El Capítulo Ibérico de MPI analiza el perfil ideal del event planner

El Capítulo Ibérico de MPI analiza el perfil ideal del event planner

Compartir

El Capítulo Ibérico de MPI participó en el Global Meetings Industry Days (GMID) del pasado 12 de abril con una jornada de aprendizaje, inspiración, desarrollo e implementación en la que presentó los resultados de un estudio sobre el perfil profesional ideal de un event planner. Estas son sus conclusiones.

Como punto de partida, el Capítulo Ibérico de MPI ha identificado, en colaboración con la consultora de recursos humanos Facthum, la información más recurrente publicada por expertos del sector en las redes sobre este perfil y sus características. Entre las funciones principales de un organizador de eventos se encuentran las siguientes:

-Escuchar y recoger las necesidades del cliente.
-Analizar y proyectar soluciones.
-Negociar y acordar el servicio con el cliente.
-Buscar recursos, contratar con proveedores y prever contingencias.
-Coordinar la ejecución del plan y resolver incidencias.
-Evaluar la calidad del servicio y la satisfacción del cliente.

En el detalle de algunas de las variables descriptivas más habituales sobre el perfil ideal de este rol, el estudio establece cuatro apartados:

FUENTES DE RECLUTAMIENTO
Partiendo de un informe externo de Adecco (Infoempleo: Reclutamiento y Redes Sociales. 2016), el Capítulo Ibérico de MPI preguntó a los 62 asistentes de uno de sus talleres celebrados recientemente en Madrid sobre los medios más habitualmente utilizados  para  captar  el talento que necesitan. Los resultados se muestran a continuación. Las cinco fuentes de reclutamiento más frecuentes en el sector de eventos quedarían ordenadas así:

Redes sociales (16,1%)
Promoción interna (15,5%)
Contactos personales (14,5%)
Portal web de empleo (12,3%)
Página web de la empresa (8,4%)

FORMACIