MALASIA. Concentrado de Asia

MALASIA. Concentrado de Asia

Compartir

Las torres Petronas de Kuala Lumpur simbolizan la modernidad de un país desconocido para muchos. Es tan exótico como Tailandia; tan vanguardista como Singapur; la sonrisa protagoniza cualquier contacto humano como en Camboya; la jungla es tan espectacular como en Indonesia… Malasia es un excelente concentrado de la diversidad asiática.

¿POR QUÉ?
Mezcla de exotismo y modernidad.
Calidad de las infraestructuras.

¿CUÁNTO?
A partir de 676 € en clase Turista.
De 6.511 € en Business desde Madrid (al menos una escala).

¿CUÁNDO?
De marzo a octubre.
Evitar la zona este en enero y febrero.

Aunque no hay vuelos directos entre España y Kuala Lumpur, poco a poco la capital malaya se acerca a Europa en avión. Malaysia Airlines ofrece enlaces desde Madrid vía Roma. La compañía de bandera nacional operará el destino desde Londres a bordo del A380 a partir del verano (www.malaysiaairlines.com). Lufthansa cuenta con un vuelo directo desde Fránkfurt. La low cost Air Asia programa rutas directas desde París y Londres (www.airasia.com).

Kuala Lumpur (KL) no tiene nada que ver con otras capitales asiáticas. Apetece perderse en ella sin sentirse devorado. A pesar de que solo tiene dos millones de habitantes, el Gobierno ha decretado que la capital política está saturada. Por eso decidió en 1993 hacer de Putrajaya, surgida de la nada a 25 km al sur de la gran urbe, el centro administrativo del país. En pleno “Silicon Valley malayo”, Putrajaya interesa a quienes tengan la curiosidad de visitar una ciudad incipiente o tengan cita en alguno de los edificios gubernamentales. Quien quiera vida, que la busque en KL.

KUALA LUMPUR

A 65 km del flamante aeropuerto internacional, la manera más rápida de llegar al centro es el tren KLIA Ekspres, con final en la estación Sentral. Está conectada al resto de la ciudad con un curioso monorraíl que hace función de metro. Los viajeros con suerte podrán admirar la joya de la corona desde el avión: las torres Petronas. Las gemelas más altas del mundo son especialmente espectaculares por la noche. Parecen una enorme joya.

Es posible divisar la ciudad desde el piso 41 y su skybridge, aunque para ello hay que conseguir una de las 1.600 entradas gratuitas que se distribuyen cada día a primera hora. Incluso más interesante es la panorámica de la urbe, y de las mismas Petronas, desde la torre KL, segundo símbolo de la capital. En el área de las Petronas se encuentra el KL Convention Center, con cinco espacios para exhibiciones, un auditorio con capacidad para 3.000 personas y 23 espacios destinados a reuniones y eventos para grupos entre 30 y 1.860 personas (www.klccconventioncentre.com). El proyecto de expansión en curso finalizará en 2013. Frente al complejo, y conectado por una pasarela, está el hotel Impiana (5*).

El centro de KL merece ser visitado a pie, desde la plaza Merdeka, con su amalgama de estilos arquitectónicos, hasta Chinatown y la calle comercial Petaling, pasando por Central Market y Little India. En el enorme campo de la plaza Merdeka celebraban los ingleses sus competiciones de cricket. Sigue siendo posible organizar eventos de este tipo, incluso contra equipos locales.

Fuera del área administrativa, cuando cae la noche las terrazas empiezan a llenarse de locales atentos a la comida e indiferentes al bullicio. El local de moda entre la élite bohemia local para tomar una copa después de cenar es el Palate Palette, con buena carta de bebidas alcohólicas acompañadas de palomitas dulces (www.palatepalette.com).

En las cercanías de la ciudad se encuentra una de las mayores atracciones turísticas del país: Batu Caves. Tres grandes cavernas albergan uno de los templos hindúes más antiguos del mundo, accesible gracias a la escalera de 272 peldaños. El lugar es especialmente vistoso durante el Thaipusam, el festival anual que se celebra a principios de año. Cientos de peregrinos se cuelgan ofrendas del cuerpo (no apto para personas sensibles porque lo hacen con agujas que atraviesan la piel).

Para quienes no tengan tiempo de visitar la jungla en otra parte del país, cerca de Batu Caves existen 600 hectáreas de bosque primario protegido por el Forest Research Institute of Malaysia, con rutas de senderismo y la posibilidad de observar algunas de las 15.000 especies vegetales que alberga la zona (www.tourism.gov.my).

OPCIONES DE INCENTIVO

Quienes prefieran organizar un incentivo en la Malasia peninsular pueden comenzar por la isla de Penang, unida al continente gracias a una autopista. A cinco horas en coche y 45 minutos de avión de KL, es quizá el mejor lugar del país para descubrir la idiosincrasia nacional. Los comerciantes chinos (peranakan) se instalaron en Malasia hace 400 años y su influencia ha sido creciente desde entonces. Actualmente componen la élite social y empresarial del país y constituyen un tercio de la demografía malaya.

