ALMERÍA. Luz, cámara, ¡acción!

ALMERÍA. Luz, cámara, ¡acción!

TEXTO Y FOTOS FERNANDO SAGASETA

Compartir
Playa de los Genoveses

Los propios almerienses reconocen que no se saben vender. Tienen una provincia que es una maravilla paisajística y natural, única en todo el continente europeo, con un clima envidiable la mayor parte del año, con una luz constante que enamora a cineastas de todo el mundo… Y, sin embargo, no es un ni mucho menos un destino turístico de masas. Casi mejor, porque sus encantos se disfrutan con una discreción y una armonía que generan verdaderas pasiones. Los eventos e incentivos están de enhorabuena en esta esquina tan fascinante del sur de España.

 

Una de las quejas recurrentes del sector turístico almeriense son las conexiones. Para qué nos vamos a engañar. Acceder a la provincia tiene sus limitaciones, sobre todo si es cuestión de mover grupos de cierto tamaño. Air Nostrum cuenta con un par de vuelos al día desde Madrid operados con aviones CJR, que andan por las 100 plazas. También ofrece conexiones con Melilla y Sevilla. Vueling, por su parte, lo hace desde Barcelona. En el apartado internacional, Easyjet conecta con Londres-Gatwick. Y poco más. Eso sí, una vez en destino, el enganche es tal que apetece quedarse todo el tiempo del mundo.

La opción del tren mejorará mucho cuando llegue el AVE. Según las últimas previsiones oficiales, la alta velocidad ferroviaria entre Almería y la capital española estará en «perfecto funcionamiento» entre 2025 y 2026. Aunque las obras del corredor Mediterráneo en la provincia para establecer la conexión con Murcia no parecen ir al ritmo esperado, lo cierto es que en septiembre se licitó el tramo Lorca-Pulpí, esencial para cumplir los plazos.

Entrando de lleno en las infraestructuras específicas para grandes reuniones, hay que citar por su versatilidad al Palacio de Exposiciones y Congresos de Roquetas de Mar, gestionado por la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Almería, a menos de 10 km de la capital. Con un diseño funcional en el que cobra especial protagonismo la luz mediterránea a través de sus amplias vidrieras, ocupa una superficie de 22.000 m2 en dos edificios unidos. La parte de congresos ofrece seis salas con aforos que oscilan entre las 60 y las 1.000 personas. Además, cuenta con todo el equipamiento para cualquier necesidad.

DE PELÍCULA

Como complemento, los atractivos naturales de la provincia dan lugar a otro tipo de venues para necesidades más reducidas que aportan un carácter diferente, más enraizado con la idiosincrasia del destino. Un sitio peculiar para celebrar eventos o para programar una visita dentro del programa social es Oasys Minihollywood, el parque temático que aprovecha los decorados de películas como La muerte tenía un precio o El bueno, el feo y el malo, rodadas hace más de 55 años. Convenientemente ampliado y con un buen catálogo de servicio, es un escenario ideal para una jornada diferente.

Desde luego, puede ser realmente divertido proveerse de atrezzo de sombreros vaqueros y chalecos de cuero para llevar a los participantes a tomar algo en el Saloon, en medio de un espectáculo de cancán. O comer en el restaurante Arizona, que se puede personalizar a gusto del organizador para eventos tanto de día como de noche. En los exteriores han llegado a montar carpas con 1.800 invitados.

Alicientes no faltan. Del estudio fotográfico salen instantáneas en color sepia de gente vestida como el general Custer, Daniel Boom o Juanita Calamidad; la montaña rusa virtual da mucho, pero que mucho vértigo sin moverse del sitio y si aprieta el calor, nada como darse un buen baño en la piscina tematizada. El complejo cuenta también con un museo del cine, otro de carros y diligencias —que en su día fueron utilizadas por Gary Cooper, Clint Eastwood o Lee van Cleef— y un jardín de cactus con más de 200 especies, eso sin olvidar la senda de la naturaleza y toda la parte de zoológico. En definitiva, un catálogo de recursos bien surtido. Desde noviembre hasta Semana Santa abre al público solo los fines de semana, por lo que el resto de los días está a disposición de cualquier actividad MICE.

Muy cerca de aquí, pero cambiando completamente de tercio, aparece el Almería Circuit, un sitio muy popular para los entrenamientos de invierno de los profesionales del motor y aficionados que llegan de toda Europa, debido a las condiciones climatológicas y al hecho de contar con dos trazados, uno de 4,2 km y otro muy reciente de 5 km que se pueden conectar para formar el circuito más largo de Europa. Grandes marcas alquilan las instalaciones para sus eventos. También da juego para todo incentivos relacionados con el mundo de la velocidad. La zona del restaurante está bien preparada para comidas de hasta 300 personas o  cócteles con vistas a las carreras. Y, en caso de necesidad, hay 12 habitaciones dobles disponibles, por si alguien se quiere quedar a pasar la noche.

