ISRAEL. Poco que temer, mucho por descubrir

ISRAEL. Poco que temer, mucho por descubrir

Compartir

Tierra Santa ofrece múltiples posibilidades para la organización de eventos de empresa y viajes de incentivo. Más allá del conflicto entre árabes y judíos, Israel se muestra como un destino de marcados contrastes que tiene casi todo para deleitar al viajero: desiertos deslumbrantes, mares vivos y muertos, hermosas montañas asomadas sobre el Mediterráneo y también animada vida nocturna… En el centro de todo ello, la imponente Jerusalén, un libro abierto de los últimos milenios de la civilización occidental.

¿POR QUÉ?
Grandes contrastes.
Interés histórico y social.
Buenas infraestructuras.
Actividades distintas.
Distancias cortas.

¿CUÁNTO?
A partir de 500 € i/v Madrid-Tel Aviv. 1.500 € en clase business.

¿CUÁNDO?
Según las actividades, evitar el verano.

Israel ocupa titulares casi a diario debido al conflicto árabe-israelí y a sus tormentosas relaciones con países vecinos. Sin embargo, poco o nada se conoce sobre sus atractivos turísticos. Y es una lástima, porque dispone de recursos de primera categoría para el viajero corporativo y vacacional, con la ventaja de que se concentran en muy poco espacio. El país apenas tiene 470 km de largo y 135 de ancho.

No se puede soslayar que las estrictas medidas de seguridad que aplican las autoridades tanto para entrar como para salir del país puedan resultar desesperantes en muchas ocasiones. Los registros de los equipajes son exhaustivos y los interrogatorios antes de embarcar también. Pero con un poco de paciencia y buena voluntad no tiene por qué haber problemas, sobre todo si el acompañante del grupo realiza un buen trabajo previo de organización del itinerario.

Una vez dentro, llama la atención la seguridad que se respira, aunque sea a costa de ver soldados armados, con o sin uniformes, por todos lados. Los israelíes están tan convencidos de la eficacia de sus medidas que la compañía aérea El Al es de las pocas que entrega cubiertos metálicos con sus menús.

La entrada se realiza a través de aeropuerto internacional Ben Gurion, en Tel Aviv-Yafo. Existen conexiones aéreas con España operadas por Iberia y El Al en vuelo directo y código compartido: desde Madrid, tres vuelos diarios entre semana, dos los sábados y cuatro los domingos. Desde Barcelona, un vuelo diario entre semana. Los precios de un viaje i/v parten de los 377 euros en clase turista promocional, hasta los 1.913 euros de un billete en clase business. Existe en Tel Aviv un segundo aeropuerto, Dov, especializado en vuelos chárter hacia el sur del país (Eilat), así como en jets privados.

EN POCO ESPACIO

En tan solo 22.072 km2 Israel concentra paisajes y lugares muy diversos en los que prácticar actividades muy diferentes. A tan sólo 60 kilómetros de Tel Aviv, corazón de la modernidad y cosmopolitismo israelí, se sitúa la capital del país: Jerusalén. Centro espiritual de Tierra Santa, lugar sagrado de primera categoría para judíos, musulmanes y cristianos, ofrece al viajero una atmósfera muy diferente de Tel Aviv, la capital económica de Israel, ciudad que mira a sus playas, repletas de terrazas y con mucho ambiente nocturno.

La red de carreteras cuenta con buena señalización y se encuentra en buenas condiciones. Es una de las maneras de recorrer el país y descubrir sus cambiantes paisajes. En poco más de cuatro horas se abandona el mar Mediterráneo para llegar al mar Rojo, en la confluencia de las fronteras israelí, jordana y egipcia. En el mismo día se puede pasear por el desierto en camello y nadar con los delfines en el mar Rojo. Apenas dos horas separan el centro del país del mar Muerto, en la frontera con Jordania. A una distancia similar se encuentra la montañosa región de la Galilea y su lago de Tiberíades.

TEL AVIV-YAFO

La primera imagen que se encuentra el viajero cuando divisa la costa israelí desde el avión son los rascacielos de la moderna Tel Aviv. La ciudad despliega indudables atractivos, empezando por sus excelentes playas de arena finísima, y siguiendo con la animación de sus calles y mercados. El antiguo puerto es hoy una zona de ocio rebosante de terrazas en verano. Al fondo, las partidas de matkot, el tenis de palas que tanta afición despierta entre los israelíes, colma el ambiente con su sonido tan característico.

