SOLOMILLO. Tanto pesas tanto vales

SOLOMILLO. Tanto pesas tanto vales

Compartir
Carolina Borrell, Enrique Valentí y Javier Julià

Solomillo es la nueva propuesta gastronómica del hotel Alexandra DoubleTree by Hillon de Barcelona en el centro de la ciudad, todo un descubrimiento gastronómico en dos plantas inaugurado el pasado verano. Abajo, la Charcutería, con una terraza en la calle Mallorca, donde degustar selectas tablas de quesos, embutidos y producto de mercado. Y en la primera planta, el Restaurante, una nueva interpretación de la tradicional brasserie, con una fórmula sencilla y novedosa: carne al peso.

CÓMO FUNCIONA

En Solomillo el comensal lo elige todo. Primero la carne, claro está. Según la temporada, la oferta se nutre de variedades como Salers, Black Angus Nebraska, Frisian, Rubia Gallega o Wagyu, entre otras. Luego viene el peso y el punto de cocción, sin olvidar las salsas. Aquí también hay un buen puñado de opciones: bearnesa, Café de París, queso azul, pimienta negra, mostaza antigua, mojo de hierbas… Y, por último las guarniciones, que van desde las ensaladas, a las patatas, las verduras u otros acompañamientos, como arroz, pasta, legumbres o chucrut. Todo pensado para probar, diferenciar intensidades y sabores, repetir o compartir materia prima de primera calidad.

Solomillo. Hotel Alexandra

 

LA CHARCUTERÍA

En la planta calle y con terraza, la Charcutería ha sido remodelada como un espacio informal que recuerda a los establecimientos tradicionales. Su apuesta es el embutido ibérico, los productos catalanes y los quesos de calidad, con más de 25 referencias seleccionadas por Eva Vila, de Vila Viniteca. El espacio está concebido como un punto de encuentro para comprar y degustar, y donde es posible incluso tomar un cóctel nocturno.

Solomillo. La Charcutería

 

INTERIORISMO

Con un sabio equilibrio entre el interiorismo clásico y el contemporáneo, el estudio barcelonés Borrell Jover Arquitectos ha utilizado materiales de empresas españolas asociadas a RED (Reunión Empresas de Diseño). Al visitante le costará ubicar el momento en que se ha concebido este espacio. Los materiales son atemporales y algunas de las piezas más visibles son reediciones o diseños que vienen de otras épocas, como las lámparas Funiculí de Marset, diseñada por Lluis Porqueras en 1979, o las lamparitas Básica Mínima de Santa&Cole, que datan de 1987.

El mármol negro de Cosentino o los tonos verde caqui y granate son ingredientes de la carta cromática que acentúan esta sensación de espacio clásico dentro de la modernidad de sus diseños. En la sillería, Andreu World es el prestigioso fabricante del asiento Carola, que se encuentra en el restaurante acompañando las mesas de otra firma puntera valenciana, Inclass.

 

CON EL SELLO DE ENRIQUE VALENTÍ

La propiedad del hotel ha encargado la conceptualización de los espacios de restauración y de la oferta gastronómica a la empresa Algo se está cociendo, dirigida por Enrique Valentí. “La propuesta es pionera en Barcelona y se basa en un establecimiento temático en el que disfrutar del solomillo como estrella de las carnes, procedente de tres diferentes razas bovinas, y ajustable a los gustos del comensal en su punto de cocción, peso y acompañamientos”, comenta el cocinero. Según explica Carolina Borrell, directora del hotel Alexandra DoubleTree by Hilton de Barcelona, “la gastronomía ha dado un giro decidido hacia la especialización en carnes y charcutería de calidad”, al mismo tiempo que amplía su servicio de cocina en la terraza interior (patio), que está abierta todo el año de 10:00 a 24:00 h, con una carta diseñada también por Valentí. Además, existe un reservado con capacidad para 12 comensales.

Más info
www.restaurantesolomillo.com