ENTORNOS ENVIDIABLES

Cambiando el asfalto por el campo, la provincia de Almería ofrece entornos envidiables donde florecen espacios muy singulares para la celebración de eventos. Es el caso de la finca Maltés del Fraile, del grupo Confort y Sabor, un consorcio local que gestiona también el hotel MC, los apartamentos Hostal del Cabo, el restaurante Casa Pepe y Villa Singular, todos ellos en San José y su entorno.

En cuanto a la finca, ocupa 3 hectáreas, una de ellas todavía en proyecto. En los espacios exteriores organiza recepciones de unos 200 invitados y puede añadir una carpa para eventos para 250-300 comensales. Si la cosa se alarga, también cuenta con zona chill out y una discoteca de tres ambientes, que también se usa como espacio para reuniones, así como varias villas. Todo está decorado con mucho gusto, con detalles arquitectónicos sorprendentes, como esas puertas de origen vietnamita luciendo una nueva vida entre las fachadas encaladas. Los jardines están muy cuidados y el venue hace gala de su compromiso medioambiental con un invernadero ecológico propio y un huerto solar.

No lejos de aquí aparece el cortijo hotel El Sotillo, con categoría rural 4* que, junto a sus 25 bungalows, todos con terraza, presenta un interesante zona para actividad MICE en las antiguas cuadras del complejo, en torno a una plaza circular. El lugar, reconvertido en restaurante y bar de copas, da pie a eventos diferentes para pequeños grupos al aire libre.

En el interior del edificio principal hay un salón con sofás, chimenea y cortinas de la Alpujarra granadina para acoger a unas 80 personas. Todo el conjunto tiene un aire rústico y austero que atrajo al equipo de Por un puñado de dólares para rodar alguna de sus escenas. También cuenta con un restaurante con barbacoa, un buen sitio para cenar bajo las estrellas. Por el día, ofrece rutas a caballo para recorrer el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, especialmente por los alrededores de las fantásticas playas de Mónsul y de los Genoveses.

Justo enfrente de esta última se ubica La Fábrica, del mismo grupo que El Sotillo, junto con el hotel Doña Pakyta. Esta mujer, que era la dueña de casi todo San José, murió con 103 años sin descendencia, por lo que son los sobrinos quienes gobiernan actualmente el emporio a través de la empresa Playas y Cortijo SL. Las relaciones con los grupos ecologistas no son especialmente buenas, sobre todo con el último proyecto de abrir un resort de lujo en el parque natural. Resulta curioso, porque Francisca Díaz Torres, considerada como la ‘madrina del Cabo de Gata’, que luchó contra la explotación urbanística de la zona y contra la entrada de la autovía del Mediterráneo en el espacio protegido, fue reconocida como Hija Predilecta de Andalucía en 2010. Es difícil saber qué estará pensando desde su tumba, en el Pozo de los Frailes de Níjar.

Al margen del polémico plan para acondicionar un complejo de 28 habitaciones y piscina en lo que fueron unas cuadras y tres o cuatro cortijos adyacentes —a medio hacer hasta que se resuelva el contencioso— dentro de la inmensa finca El Romeral, La Fábrica de Genoveses lleva tiempo organizando eventos en una antigua factoría donde se elaboraban cuerdas con la hoja de la pita, una planta que abunda en la zona. Las dependencias, muy bien preparadas, dan opción a todo tipo de necesidades, desde un cóctel en La Era, en pleno campo, con la magnífica estampa de la playa al fondo, hasta un almuerzo o una cena de gala en los interiores, entre curiosas máquinas en desuso, pero muy decorativas.

CABO DE GATA

Desde aquí, muchos grupos optan por una excursión en 4×4 por los dominios del parque natural hasta el faro del Cabo de Gata. Estando en la zona, la verdad es que un pecado perdérselo. Para ello hay que recurrir a alguna de las empresas autorizadas, como es el caso de J126 que, además de atender a turistas, se dedica al apoyo logístico para localizaciones cinematográficas. Durante el trayecto se pasa por la espectacular duna rampante de Mónsul, con su característica roca asomando sobre las aguas, que aquí llaman ‘La Peineta’. Es difícil contemplar el paisaje sin acordarse de la famosa escena en la que Sean Connery hace caer un avión de guerra nazi con la ayuda de un paraguas, asustando a las gaviotas —palomas, según los que estuvieron en el rodaje— en la tercera entrega de la saga Indiana Jones.