La ciudad, que cumple este año el centenario de su fundación, es fruto de la unión de Yafo (Jaffa para los anglosajones), primera ciudad hebrea ya mencionada en la Biblia, y la actual parte moderna, sede financiera del país. Recorrer durante el día los vericuetos del mercado del Carmel supone sumergirse en una orgía de cachivaches, gritos de vendedores, verduras, ropa y especias.

Junto al Carmel se sitúa la vía peatonal Nahalat Binyamin, con su mercado de creaciones artísticas locales. Pero es quizá el barrio de Neve Tzedek el más animado y cosmopolita de la ciudad. Por el día las tiendas más vanguardistas despliegan todo su glamour y por la noche, sus bares y restaurantes rebosan de vida con una oferta variada, incluso para los que buscan la etiqueta gay friendly. Calles como Shenkin, Lilienblum o el bulevarRothschild son las grandes protagonistas de esta zona burguesa y bohemia a la vez.

El visitante de Tel Aviv no debería perderse los estímulos de la noche. Cualquier día de la semana es bueno para ello. Familias judías privatizan salas de restaurantes para celebrar el inicio del shabat (día de descanso) desde la puesta del sol del viernes, mientras gente de todas las edades y procedencias disfrutan de la noche en los numerosos locales de la ciudad.

El fin de la jornada puede coincidir con un espectáculo de música o danza en el centro Suzanne Dellal(www.suzannedellal.org.il). También es buena opción continuar la velada en la zona del puerto viejo, repleta de restaurantes, o en cualquier bar de Neve Tzedek.

En el centro de la ciudad, el Sublet Roof Bar es uno de los lugares de moda. Ocupa una gran terraza entre rascacielos de oficinas, la entrada es gratuita, aunque selectiva, y sólo las vistas del paseo marítimo merecen la visita. Clara Bar Beach es amplia discoteca al aire libre sobre una escollera junto a la playa con ambiente muy agradable y gente guapa. Desde luego, uno de los locales mas frecuentados de Tel Aviv actualmente. TLV es el local interior más famoso de la ciudad para bailar hasta el amanecer.

ESPACIOS DE TRABAJO

Las dos terceras partes de las transacciones comerciales que se realizan en Israel tienen lugar en Tel Aviv. Por eso, el centro de financiero israelí cuenta con varios hoteles especializados en clientela corporativa. El último en inaugurarse es el Crowne Plaza City Center, en los espectaculares rascacielos que se sitúan a quince minutos en coche del aeropuerto y a media hora de la playa, a la que se puede llegar mediante un autobús gratuito cada dos horas.

El hotel ocupa los pisos 11 a 23 y los huéspedes tienen derecho a disfrutar del gimnasio mejor equipado de Tel Aviv, ubicado en el mismo edificio. El establecimiento dispone de cuatro salas de reuniones, todas con luz natural. La mayor de ellas tiene capacidad para 100 personas. Los detalles están tan cuidados en este hotel de decoración fresca y colorida, que hasta la caja fuerte tiene toma de corriente para dejar cargando el portátil.

A pie de playa también existen buenas opciones para la clientela que viaja por trabajo. El de mayor categoría es elHilton. En sus diecisiete pisos cuenta con tres plantas ejecutivas y una business. Entre sus instalaciones incluye un avanzado centro médico. El espacio para convenciones está formado por diez estancias de distintos tamaños, además de doce pequeñas salas para reuniones reducidas.

El Dan Tel Aviv, perteneciente a la cadena local Dan Hoteles, con 13 establecimientos repartidos por todo el país, es otro de los clásicos y ofrece uno de los desayunos más completos del país. La conexión a internet es de pago, como en la mayoría de hoteles de Israel, aunque ofrece acceso gratuito en el centro de negocios. Dos de sus diez salas de reuniones tiene vistas al mar.