El casco antiguo de Georgetown ha sido reconocido Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2008. Es una delicia callejear y observar las bonitas y coloridas casas coloniales. En Harmony Street es evidente la convivencia de culturas y religiones tan característica de Malasia: los templos chino e hindú comparten calle con una mezquita y una iglesia.

Algunos de los mejores ejemplos de arquitectura peranakan son venues en las que organizar un evento distinguido. Entre ellas destaca la Cheong Fatt Tze Mansion, construida en 1880 por un millonario chino. Aunque es posible dormir en sus bonitas habitaciones, las visitas turísticas tres veces al día son incompatibles con la calma. Lo ideal es disfrutar de un cóctel nocturno en el patio, expresión sublime de los preceptos más exigentes del feng shui (www.cheongfatttzemansion.com).

En la Pinang Peranakan Mansion, otro bello ejemplo de la influencia china, también se pueden organizar cenas de gala para un máximo de 200 personas. La visita de la casa, con su excelente colección de mobiliario, vajilla, ropa y decoración, es el complemento perfecto a cualquier evento (www.pinangperanakanmansion.com.my).

Georgetown alberga sorpresas en rincones difíciles de encontrar, como el templo chino Khoo Kongsi. Aquí es posible organizar una cena de gala de hasta 10.000 personas en el patio de esta pequeña, y bellísima, “ciudad prohibida”. Para quienes quieran terminar la velada junto a la burguesía local más fashion, el punto de encuentro es el Bagan Bar, una casa colonial reconvertida en pub con actuaciones en directo.

KUALA TERENGGANU

Aunque al norte de Penang se encuentra Langkawi, paraíso turístico del submarinismo, los propios malayos recomiendan la costa este para quienes quieran disfrutar del mar y de los fondos marinos. La región de Kuala Terengganu ofrece playas paradisíacas y bonitos complejos de lujo, como el Tanjong Jara, en una costa protegida. Desde este hotel es posible organizar salidas en barco a la vecina isla Punlau Tenggol para bucear, o navegar por el río Marang observando monos, iguanas y mariposas.

El puerto de Kuala Terengganu es especialmente interesante por las mañanas, cuando los marineros llegan y extienden su pesca. En la parte de arriba del mercado existe una planta entera dedicada al batik, una técnica para colorear tejidos basada en la aplicación de cera sobre la tela, con motivos y estilos para todos los gustos.

BORNEO

La realidad es que poca jungla queda en la parte malaya de la isla de Borneo. Al menos es la primera impresión que recibe el viajero cuando divisa el panorama desde el avión procedente de Kuala Lumpur. Con Malaysia Airlines y su filial low cost Firefly, además de con Air Asia, hay multitud de frecuencias. No por ello sigue siendo uno de los mejores lugares del mundo donde descubrir el bosque tropical primario. Existen numerosos parques naturales repartidos entre los estados de Sarawak y Sabah. Quienes gusten de los lugares más masificados, y por tanto con más ambiente, preferirán Sabah, con la ruidosa capital Kota Kinabalu a la cabeza.

Kuching es la capital del Estado de Sarawak. Aunque tiene poco de bonita, es el punto de partida de los grupos que deseen caminar por la jungla y hacerse fotos con los orangutanes. En el Bako National Parc existen varias rutas con diferentes niveles de dificultad. Con el aliciente de que se puede terminar la jornada en una de las playas más fotografiada de la zona. En el parque de Semengoh se pueden observar los orangutanes en el momento sus comidas (www.sarawakforestry.com).

En Sarawak es posible organizar una estancia en una longhouse, tipo de vivienda tradicional de la población indígena en la que las casas se articulan a lo largo de un corredor: aquí se desarrolla la vida comunitaria y se agasaja a los extranjeros con el alcohol de arroz (www.reliancesightseeing.com).

Entre lo tradicional y el lujo existen pequeños complejos de media gama como el Sematan Palm Beach Resort, que se puede privatizar para grupos de incentivo. No hay mejor lugar para que una delegación refuerce sus lazos u organizar sesiones de reflexión, ya que ésta es prácticamente la única infraestructura ¡en 107 kilómetros de costa! La piscina panorámica es una alternativa a la inmensa playa.

La reserva cercana Gunung Gading cuenta en determinados momentos del año con ejemplares de raflesia, la flor más grande del mundo, con un metro de diámetro. Existen rutas de senderismo para todas las capacidades. Las islas que se encuentran frente al complejo están rodeadas de un corredor de coral que hará las delicias de los amantes del snorkelling (www.spbresort.com).

