HUESCA. Naturaleza y cultura con mayúsculas

HUESCA. Naturaleza y cultura con mayúsculas

Noemí Polls

Compartir

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Huesca, inaugurado hace apenas cuatro años, se ha convertido en símbolo de progreso de un destino cargado de historia y con la firme voluntad de crecer en el turismo de reuniones e incentivos. La conexión de alta velocidad con Madrid y Barcelona, pasando por Zaragoza, unas dimensiones urbanas muy manejables y la desbordante oferta natural de la provincia son las bazas de su propuesta emergente.

El mismo año de la inauguración del palacio de congresos, en 2008, vio la luz la Fundación Huesca Congresos (www.huescacongresos.com) con el objetivo fundamental de dinamizar un incipiente mercado de eventos y reuniones, así como promover los atractivos de la ciudad y su entorno. Una ciudad que, por su emplazamiento y su apuesta por el turismo de calidad, ofrece a los visitantes un estimulante abanico de propuestas nieve y deportes de aventura en entornos naturales únicos, sin olvidar su singular arquitectura monumental y una encomiable gastronomía.

“Que se oiga por todo el Reino“, esa fue el mandato del rey Ramiro para la campana de Huesca. Y lo consiguió, dentro y fuera y por los siglos de los siglos. Cuenta la leyenda que para ganarse el respeto, el monarca hizo cortar la cabeza de sus detractores y reunió al resto con la excusa de admirar la campana más grande construida jamás. En lugar de eso, los nobles allí congregados vieron la sangre y las cabezas presidiendo la sala.

En la actualidad, el Ayuntamiento de la ciudad alberga el cuadro de José Casado de Alisal que inmortalizó la leyenda. La contemplación de este lienzo puede ser un buen punto de inicio para disfrutar del impresionante patrimonio histórico de Huesca, con hitos insoslayables, como la catedral, los claustros de San Pedro o el Museo Provincial, así como la plaza del Mercado, los Cosos, la muralla medieval y los porches de Galicia.

Y es que Huesca, cuna del Reino de Aragón, atesora una importante herencia cultural y monumental que comprende desde el castillo medieval de Loarre, el mejor conservado de Europa, hasta el Centro de Arte y Naturaleza (CDAN), un vanguardista museo firmado por el arquitecto Rafael Moneo para albergar el legado del pintor José Beulas y exponer a los mejores creadores de arte relacionado con el medio ambiente.

ESPACIOS SINGULARES

El centro de Huesca ofrece una buena variedad de espacios singulares e históricos. Entre los más demandados están el Centro Cultural Matadero, el Museo Provincial, ubicado en un antiguo palacio románico de los Reyes de Aragón, el modernista Casino, el Teatro Olimpia, que data de 1925, aunque remodelado en el 2008, y el palacio renacentista de la Duquesa de Villahermosa.

El joven Palacio de Congresos y Exposiciones es una de las estrellas de la ciudad. Se trata de un edificio polivalente con un auditorio con capacidad para 782 personas, que además está dotado con un sistema de traducción simultánea en siete idiomas y bucle magnético mediante infrarrojos para personas con discapacidad auditiva. La sala polivalente cuenta con 1.200 m2 que permiten celebrar ferias comerciales, galas y proyecciones de gran formato. Además, dispone de un espacio exterior cubierto de 600 m2. Con el complemento de otras cuatro salas de dimensiones más reducidas, el palacio en un espacio de lo más versátil, con gran capacidad para adaptarse a todo tipo de eventos.

GASTRONOMÍA

Capítulo especial merece la gastronomía de la zona. Con poco más de 50.000 habitantes, Huesca ciudad ofrece tres establecimientos reconocidos con estrella Michelin. Otros muchos de calidad similar convierten a la capital y a la provincia en uno de los mejores destinos gastronómicos del país. Además de la estrella renovada este año de los restaurantes Las Torres y el Lillas Pastia, la edición de 2015 de la famosa guía ha otorgado la primera a Tatau Bistro.

La calidad y variedad de las tapas, junto a las populares “cazuelitas”, son fruto de la mezcla de la creatividad gastronómica y la calidad del producto de proximidad que ofrece la zona. Los caldos de la provincia, como los vinos de la tierra de la Hoya de Huesca o los procedentes de la denominación de origen de Somontano, son reconocidos a nivel internacional. Las visitas a las bodegas cercanas y la organización de catas adaptadas para cada grupo se han convertido en un atractivo más.

La ciudad también tiene una larga tradición repostera. El dulce más antiguo y típico son las castañas de mazapán. El pastel ruso, consistente en una delicada combinación de avellana, almendra, clara de huevo, azúcar y mouse de praliné, está considerado como un producto de la más alta gastronomía. Parece ser que este dulce gustaba especialmente a los zares de Rusia y de allí su nombre. Las trenzas de Almudévar son fruto de una receta que aprovecha la alta calidad del trigo de la comarca como base de un original y exquisito producto de pastelería. Se compone de harina de trigo, azúcar, sal, mantequilla, levadura, huevo, almendra, nuez y pasas de uva.

ENTORNO NATURAL

Junto a los atractivos culinarios, el valor histórico-artístico de la capital, sus encantadores venues o una sencilla estructura urbana que hacen de ella un lugar especialmente cómodo para mover grupos, la ciudad de Huesca tiene el privilegio de estar rodeada de una naturaleza excepcional.