El camino transcurre por un tramo abandonado de la N340, la carretera de la costa concebida durante el bum turístico de los años 60, cuando Manuel Fraga se encontraba al frente del ministerio del ramo. Por fortuna no se llegó a completar, debido a la declaración de Parque Natural, y hoy en día es una delicia recorrer su gran biodiversidad hasta la Vela Blanca, el punto donde cambia la costa de Levante a Poniente. Un poco más adelante, junto al faro, el arrecife de las Sirenas, formado por una chimenea volcánica, concita todas las miradas desde el vertiginoso acantilado ante que el que se alza. El fondo marino es peligroso. Conocido como la Laja de Cabo de Gata, ha visto encallar a unos cuantos barcos. Hay quien ha propuesto dinamitarlo. Y en el horizonte, con buen tiempo asoma una isla que resuenan en los partes meteorológicos: Alborán.

En dirección contraria, hacia Mojácar, la vista se pierde entre suaves colinas de gran diversidad geológica con sustratos de naturaleza volcánica que regalan toda una paleta de ocres, negros y rojizos particularmente bellos y que se alternan con las verdes tonalidades de uno de los paisajes más singulares de Europa. Lo suyo es ir parando en los miradores junto a la carretera para admirar una fachada litoral de abruptos acantilados y hermosas playas naturales.

En Agua Amarga el turismo escala un nivel. Los establecimientos con encanto se suceden para dar opción a grupos de incentivo que buscan un producto más exclusivo. Ocurre con el hotel Tío Kiko, que es como un pueblecito privado, con 27 habitaciones solo para adultos, todas ellas dotadas con yacuzi, en medio de una abundante vegetación con vistas. Los mismos dueños dirigen La Almendra y el Gitano, una finca cercana con una excelente ubicación, metida en un barranco entre olivos, ficus, palmeras y uñas de gato. Está concebida para eventos en exterior, aunque también dispone de 8 habitaciones, todas ellas diferentes entre sí, que fueron creadas con sus propias manos por la pareja de da nombre al sitio.

Pasando Las Negras, en pleno valle de Rodalquilar, destaca también Oro y Luz, un restaurante con espacios para eventos y zona de alojamiento con 9 suites independientes, que se ha propuesto ser un referente gastronómico en la región. No en vano produce aceite artesanal de sus propias tierras. Puede acoger hasta 70 personas en tres comedores y organizar eventos, dentro o en el jardín.

Ya fuera de los términos del parque natural, en las inmediaciones de Mójacar, otro de los grandes polos turísticos de la provincia, las opciones se multiplican. Una propuesta interesante es la que ofrece Dolce Vita, un seaclub de categoría que abre mañana, tarde y noche con restaurante, terraza y diversos espacios para eventos hasta de 250 invitados. Sevdalina, su dueña, que llegó a España hace 20 años desde Bulgaria, organiza sesiones de yoga en la playa, entre otras actividades para grupos. También programa música en directo de forma regular.

Y en las inmediaciones de Mojácar queda la guinda que no puede pasar desapercibida a los organizadores de eventos. Se trata de La Hacienda, otro de esos venues que dejan con la boca abierta. Lo lleva una pareja, Marcos e Indalo, que fueron seducidos por una colina donde compraron 30.000 m2 para construir piedra a piedra, durante dos décadas, un idílico lugar donde vivir. Hace un par de años lo convirtieron también en un soberbio emplazamiento para eventos privados, aislado de mundanal ruido y con exquisitos espacios en torno a la piscina. Desde allí arriba, la vida se ve de otro color.

RECEPTIVO RECOMENDADO
OPEN EVENTS & ESPAIS
www.openespais.com
elisa@openespais.com
Tel. +34 628 722 169

RECOMENDADOS

DESIERTO DE TABERNAS
Con unos parajes prácticamente únicos, no solo en España, sino en toda Europa, el Desierto de Tabernas ocupa una extensión nada desdeñable: unos 280 km2. Se considera una formación joven, con apenas 10 millones de años, de origen marino y apenas registra 14 o 15 días de lluvia al año. Eso sí, cuando cae agua lo hace de forma torrencial e inunda las ramblas que surcan el paraje natural entre caprichosas cárcavas. La excursión merece la pena. Para ello, lo mejor es contratar a alguna empresa especializada para acceder en todoterreno a las zonas más interesantes, que en la mayoría de los casos son propiedades privadas con servidumbre de paso, como es lógico. Aunque ha sido testigo —y lo sigue siendo— de numerosos rodajes, el paisaje se conserva muy bien.

