Inicio TENDENCIAS PANORAMA CERTIFICADOS MICE. La prueba del algodón

CERTIFICADOS MICE. La prueba del algodón

TEXTO A. MARTÍN
FOTOS ARCHIVO

Como cualquier otra industria que se precie, el mice cuenta con distintas certificaciones, ya se trate de reuniones, eventos o incentivos. Diversas empresas y organismos nacionales e internacionales se encargan de aportar unos sellos de calidad que valoran el buen hacer profesional, la experiencia, la formación y, en el caso de los eventos, aspectos como la sostenibilidad y el legado. Toda una garantía para clientes y usuarios.

 

MSD, Mastercard, KPMG, Santillana, Google, Carburos Metálicos, SBC Summit Barcelona, Prisa, Línea Directa, IAG, Sacyr, ACS, Amazon, Ferrovial, Telefónica, Sabadell, Zurich, Airbus… Estas son solo algunas empresas que han obtenido un certificado en España para sus eventos, en este caso de la mano de Eventsost, compañía especializada en certificación MICE.

En líneas generales, las certificaciones dentro del mundo MICE hacen referencia a cada uno de sus segmentos —reuniones de todo tipo, eventos y viajes de incentivo—, y tienen un alcance internacional o nacional, según la entidad certificadora de la que se trate. Esa puede ser una compañía específica, o bien tratarse de una asociación profesional o, aunque en menor grado por tratarse de otra área, entidades formativas.

CMP, CMM… La actividad MICE internacional tiene varias certificaciones de gran prestigio, avaladas por las principales asociaciones profesionales. El resultado es una cualificación de carácter transnacional que acredita la mejor de las formaciones y la experiencia necesarias para ofrecer un trabajo de alta calidad. Es el caso del CMP, responsabilidad del Events International Council desde hace décadas, una de las mejor consideras.

En el caso de los organizadores profesionales de congresos (OPC) a nivel internacional destaca la creada por la asociación International Association of Professional Congress Organizers (IAPCO), y que supone un marchamo de excepción dentro de ese sector.

Si nos centramos en el amplio mercado del viaje corporativo, uno de los más populares es el expedido por la Global Business Travel Association (Gebta), denominado Global Travel Professional (GTP). Los participantes pueden obtener su certificación realizando el examen de 125 preguntas que se ofrece durante dos períodos de prueba cada año. Con base en la investigación y el análisis de GBTA, ha seleccionado cuatro áreas de conocimiento evaluadas por el examen: planificación estratégica de negocios, relaciones con compradores/proveedores, administración de programas de viajes y datos/análisis/finanzas. La certificación es válida por 3 años y puede extenderse obteniendo 50 créditos de recertificación antes de la fecha de vencimiento.

Mientras, en los viajes de incentivo destacan las propuestas del SITE, especialmente CITE, CIS y CITP, cada una para un nivel profesional distinto. Por ejemplo, el segundo, traducido como Certificado Profesional de Viajes de Incentivos, está destinado a los profesionales de viajes con con al menos cinco años de experiencia a tiempo completo. Es parte de un conjunto de certificaciones que incluye la certificación CIS de nivel básico y la designación CITE de nivel director. El CITP está dirigido a planificadores de viajes de incentivos en corporaciones y agencias, así como de proveedores como hoteles, venues, compañías de cruceros.

Incentivos

La mayoría de los esfuerzos de certificación en incentivos están destinados al campo de la sostenibilidad, tan importante en estos momentos en la industria, aunque otros aspectos como el legado o la seguridad sanitaria también tienen su espacio. Lo event planners, como ponen de manifiesto sus asociaciones profesionales, necesitan más que nunca un marco regulatorio o certificador que garantice a sus clientes el cumplimiento de sus cada vez más exigentes anhelos de cumplimiento con la responsabilidad social corporativa, especialmente en el marco de un mundo sostenible. No es un capricho, es una exigencia social y empresarial.

«La sostenibilidad ha pasado de aplicarse de forma residual a ser una demanda cada vez más presente en el sector MICE. Los planes estratégicos de los diversos destinos en sostenibilidad turística, la legislación vigente y futura, además de la conciencia social y medioambiental generada en la mayoría de la sociedad, hacen que el ecodiseño de eventos con perspectiva de legado sea el futuro de nuestro sector», explica Víctor Cid, jefe de Desarrollo de Evento Certificado en España.

Agentes certificadores

Además de las empresas de certificación «clásicas», como Aenor, en el mercado hay otras especializas, en concreto en el mundo mice, especialmente en los eventos. Es el caso de Eventsost, «concebida como una plataforma integral para mejorar la sostenibilidad de la industria de los eventos y para generar una comunidad de empresas de eventos más sostenibles que se reconocen entre sí y entre sus clientes», explica Alberto Gómez, coordinador de esta compañía.

En concreto, ofrece tres distintos certificados: Certificate of Compliance, para empresas que poseen un sistema de gestión para diseño y la producción de eventos de manera sostenible empleando su plataforma EventsostKEY; Recurso Sostenible, para productos o servicios destinados a eventos y cuyo empleo garantiza unos mejores resultados de sostenibilidad de este; y Evento Sostenible, para aquellos organizados por empresas que previamente posean el Certificate of Compliance y que compran los parámetros de la compañía.