La provincia es de un enorme atractivo por ser tierra de contrastes, desde las abruptas montañas del Pirineo hasta sus extensas llanuras, y de los verdes bosques al desierto rojizo de Los Monegros, con todas las posibilidades para actividades en grupo que ofrecen. Muy cerca de la capital se encuentran algunas de las mejores estaciones de esquí, así como espacios naturales únicos, entre ellos el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, donde se puede practicar senderismo, parapente, descenso de barrancos y muchas más cosas.

Para organizar pequeñas rutas turísticas cercanas, a tan sólo unos minutos de Huesca se pueden descubrir pequeñas localidades muy interesantes, en su mayoría poco conocidas: el pueblo medieval de Alquézar, el renacentista de Fonz, Bolea con su colegiata, el castillo de Loarre o el Monasterio de San Juan de la Peña, enclavado en la roca de la montaña, sin olvidar las sorprendentes formaciones geológicas de los Mallos de Riglos. Desde luego, un buen puñado de razones para abrir hueco en la industria MICE.

ABBA HUESCA ****
A 3 minutos de la estación intermodal, con parada del AVE, y a escasos metros del palacio de congresos, es un excelente punto de partida para cualquier actividad en la ciudad. Sus 84 habitaciones ofrecen un diseño contemporáneo y el conjunto tiene un aire cálido y relajado. Amplio hall con lucernario. Los salones cuentan con capacidad para 450 personas y una altura de más de 3 metros. Las instalaciones se completan con un bar-cafetería, un gimnasio y una piscina exterior. También cuenta con garaje.
Tarbes, 14. Huesca
Tel. 974 292 900 / huesca@abbahoteles.com

SANCHO ABARCA ****
Reconstruido íntegramente en el 2010 y ubicado en el centro de la ciudad, está integrado entre restos arqueológicos de la época romana y musulmana abiertos a visitas. Cuenta con 57 cómodas y modernas habitaciones, además de zona de spa. También dispone de una sala polivalente para reuniones y eventos.
Coso Alto, 52. Huesca
Tel. 974 22 06 50 / hotel@hotelsanchoabarca.com

DOMMO
José Pueyo y Begoña Mata están al frente de un proyecto gastronómico basado en técnicas culinarias tradicionales, con gran respeto hacia los productos del día pero presentados y combinados de forma diferente.
Avenida de los Pirineos, 23. Huesca
Tel. 974 232 329 / info@dommohuesca.com

EL ORIGEN
Como ya adelanta su nombre, el origen de los elementos es una de las bazas del restaurante que dirige desde la cocina Óscar Viñuales. Espacioso y bien ubicado en el centro de Huesca, con una amplia terraza, en su oferta abundan, con nombres y apellidos, los productos de la provincia, desde los garbanzos de la Hoya a las tortetas, aunque ello no suponga desdeñar otros platos, aragoneses o de fuera. Un magnífico ejemplo de cómo trabajan los jóvenes cocineros oscenses.
Plaza del Justicia, 4. Huesca
Tel. 974 229 745 / elorigenhuesca@gmail.com

LILLAS PASTIA
En la planta baja del edificio más significativo del Modernismo de Huesca: el Círculo Oscense o Casino. Esta especializado en la cocina con trufa negra y cuenta con el reconocimiento de una estrella Michelin.
Plaza Navarra, 4. Huesca
Tel. 974 211 691 / reservas@lillaspastia.es

LAS TORRES
Fundado en 1989 por los tres hermanos Abadía, diez años después de su apertura obtenía la estrella Michelin que mantiene hasta la actualidad. Tras la muerte de Fernando, en 2006, sigue bajo la tutela de Rafael que, además de haber sido reconocido como mejor maître de Aragón en 2012, es un sumiller de gran reputación.
María Auxiliadora, 3. Huesca
Tel. 974 228 213 / lastorres@lastorres-restaurante.com

TATAU BISTRÓ
La más reciente estrella Michelin de la ciudad, que estrenó en la última guía, para un restaurante donde las tapas dominan la carta. El hecho de elaborarlas con productos de temporada con los criterios de la alta cocina es lo que ha llevado a Tonino Valiente, su cocinero, a lo más alto.
San Lorenzo, 4. Huesca
Tel. 974 042 078 / www.tatau.es

EL CASTILLO DE SAN LUIS
Situada en las afueras de la capital, esta finca rodeada de jardines y con una gran terraza ofrece un espacio singular con capacidad para unas 150 personas. Cocina caracterizada por los productos de alta calidad, seleccionados con riguroso mimo y presentados de manera innovadora.
CN 330, km 563. Partida Pebredo, s/n
Tel. 974 221 145 / www.castillodesanluis.com

A vista de pájaro
Un vuelo cautivo en globo, desde la explanada entre Bolea y Loarre, siempre que se den las condiciones meteorológicas adecuadas, permite disfrutar de las vistas privilegiadas que ofrece un entorno natural cargado de contrastes.

Dar de comer a los buitres
No lo hace el visitante, sino el naturalista Manuel Aguilera, el alma de La Casa de los Buitres, situada en Santa Cilia de Panzano. Se trata de un centro de observación de buitres, quebrantahuesos y alimoches donde se puede experimentar una relación especial con las aves, dada la cercanía con la que interactúan.
Tel. 974 340 015
aytocasbasdehuesca@aragon.es

El arte del maridaje
En las bodegas Edra se elabora un vino de calidad envejecido en roble procedente del viñedo propio colindante. Aquí se puede organizar una cata y una comida maridada comentada por un enólogo después de una vista guiada por las instalaciones.
Tel. 679 420 455
www.bodega-edra.com / edra@bodega-edra.com