Las reservas anticipadas siguen siendo el caballo de batalla del business travel

Las reservas anticipadas siguen siendo el caballo de batalla del business travel

Análisis de las empresas conectadas al sistema Pursuit

Compartir

Las reservas de los viajes de negocios siguen realizándose con poca antelación. Según un estudio realizado por Travel Loop con datos de 2016 recogidos por su herramienta de autorreserva, la media es de 13 días en los vuelos nacionales y de 24 en los internacionales.

El gasto medio de las empresas conectadas al sistema Pursuit de Travel Loop durante este año fue de 218 euros en vuelos nacionales, y 671 en internacionales. En los hoteles, la factura por noche ascendió a 156 euros en España y a 226 en estancias internacionales.

La flexibilidad a la hora de reservar es una de las exigencias en los viajes corporativos. De hecho, uno de los factores que marcan el business travel es la poca antelación con la que se realizan las reservas.En concreto, los vuelos nacionales se reservan con una media de 13 días de antelación y en el caso de los internacionales tienen una media de 24 días antes. Los hoteles todavía se adquieren con menor antelación: en destinos nacionales con tan solo 8 días de media y los internacionales con 13.

Los viajeros corporativos normalmente se alojan uno o dos días máximo. Es la media tanto en destinos nacionales como internacionales. También coinciden en la categoría de los hoteles: todos suelen reservar en alojamientos de 4 estrellas. El régimen más solicitado es el de alojamiento y desayuno, seguido del de solo alojamiento, la media pensión y en último lugar el todo Incluido, tanto en destinos nacionales como internacionales.

La ciudad de origen desde donde más se vuela es Madrid y la que más viajeros recibe, Barcelona. No es de extrañar, por tanto, que el vuelo más reservado para viajeros corporativos sea el puente aéreo Madrid- Barcelona y viceversa. Otros trayectos más reservados son Bilbao-Madrid y Barcelona-Bilbao.

En cuanto al tren, la tónica es parecida: Madrid-Barcelona ha sido el trayecto estrella para viajar en tren en 2016. Le siguen Madrid-Pamplona, Madrid-Valladolid y Madrid-Sevilla. Por supuesto, el tipo de tren más reservado fue el AVE, sobre todo en clase turista.