Tel Aviv-Yafo cuenta con un recinto ferial en proceso de ampliación: el Israel Trade Fairs & Convention, con nueve pabellones. El proyecto, que finalizará en 2015, incluye la construcción de un hotel. Los pabellones serán renovados hasta crear un nuevo conjunto de seis. Dispone de conexión ferroviaria con el aeropuerto (www.fairs.co.il).

DESIERTO DEL NEGUEV

Atravesar el país con destino al mar Rojo permite descubrir el desierto de Neguev, una gran extensión de piedras y cantos rodados que, de alguna forma, es continuación de la península del Sinaí, en Egipto. Las rocas adquieren aquí colores extraordinarios y no es difícil ver colonias beduinas árabes alternándose con kibbutzs, las granjas colectivizadas de los judíos más militantes. En varios de ellos existen hoteles en los que, además de conocer el estilo de vida de estos pioneros, también se pueden encontrar espacios para celebrar reuniones o pequeñas presentaciones  (www.kibboutz.co.il).

Entre amplias mesetas, colinas erosionadas y torrentes secos, destaca el cráter Ramón, uno de los más grandes del mundo. Lo que parece un valle es en realidad el fondo de un antiguo mar cuyas rocas sedimentarias comparten espacio con la roca volcánica que afloró del centro de la tierra. El resultado es un paisaje lunar en el que malvas, beiges, ocres y marrones oscuros se mezclan con negros y rojos mostrando un conjunto muy llamativo.

La parte más meridional del país es el punto de confluencia de varias fronteras que se pueden divisar desde el mirador del monte Chizkiyahu. Egipto, Jordania e Israel se extienden a los pies del viajero, que puede disfrutar del mar Rojo en los doce kilómetros de costa que corresponden al país hebreo, en la ciudad de Eilat y sus alrededores.

MAR ROJO

Eilat es una ciudad de vacaciones. El viajero de negocios apreciará mejor el ambiente en temporada baja, menos ruidosa y sin tanta aglomeración en las playas o el paseo marítimo. El clima es muy suave en invierno (18-20º). Todo el año es posible realizar actividades: natación y buceo con los delfines, observación de corales en el Underwater Observatory, inmersiones en la barrera coralina, paseos en camello…

La infraestructura para la organización de eventos de empresa y reuniones a puerta cerrada es de calidad. El hotel más apropiado es el Herods, aunque Royal Beach Isrotel y Dan Eilat también disponen todo el confort necesario para trabajar en buenas condiciones en las habitaciones, tanto en sus salones como en sus habitaciones.

El Royal Beach Isrotel pertenece a una de las cadenas más emblemáticas del país y está menos orientado a la clientela vacacional que la mayoría de establecimientos en Eilat. Un signo diferenciador es la inexistencia de un departamento de animación. La terraza panorámica del piso 16 acoge numerosos eventos de empresa con las magníficas vistas del mar Rojo y las montañas que lo enmarcan como perspectiva. El hotel tiene acceso directo a la playa y es propietario del pub más famoso de la ciudad, el Three Monkeys Pub (www.isrotel.co.il).

El desierto y las montañas de Eilat son escenario de numerosas actividades de incentivo que pueden ser programadas desde los mismos hoteles: avistamiento de aves, paseos en camello, caballo, escalada, rappel… Es posible incluso pernoctar en tiendas inspiradas en las que utilizaron los hebreos que, en el siglo XIII a.C., atravesaron el desierto de Egipto siguiendo a Moisés hacia la Tierra Prometida.

La práctica de deportes relacionados con la playa es otro de los alicientes de la ciudad: desde el windsurf o el kype al kayak o la moto acuática, pasando por los paseos en yate o la diversión en las numerosas terrazas que bordean el mar. Además, Eilat puede ser punto de partida para excursiones de un día a la extraordinaria ciudad nabatea de Petra, en Jordania. También es posible organizar eventos de empresa al aire libre en las desérticas montañas de los alrededores.

A tan sólo dos horas en coche del mar Rojo, siguiendo el camino de Arava y la frontera con Jordania, está el mar Muerto. El lugar más bajo de la tierra, a 420 m bajo el nivel del mar, es una experiencia en sí misma: flotar en el agua debido a su densidad no sólo puede servir para relajarse, sino incluso para celebrar ¡un desayuno de empresa! Operadores como Esthet se encargan de organizarlo. También son usuales las presentaciones en alguna de las laderas que dan al mar, así como los tratamientos con barro.

