La letra pequeña del fin del roaming

La letra pequeña del fin del roaming

Compartir

Mañana se pondrá fin a los recargos por itinerancia en Europa y comenzará el ‘roam like at home-, según lo ha denominado la Comisión Europea. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos aspectos sobre dónde y cómo se podrá usar el móvil sin miedo a un asalto a la factura.

Aunque ya unos cuantos operadores se han adelantado a la fecha oficial, a partir del 15 de junio no se podrá cobrar un recargo por usar el móvil dentro de la Unión Europea. Es decir, gracias al acuerdo entre la Comisión Europea y las operadoras, se podrá llamar, enviar SMS y navegar con la misma tarifa.

Las tarifas funcionarán igual en el país de origen que en cualquier otro país de los incluidos. Por ejemplo, si se tiene contratado 1 GB, al salir de España se descontará de esa misma bolsa de datos. Si las llamadas cuentan 0 céntimos por minuto más el establecimiento, lo mismo se pagará cuando se viaje. O si se tiene llamadas y/o mensajes ilimitados también se tendrá mientras se viaja. Todo lo aplicable a una tarifa nacional se aplica al viajar, incluido el exceso de datos.

PAÍSES DONDE SE APLICA

En los 28 países miembros de la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Países Bajos, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía y Suecia.

Respecto al Reino Unido, aunque está prevista su salida de la Unión de aquí a dos años, podría permanecer en este acuerdo en función de las negociaciones de la Comisión Europea.

¿Y FUERA DE LA UE?

Ojo con Andorra y Suiza, que aunque estén en Europa, no así en la UE. El acuerdo solo afecta a los 28 países de la Unión Europea. Sin embargo, algunas operadoras han ampliado la lista para competir con mejores ofertas de roaming. En España, Movistar y Orange también han eliminado los costes adicionales para Noruega, Islandia y Liechtenstein. Vodafone lo ha hecho para Estados Unidos, Islandia, Noruega, Liechtenstein, Suiza, Albania y Turquía. Para el resto de países, las operadoras seguirán aplicando recargos.

ROAMING PARA VIAJES OCASIONALES

El acuerdo entre la CE y las operadoras es para quienes tengan que utilizar el móvil de forma ocasional en viajes fuera de su país de residencia. requisito para el cliente es residir (o mantener algún tipo de vínculo) en el país donde contrata la línea móvil.

De hecho, si el operador detecta el uso en roaming permanente o cualquier otro tipo de uso abusivo, lo primero será avisar a su cliente. Éste tendrá 15 días para desistir del uso que esté haciendo o justificarse. Si tras ese periodo ni se cambia ni el uso ni se justifica, el operador podrá empezar a aplicar un sobrecargo al uso en roaming, pudiendo alcanzar un máximo de 23 céntimos el minuto en llamadas y los 24 céntimos por mega consumido.

TARIFAS PREPAGO

Los clientes que pagan por adelantado para usar su móvil también se benefician de la nueva normativa: ahora las tarifas de prepago en itinerancia son iguales a las nacionales. No obstante, las operadoras podrán aplicar un límite de datos. Ese límite será, como mínimo, el equivalente a dividir entre 7,70 euros el crédito restante de la tarjeta prepago. Es decir, si se tiene un crédito restante de 12 € en el momento que se llega al extranjero, se podrá gastar 12/7,70 = 1,5 GB de datos en roaming.

TRABAJADORES EXPATRIADOS

La normativa que pone límites al roaming gratis quiere evitar el roaming permanente, y por tanto los operadores podrían poner pegas a aquellos que trasladen su residencia a otro país durante un largo periodo. Aunque ese uso en roaming constante tiene una razón, no se trata de un fraude, y está contemplado en la normativa, puede salir a cuenta contratar una tarifa local. Igualmente, acreditando ante el operador el motivo de la estancia prologanda, éste no debería poner restricciones al uso de la tarifa en roaming.