Aparte de los indudables valores geológicos, lo que más llama la atención a los visitantes son los escenarios exhibidos en las pantallas de los cines o de la televisión. Uno de los más emblemáticos es el que presenció la famosa pelea sobre el tanque que acaba precipitándose al vacío en Indiana Jones y la última cruzada, pero hay muchos más. ¿Cómo no acordarse de la llegada a caballo de Daenerys a la ciudad de Vaes Dothrak en Juego de Trono? El camino no era otro que la Rambla del Búho, dentro del llamado Paraje de La Tortuga. Algunos de los nombres de estos decorados azotados por el agua, el sol y el viento son de lo más sugerentes: Cabezo del Águila, el Valle de las Sombras, el Valle de los Saurios, el Valle de la Sal… También se puede disfrutar de una especie de cañón del Colorado en pequeñito, con una profundidad de 80 metros.

Aunque ya son historia las producciones de spaguetti western que a menudo involucraban a la población local, hoy en día sigue habiendo muchas filmaciones gracias a la calidad de luz, que se mantiene casi constante durante 300 días al año, y a localizaciones que dan el pego sobre partes del mundo muy distantes. Hasta se han realizado secuencias de la serie británica The Crown donde se supone que los personajes se encuentran en Nueva Zelanda. Los guías suelen ir armados con una carpeta llena de fotos de muy diversos rodajes para comparar realidad y ficción. Y un dato más. A diferencia de la industria del cine, los organizadores de eventos no tienen que depositar fianzas.
aventura@malcaminos.com

 

ORO DEL DESIERTO
Los Albardinales es todo un clásico en una provincia no especialmente conocida por su aceite. La fábrica pertenece a una empresa familiar que ya va por la séptima generación y sus instalaciones incluyen un museo, un restaurante para 40 o 50 comensales y un alojamiento rural. Si por algo se caracteriza es por vender calidad. No en vano, su marca Oro del Desierto es una de las más premiadas de España, cuyas botellas se destinan en un 70% a la exportación en 34 países. En la visita guiada, que empieza por la antigua factoría y finaliza en las instalaciones más modernas, se puede seguir todo el proceso de extracción del preciado ingrediente hasta la parte final, que incluye una degustación. Otra de las señas de identidad de la casa, que hace especialmente orgullosos a sus dueños, es el cultivo ecológico para obtener la materia prima, algo que llevan haciendo desde 1995, cuando no estaba de moda como ahora.
www.losalbardinales.com

 

GRAN GEODA DE PULPÍ
Es el último gran atractivo turístico de Almería, ya casi en la provincia de Murcia. Aunque fue descubierta hace más de 20 años por unos geólogos madrileños, la mayor geoda de sus características que existe en el mundo no pudo admirarse públicamente hasta el verano de 2019, cuando terminó el acondicionamiento de Mina Rica, en la localidad de Pulpí, junto a la sierra de Aguilón. Un tercio de los 4 kilómetros de galerías donde se obtuvo hierro, plomo y plata hasta 1969 pueden recorrerse en visitas guiadas para grupos de 15 personas cada media hora. La geoda mide unos 8 metros de longitud por 2 de altura y está formada por enormes cristales de yeso. Toda una maravilla de la naturaleza. Con mucho cuidado, uno se puede adentrar en ella por un boquete hasta donde le permita la cadera para, inevitablemente, exclamar un sonoro ¡guau!

PLAYADULCE ****
Quizá demasiado playero para los grupos MICE, debido a su tematización puramente familiar, con esos toboganes de colorines en la piscina, pero muy práctico cuando el evento se contrata con el palacio de congresos de Aguadulce, a 5 minutos en autocar. Desde luego, las habitaciones de este resort de la cadena Senator son muy amplias y están amenizadas por el arrullo del mar. Además, cuenta con 5 salones, el mayor para 540 personas en teatro.
Paseo del Palmeral, 502E. Aguadulce
Tel. 950 33 53 35
www.playasenator.com