CIUDAD SANTA

Jerusalén, punto de confluencia las tres grandes religiones monoteístas, es un destino religioso de primer orden mundial, pero también la capital del país, por lo que dispone de excelentes infraestructuras para acoger reuniones y eventos. Mención especial merece el hotel King David, un escenario vivo de la historia de Israel, antes incluso de su fundación. Celebridades del mundo entero se han alojado en este establecimiento, cuya solera se percibe nada más atravesar la puerta de entrada. Inaugurado en 1931, es el hotel más antiguo de la ciudad. Una fabulosa colección de fotos históricas decora los pasillos y las suites.

El hotel más nuevo es el Mamilla, recién inaugurado, con bonitas vistas a la ciudad vieja y acceso directo a laavenida comercial Alrov Mamilla. Otros hoteles de cinco estrellas han sido renovados, como el Citadel David,del mismo grupo Alrov. Este establecimiento dispone de una estupenda terraza que tiene a las murallas del viejo Jerusalén como telón de fondo. Por supuesto, una excelente opción para organizar cócteles o eventos. La gran sala modulable del piso bajo puede acoger hasta 700 personas.

La Ciudad Santa cuenta con un gran palacio de congresos, el Jerusalem International Convention Center,que puede albergar hasta 3.000 personas en el auditorio, renovado hace apenas dos años. Dispone de otros cuatro auditorios más pequeños, así como salas modulables. Las cuatro entradas separadas al edificio permiten preservar la privacidad de cada evento. Junto al recinto está el hotel Crowne Plaza (www.iccjer.co.il).

INCENTIVOS

La visita a la Ciudad Vieja es ya una excelente actividad de incentivo, debido a su inmensa carga histórica y al contraste de las comunidades que viven en ella, con sus barrios árabe, cristiano, judío y armenio. Aquí se encuentra el primer lugar santo de la religión judía, el peculiar Muro de las Lamentaciones, vestigio del Templo de Jerusalén, dos veces destruido.

Justo encima está la roca fundamental, el lugar en el que Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo y desde donde Mahoma ascendió al cielo en un animal mitológico, según la creencia islámica. El lugar está protegido por la deslumbrante Cúpula de la Roca. Junto a ella se yergue la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar santo de los musulmanes, después de La Meca y Medina. La visita del entorno, conocido como la Explanda de las Mezquitas, está restringida a determinadas horas del día.

La cuna espiritual del cristianismo también se sitúa en el interior de la Ciudad Vieja, en la Iglesia del Santo Sepulcro. Siguiendo las 14 etapas de la Vía Dolorosa (Vía Crucis) el viajero accede al lugar que alberga el punto donde, según la Biblia, estuvo clavada la cruz de Jesús y la gruta en la que fue enterrado posteriormente.

Esta importancia religiosa otorga a Jerusalén una atmósfera incomparable. La posibilidad de organizar encuentros o eventos en escenarios bíblicos es una opción que pocas ciudades pueden ofrecer. La Torre de David, por ejemplo, es utilizada muy a menudo para celebrar cenas de gala con el añadido de su magnífica vista panorámica.

Otros espacios para la organización de eventos son los museos de la ciudad, entre los que destaca el Museo de Israel, centro de estudio y depósito de los manuscritos del Mar Muerto (www.imjnet.org.il). También merece una visita el Yad Vashem, dedicado al Holocausto, un remanso de paz y de memoria incrustrado entre los pinos y abetos del Monte Herzl, que acoge además el cementerio nacional, donde están enterrados héroes y grandes políticos de la historia de Israel.

Para aligerar el peso de la historia y la religión, no viene mal darse un paseo nocturno por Nahalat Shiva, en la parte moderna de la ciudad. Este barrio creado en el siglo XIX es actualmente una zona peatonal con numerosos restaurantes, bares y discotecas que demuestran que en Jerusalén no sólo se reza.

