns, para 550. (www.fairmont.com/standrews)

St. Andrews no sería lo mismo sin el campo Old Course, pero tampoco sin el magnífico hotel del mismo nombre, situado junto al terreno de juego y con vistas inmejorables del campo y del mar. Detalles como la bañera de hidromasaje en la azotea marcan la diferencia de uno de los mejores establecimientos de Europa. El Old Course Hotel cuenta con salas panorámicas donde organizar degustaciones de whisky. Por algo el bar cuenta con más de 200 variedades de las mejores marcas del país. El centro de conferencias propio dispone de entrada independiente. La capacidad máxima para grupos de trabajo es de 600 personas. (www.oldcoursehotel.kohler.com)

WHISKY EXPERIENCE

Una de las actividades propuestas a los grupos de trabajo en Escocia es la degustación de los diferentes tipos de whisky originarios del país. A efectos de producción, Escocia se divide en cuatro regiones: Speyside, Island,Lowland y Highland.

Uno de los lugares en los que efectuar esta degustación es Experience Whisky, en la Milla Real de Edimburgo. Por 11 libras y en español, el visitante recorre la historia y elaboración de la bebida a bordo de un tonel. Como remate a la visita se celebra una degustación junto a la mayor colección de botellas del país. La diferencia de color y sabor es evidente cuando se tienen delante los cuatro líquidos, procedentes de cada una de las regiones productoras. Sólo falta decidir cuál se ajusta más al paladar del catador y llevarse una botella de recuerdo. A los que no aprecian el oro escocés siempre les queda que recurso de descubrir el Irn Bru, refresco nacional ¡más bebido en Escocia que la coca-cola! (www.scotchwhiskyexperience.co.uk)

THE BALMORAL El hotel de lujo más emblemático de la capital escocesa. Uno de sus restaurantes, el Number One, cuenta con una estrella Michelin y figura entre los mejores del país. Dispone de 188 habitaciones y spa. El mayor de los diez salones tiene capacidad para 350 personas en teatro. 1, Princess Street Tel. + 44 131 226 2414 / www.thebalmoralhotel.com

DALHOUSIE CASTLE & SPA Su bonito entorno añade aún mas encanto al hecho de dormir en un auténtico castillo medieval. Bonnyrigg, Nr Edinburgh, Midlothian Tel. + 44 187 582 0153 / www.dalhousiecastle.co.uk

THE GEORGE HOTEL Un 4 estrellas lujo con 249 habitaciones recientemente renovado. Su situación en el centro de la ciudad permite disfrutar a pie de la oferta comercial de la parte moderna de Edimburgo. Tras un corto paseo atravesando los jardines de Princess Street se llega al casco antiguo. 19-21 George Street Tel. + 44 131 225 1251 / www.principal-hayley.com/thegeorge

OLD COURSE HOTEL GOLF RESORT & SPA Un establecimiento legendario junto a un campo mítico. La piscina de hidromasaje exterior en la azotea y su spa Kohler refuerzan el ambiente de lujo de este establecimiento de 144 habitaciones. Centro de conferencias propio con entrada independiente. Miembro de The Leading Hotels of the World. St. Andrews Tel. + 44 133 447 4371 / www.oldcoursehotel.co.uk

THE SEAFOOD RESTAURANT Un emplazamiento único en St. Andrews, junto al mar. Menús de gran calidad a un precio medio de 45 libras sin bebida. Cocina abierta y magníficas vistas. Bruce Embankment. St. Andrews Tel. + 44 133 447 9475 / www.theseafoodrestaurant.com

WEDGWOOD THE RESTAURANT Uno de los establecimientos de referencia en el centro histórico de Edimburgo.Royal Mile, 267 Canongate. Edimburgo Tel. +44 131 558 8737 / www.wedgwoodtherestaurant.co.uk

ATRIUM Elegante punto de encuentro de famosos, ofrece una equilibrada combinación de comida mediterránea y escocesa. 10, Cambridge Street. Edimburgo Tel. + 44 131 228 8882 / www.restaurantnumberone.com

GUY´S RESTAURANT & BAR Una dirección con prestigio en Glasgow. 24 Candleriggs, Glasgow Tel. + 44 141 552 1114 www.guysrestaurant.co.uk

Degustación de whisky Una actividad para los momentos de lluvia… y de sol. En cualquier hotel es posible contratar una explicación con degustación incluida.

Visita de una destilería En The Famous Grouse, a 85 km de Edimburgo, no sólo es posible visitar uno de los centros de fabricación del whisky más antiguos aún en activo, sino organizar eventos de empresa para un máximo de 275 personas. www.thefamousgrouse.com

Zodiac en el estuario de Forth Una travesía en grandes barcas motoras y a toda velocidad. Los clientes reciben el equipamiento necesario para protegerse del agua. Posibilidad de avistar aves, focas y ruinas en los islotes. Una manera original de realizar el trayecto de Edimburgo a St. Andrews. Sea.fari Adventures Forth / www.seafari.co.uk

Highland Games entre empleados En muchos de los castillos de Escocia es posible organizar este tipo de juegos. Juegos a la escocesa En los juegos olímpicos a la escocesa (Highland Games) no se lanza la jabalina sino haggis embutido o un tronco de árbol; no se apunta a una diana sino que se visa una botella con una bota; no se cede el relevo en una carrera sino un carro de paja… Existen muchas posibilidades a la hora de organizar torneos entre grupos de empresa. Otra opción es aprender a tocar la gaita o el tambor, o bailar danzas tradicionales… Una jornada completa en lugares como el castillo de Dundas deja tiempo para exhibiciones de cetrería, una actividad muy arraigada en la región. En lugares como este, que pertenece a una de las familias con mayor solera del país, una gran carpa en el jardín se destina a conferencias o cenas de gala. Su situación, a diez minutos del aeropuerto de Edimburgo hace del castillo un buen remate a un viaje por Escocia. (www.dundascastle.co.uk)