Otra es la mencionada Evento Certificado, que, junto a GenÉthico, una consultora especializada en desarrollo sostenible para el sector turístico, tanto vacacional como MICE, ha desarrollado tres modalidades de certificación para los eventos de empresa: Evento Certificado + Sostenible, Evento Certificado Ecodiseño y Evento Certificado Legacy.

Estas tres validaciones se trabajan atendiendo al punto de partida del cliente que quiere celebrar un evento, sea cual sea su tipología, y buscando la formación continua una vez lograda la certificación. Como suele suceder en muchas certificaciones, independientemente del sector, estas vienen acompañadas de asesoramiento, seguimiento durante el proceso y la entrega de un documento que recoge un análisis de los puntos de mejora de cara a futuros eventos o ediciones del mismo. Las certificaciones de esta compañía se basan en los estándares GRI (Global Reporting Initiative), de reconocimiento internacional.

Fuera del ámbito de la sostenibilidad, esta compañía ofrece, por ejemplo, un Certificado de Seguridad Sanitaria, que incluye gestión documental, asesoría y auditoría ocular por parte de Bureau Veritas, entre otros aspectos.

Otra opción son las certificaciones específicas. Es el caso de las pertenecientes al catálogo de Aenor. Este organismo ha desarrollado la nueva certificación «Huella de Carbono CO2 Validada», dirigida a organizaciones que promocionan o gestionan eventos. Este certificado permite a una empresa previamente a la organización de un evento disponer del sello. «Una vez finalizado dicho evento, debe calcular su huella de carbono y conseguir la certificación Aenor de Huella de Carbono CO2 Calculado», explica José Magro, su manager de Sostenibilidad. Además de la revisión del cumplimiento de lo requerido en estas normas, el desarrollo de la verificación comprende un triple análisis: estratégico, de riesgos y de procesos.

Empresas y certificadoras, unidas

Eventsost, la asociación IM+ IdeMICE y Aenor iniciaron en 2022 un proyecto conjunto para incentivar la sostenibilidad en los viajes de incentivo. La idea era establecer las pautas que todo organizador de viajes de incentivo debe tener en cuenta para garantizar a los clientes un impacto ambiental mínimo y un impacto social y económico positivo.

Tras un análisis de los criterios de sostenibilidad que afectan de manera específica al diseño, contratación y gestión operacional de viajes de incentivo, y más en concreto a la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, se elaborará una Guía de Buenas Prácticas Sostenibles para viajes de incentivo que cumpla con los requisitos de la certificación conjunta para eventos sostenibles de Certificate of Compliance por parte de Eventsost, ISO 20121 por parte de Aenor y las especificaciones técnicas de los profesionales de los viajes de incentivo, que servirá para que la asociación IM+ IdeMICE pueda construir su posicionamiento y discurso como asociación para todo lo referente a temas relacionados con la sostenibilidad.

 

LA IMPORTANCIA DEL LEGADO

Es frecuente confundir el legado de un evento con su mero impacto puntual. En otras ocasiones el equívoco viene porque se mezcla legado y objetivo, que no son lo mismo, pues además del objetivo final del evento, este siempre supone un impacto directo en la ciudad y la comunidad en la que tiene lugar. Y el legado también se puede certificar.

«Cuando hablamos de impacto nos referimos a la aportación puntual, directamente ligada a la celebración del evento, en materia de creación de empleo, gasto económico en el sector terciario de la ciudad, proyección nacional e internacional…», explican desde Evento Certificado. A día de hoy, el legado forma parte de la sostenibilidad aplicada a eventos, pero la sostenibilidad entendida en sus tres ámbitos: social, medioambiental y económico.

Según esta compañía de certificación, el legado tiene seis elementos clave:

  • Se inicia con el evento y se mantiene en el tiempo.
  • La clave está en idear una acción que suponga un cambio en el destino y su comunidad. Hay que entender sus necesidades e idear cómo se puede contribuir desde el evento.
  • Es un concepto que se instala en el largo plazo. Las acciones sostenibles puntuales durante el evento son meras acciones de RSC o a modo de compensación, mientras que el concepto de legado implica una continuidad en el tiempo y un seguimiento de las acciones planteadas.
  • Comunicación consciente: La acción llevada a cabo se debe comunicar.
  • Siempre es positivo: El legado se contempla desde la perspectiva en la que se aporta una solución a una carencia o necesidad del destino.
  • Es colaborativo: Es primordial trabajar mano a mano desde la concepción del evento con el destino, los agentes sociales, proveedores locales y entidades varias que nos ayuden a determinar cuál es el legado que podemos aportar.

 

DAVID CID BRANGER
DIRECTOR DE DESARROLLO DE EVENTO CERTIFICADO ESPAÑA

 

«Alinear el evento con los estándares mundiales
ofrece mayor resiliencia y competitividad»

 

 

 

En términos generales, ¿para qué sirve una certificación en el mundo MICE?