CROWNE PLAZA CITY CENTER Inaugurado en junio de 2008, es el más moderno de los hoteles especializados en clientela corporativa. De 5* Lujo, está muy cerca del centro de convenciones de la ciudad y a media hora en coche de la playa. 132, Menachem Begin Road. 6453 Tel Aviv www.crowneplaza.com

DAN HOTEL TEL AVIV Confortable y frente al paseo marítimo. En el business center hay conexión gratuita a internet. De sus 280 habitaciones, 40 son suites y 80 ejecutivas. La estándar de luxe ronda los 350 dólares por noche. 99, HaYarkon Street. 63432 Tel Aviv Tel. + 972 520 25 25

KING DAVID Histórico y con solera. Dispone del jardín privado más grande de la ciudad. Cada espacio de reuniones es un pequeño museo y los espacios exteriores ofrecen múltiples opciones. King David St. Jerusalén Tel. + 972 620 88 88

CITADEL DAVID Excelente situación, junto a la entrada a la Ciudad Vieja y al nuevo espacio comercial Mamilla. 7, King David St. Jerusalén Tel. +972 621 11 11 www.thedavidcitadelcom

INBAL El más barato de los hoteles de cinco estrellas que se sitúan a los pies de la Ciudad Vieja. Buena terraza panorámica. 3, Jabotinsky St. 92415 Jerusalem Tel. + 972 675 66 66

HERODS Tiene la mayor sala de reuniones del sur de Israel. El hotel se divide en tres partes: Palace, Vistalis y Forum, esta última como un edificio independiente privatizable para empresas. El Forum acoge The Pavillion, con capacidad para 1.200 personas. Su estructura circular llena de ventanas permite inundar el espacio de luz natural.North Shore Eilat. 88103 Eilat Tel: + 972 638 00 00 www.herodshotels.com

BOYA En el antiguo puerto de Tel Aviv, con una bonita terraza frente al mar. Tel Aviv Port – The Old Hataarucha Gardens, Shefech Hayarkon Tel. + 972 544 61 66

NANA BAR Atractiva decoración en pleno barrio de Neve Tzedek. Ahad Ha’am 1, Neve Tzedek. Tel Aviv Tel. + 972 516 19 15

BAHAZER Cocina mediterránea de calidad. 31, Jaffa St. Jerusalén Tel. + 972 026 25 95 70

ZUNI Buenos platos en la parte más animada de la ciudad moderna. 15, Yoel Moshe Solomon. Jerusalén Tel. + 972 625 77 76

THE LAST REFUGE Especializado en mariscos y pescados. Coral Beach Marin. Eilat Tel. + 972 637 36 27

Actividades de incentivo

Algunas ideas aportadas por Amnon Ben-David, director de la agencia de receptivo Eshet (www.eshetincoming.com)

Desayuno flotante. Las cualidades del mar Muerto hacen posible organizar un desayuno dentro del agua con bandejas flotantes. Las cálidas temperaturas permiten hacerlo incluso en invierno. También se ofrecen partidas de ajedrez en el agua.

Proyecciones en piedra. Un toque excepcional para cualquier presentación es proyectar mensajes sobre la fachada de piedra de la Torre de David, en Jerusalén, mientras se disfruta de una cena de gala.

Viaje mágico. El viajero sale de su lugar de procedencia con la única indicación de llevar determinado tipo de ropa. Toda la organización oculta el destino final del viaje hasta llegar a una suntuosa recepción en el desierto cerca de Eilat.

Cena en una fortaleza. A los asistentes se les facilita indumentaria de la época de la Biblia para reproducir pasajes de las Sagradas Escrituras.

Degustación de vinos israelíes. Con cena de gala en un viñedo perteneciente a un kibbutz.

Actividades de ocio

Vivir la noche en Tel Aviv. Es posible efectuar una visita guiada de la ciudad descubriendo sus atractivos nocturnos. El precio de una cerveza en un local de moda es de 20 shekels, unos 4 €. (www.turisrael.com).

Ruta en 4×4. En el desierto de Neguev, descubriendo aves, los tonos cambiantes de la roca y cráteres como el de Ramón (www.eshetincoming.com)

Paseo en camello. Por las montañas de Eilat, puede extenderse a varios días con estancia en tienda beduina.(www.camel-ranch.co.il).

Nadar con los delfines. En el delfinario Dolphin Reef Eilat nueve delfines nadan con los clientes en una zona cerrada del mar. El espacio dispone de una zona de relax con piscinas terapéuticas (www.dolphinreef.co.il)