MELIÁ KUALA LUMPUR ****
Único hotel español en la ciudad. Estratégica situación en el Golden Triangle, junto al monorraíl y frente al centro comercial Times Square. 300 habitaciones y lounge privado para los clientes ejecutivos (The Level) en el piso 18, con pequeña terraza para cócteles hasta 40 personas. Restaurante El Patio con influencias españolas.
16, Jalan Imbi. 55100 Kuala Lumpur
Tel. +603 2785 2828 / melia.kuala.lumpur@melia.com

PULLMAN PUTRAJAYA LAKESIDE *****
Dispone de 280 habitaciones, 21 apartamentos y 30 suites. Las mejores son las que tienen vistas al lago Putrajaya. Con tres restaurantes, entre ellos The Village, de estilo polinesio, que permite disfrutar de magníficas puestas de sol. Anfiteatro al aire libre.
No2, Jalan P 5/5 Presint 5. 62200 Putrajaya
Tel. +603 8890 0000 / info@pullmanputrajaya.com

STRAITS COLLECTION GEORGETOWN
En Georgetown (Penang), junto al templo chino de Harmony Street. Este alojamiento del tipo homestay refinado es fruto de la restauración de tres casas coloniales de los años 20. Cuenta con seis habitaciones decoradas con muebles originales.
89, Lebuh Armenian. Georgetown
Tel. + 604 263 7299 / info@straitscollection.com.my

EASTERN & ORIENTAL HOTEL *****
Para quienes quieran sentirse como la élite británica en Georgetown durante la época colonial. El vestíbulo, con su ascensor de 1889 que aún funciona, es un ejemplo de la solera en versión malaya. 100 habitaciones en la parte histórica del hotel, 139 en el anexo Victory, rehabilitado y ampliado a lo largo de este año.
10, Lebuh Farquhar. 10200 Georgetown
Tel. +604 222 2000 / luxury@e-o-hotel.com

TANJONG JARA RESORT *****
En la costa este, a 1 hora en coche de Kuala Terengganu. Es un complejo de lujo ideal para disfrutar de las playas del mar de China Meridional y los masajes locales en el Spa Village. Con 99 habitaciones inspiradas en los palacios malayos del siglo XVII y sala de conferencias para 80 personas.
Batu 8, Off Jalan Dungun. 23000 Dungun, Terengganu
Tel: +609 845 1100 / travelcentre@ytlhotels.com.my

ENAK KL
En el Starhill, uno de los centros comerciales del Golden Triangle de Kuala Lumpur. Sobriedad y refinamiento en un restaurante conocido por sus recetas ancestrales, algunas a base de plantas medicinales, a precios muy asequibles. Es posible comer sentado en el suelo al modo tradicional.
Starhill Gallery. 181, Jalan Bukit Bintang. Kuala Lumpur
Tel. +603 2141 8973 / info@enakkl.com

TAMARIND SPRINGS
Cocina indochina a las afueras de Kuala Lumpur en un agradable marco natural. Muy utilizado para grupos de incentivo.
Jalan 1. Taman Tun Abdul Razak. 68000 Ampang
Tel. +603 4256 9300 / www.samadhiretreats.com

PUTRAJAYA SEAFOOD
La referencia para los amantes del marisco cocinado al estilo chino-malayo en la capital administrativa de Malasia. Agradable terraza con vistas al palacio del primer ministro y el lago Putrajaya. Excelentes menús de degustación de las especialidades locales.
Taman Botani. Presint 1. 62000 Putrajaya
Tel. +603 8889 1188

PERUT RUHMA
Cocina nyonya en la isla de Penang. El viajero intuye la cocina típica a través de los fuertes olores que inundan el comedor, cuya pátina revela su pasado colonial. Una de las especialidades es el hutmeg, zumo caliente típico de la zona.
No. 17, Jalan Kelawei. 10250, Penang
Tel. +604 227 9917

Gastronomía multiétnica

Pocos saben que Malasia es un destino gastronómico. El motivo es la convivencia de las culturas china, hindú y malaya, además de la influencia de la cocina procedente de Medio Oriente. Por doquier se encuentran restaurantes y puestos en la calle en los que se puede degustar recetas de cualquiera de estas nacionalidades culinarias. Para New York Times Georgetown es, junto a Beirut, el mejor lugar del mundo para comer en la calle.

En los estados de Malacca y Penang se puede degustar una cocina propia: la nyonya, literalmente traducido como “cocina malaya-china de mujer”, fruto de la unión entre los peranakan, mercaderes chinos llegados al país hace 400 años, y las mujeres locales. La fusión de los platos chinos con las especias malayas se declina actualmente en dos variantes, una por Estado: mientras que en Malacca se utilizan más especias locales como el comino o el cilantro, e ingredientes como la leche de coco, en Penang destaca el uso de chile, lima y una pasta derivada de la fermentación de los camarones negros.

En Penang los platos son en general picantes, o muy picantes. Las recetas más emblemáticas son el otak otak, pescado cocido al vapor con leche de coco, o el assam curry fish.