Aplicar la sostenibilidad social, medioambiental y económica no solo te permite alinear tu evento con los estándares mundiales, sino que te ofrece mayor resiliencia y competitividad. No importa que se esté apenas adentrándose en el ámbito de la sostenibilidad, o que ya se esté aplicando. Ofrecemos una certificación adaptada para las necesidades de las empresas de forma que estas puedan comunicar fácilmente su implicación para lograr un impacto positivo a la hora de promover valores como la igualdad, la transparencia y la solidaridad. Nuestros productos y servicios se encuentran enmarcados en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas que, llegada la fecha, serán procesos de obligado cumplimiento para las industrias y empresas. Hay que irse adaptando.

¿Cuál es el perfil de empresa que quiere certificar sus eventos?

Normalmente suelen ser empresas medianas y grandes que ya están aplicando políticas medioambientales y de sostenibilidad social en sus diferentes áreas empresariales. Los eventos no se quedan atrás como parte de los diversos ámbitos de la compañía.

Además del aspecto medioambiental y sostenible, ¿qué otras cuestiones quieren las empresas certificar?

Principalmente las empresas desean que todas sus acciones destinadas a la sostenibilidad sean eficaces y eficientes. Las certificaciones tienen como principal objetivo marcar procedimientos homologados con la UE y generar confianza de un trabajo bien hecho. Adicionalmente, las certificaciones son una manera muy útil de comenzar el camino hacia los objetivos de la Agenda 2030 que serán de carácter obligatorio para todas las empresas.

 

 

EMPRESAS TURÍSTICAS INTELIGENTES

Segittur y la Asociación Española de Normalización presentaron en Fitur la nueva norma UNE 178510:2023 “Empresa Turística Inteligente (ETI). Requisitos y recomendaciones para su gestión y transformación”. Esta disposición especifica los requisitos, recomendaciones e indicadores aplicables a la gestión, innovación, uso de tecnologías, accesibilidad y sostenibilidad de una empresa turística, para su trasformación en Empresa Turística Inteligente (ETI). Es aplicable a todo tipo de empresas turísticas y servicios públicos vinculados con el turismo, independientemente del subsector en que se enmarque su actividad, de su tamaño, ubicación y naturaleza.

Destaca el valor del uso de los datos en la toma de decisiones, para impulsar la innovación, la eficiencia y la competitividad de la industria turística. El cumplimiento de los criterios fijados en esta norma promueve de forma activa la integración de las empresas en el ecosistema de los destinos turísticos inteligentes (DTI), orientándolas en su transformación digital y sostenible.

 

 

ALBERTO GÓMEZ CASTILLO
COORDINADOR GENERAL DE EVENTSOST

 

«La certificación de seguridad de los datos está
siendo crucial en el ámbito de los eventos»

 

 

 

 

¿Para qué sirve una certificación en el mundo MICE?

La certificación, en esencia, implica la validación por parte de una tercera parte independiente de que una empresa cumple con ciertos requisitos para la organización de un evento de manera más sostenible. Sin embargo, es crucial destacar que una certificación no transforma automáticamente a una empresa en sostenible, sino que debe abordarse la perspectiva sostenible desde el principio. La certificación simplemente verifica y valida este compromiso para que la empresa pueda comunicarlo efectivamente. En realidad, se puede ser la agencia más sostenible del mundo MICE sin contar con una certificación. La certificación se convierte en un vehículo efectivo cuando se desea comunicar y respaldar de manera oficial ese compromiso con la sostenibilidad. Otro aspecto fundamental es que, si se busca comunicar la sostenibilidad a través de una certificación, esta debe ser confiable. La confianza se construye sobre tres pilares: rigor, know-how y reconocimiento.

¿Cuál es el perfil de empresa que quiere certificar sus eventos?

No solo contamos con la fortuna de ser elegidos por las agencias más relevantes en el sector de eventos corporativos, sino que también colaboramos con una variada gama de empresas que desempeñan roles esenciales en la ejecución de eventos. Desde servicios de catering, empresas de producción, espacios, impresión de gran formato hasta proveedores de tecnología para eventos. Un cambio significativo que hemos observado en los últimos años es la creciente solicitud de certificación directamente por parte de los departamentos de eventos de corporaciones. Este cambio de paradigma indica una evolución en la percepción de la sostenibilidad, donde los propios clientes impulsan la iniciativa y buscan garantías tangibles de prácticas sostenibles en los eventos que organizan.

Además del aspecto medioambiental y sostenible, en el que sois expertos, ¿qué otras cuestiones quieren las empresas certificar?

Es evidente que la certificación de seguridad de la información está ganando un papel crucial en el ámbito de los eventos, y con razón. La gestión de eventos implica el manejo de una gran cantidad de datos confidenciales, desde direcciones de domicilios hasta información de contacto y datos sanitarios como intolerancias alimentarias, entre otros. Estos datos sensibles deben manejarse de manera segura y protegida. En este contexto, contar con un sistema certificado para la protección de estos datos se ha convertido en un aspecto de vital importancia.