MC SAN JOSÉ ****
El establecimiento de mayor nivel de San José adopta el concepto de hotel boutique para ofrecer 30 habitaciones estándar y 7 suites con un gusto exquisito por el detalle. Todo muy exterior y con piscina. También está proyectando un sky bar con vistas a la montaña. La bodega es un espacio acogedor para pequeñas reuniones. Y un rasgo curioso de su personalidad: incluye servicio de merienda de 5 a 6 de la tarde.
Calle del Faro, 2. San José
Tel. 950 611111

www.confortysabor.com

DOÑA PAKYTA ****
El espíritu del Cabo de Gata concentrado en el establecimiento que toma el nombre de la ‘madrina’ del turismo en la región. Es muy pequeñín, con solo 21 habitaciones, 7 de las cuales se encuentran en un edificio adyacente, y pese a sus limitaciones —no tiene ascensor, por ejemplo—, resulta único por su emplazamiento, incrustado en el acantilado que baja a la playa, en pleno San José. Además de un salón multiusos compartido con el comedor, ofrece encantadores rincones al aire libre, incluido el chiringuito.
Calle del Correo, 51. San José
Tel. 950 611 175
www.playasycortijos.com

BARCELÓ CABO DE GATA ****
Un resort familiar con piscinas, jardines y restaurantes junto al mar, en la urbanización El Toyo, que da juego también para grupos de congresistas, gracias a su capacidad —230 habitaciones— y su cercanía al principal centro de convenciones de la provincia. Fue inaugurado para los Juegos Mediterráneos de 2005 y cuenta con un salón para 300 invitados, varias salas panelables y un espacio multiusos de 1.200 m2.
Calle de los Juegos de Casablanca, s/n
Tel. 950 18 42 50
www.barcelo.com

PARADOR DE MÓJACAR ****
El establecimiento se aleja un tanto de los cánones de la red pública con un curioso complejo frente al mar que data de los años 60, la época del desarrollismo turístico. Ofrece 99 habitaciones con balcón y numerosos espacios al aire libre, piscinas y solariums. Además, tiene un pequeño centro de convenciones adosado con entrada propia donde se albergan salones con mucha luz y altos techos, el mayor de ellos para 220 personas.
Paseo del Mediterráneo, 339. Mojácar
Tel. 950 47 82 50
www.parador.es

BACUSº
Posiblemente, el mejor restaurante de Aguadulce. El concepto de taberna llevado a la excelencia con gran variedad de tapas, pinchos y platos de autor para compartir en el que es difícil no acertar, y todo acompañado de una generosa carta de vinos. Fusión de producto local con muchos toques asiáticos y nikkei. Ofrece take away y también es una opción para tomarse una copa.
Camino de los Parrales, 330. Aguadulce
Tel. 950 341 354
www.bacus.eu

4 NUDOS
Inaugurado en 2012 es ya todo un clásico en el puerto deportivo de San José, gracias a la dedicación y el buen hacer de Paco y Rosa. Él era pescadero antes de montar el restaurante, por lo que de materia prima sabe un poco. Por supuesto, los productos del mar son los grandes protagonistas, pero tampoco hay que perderse sus excelentes arroces, tanto secos, como melosos o negros. También ofrece el catering Coorrten, muy orientado, claro está, a las productoras de cine.
Club Náutico San José.
Calle del Puerto, s/n
Tel. 620 93 81 60
4nudosrestaurante.com

CASA PEPE
Otro de los establecimientos gestionados en San José por el grupo Confort y Sabor, puesto al día con una esmerada decoración realzada por las vistas al mar. Con cocina tradicional y de fusión, es famoso por sus torrijas, aunque antes hay que dar buena cuenta de platos tan conseguidos como las alcachofas crujientes con salsa romesco o los chipirones con revuelto de huevos, sin olvidar el pulpo, el lagarto ibérico o su variedad de arroces mediterráneos.
Calle Correo, 79. San José
Tel. 950 38 08 57

www.confortysabor.com

ASADOR LA CHUMBERA
Estupendo cortijo en mitad del campo, muy cerca de Agua Amarga, un oasis para la contemplación y el buen comer, tanto en su encalado interior, como en los exteriores cubiertos de buganvillas. Es difícil elegir entre tantas propuestas tentadoras, sobre todo los deliciosos entrantes, antes de atacar sus excelentes carnes y pescados a la brasa y terminar con sus postres, caseros de verdad.
Paraje de los Ventorrillos. Agua Amarga
Tel. 634 676 298

asadorlachumbera.com

CHIRINGUITO AKU AKU
Más que un chiringuito. Toda una institución en Mojácar desde 2003, en parte por el carisma de su propietaria, María Flores, y en parte por su tentadora carta, en la que reinan arroces muy personales, como el de puerros y gambas o el de conejo y caracoles, pero también los pescados, cómo no. Y por la noche, música en directo y copas. ¡A disfrutar!
akuakumojacar.es
Paseo del Mediterráneo, 32. Mojácar
Tel. 950 478 981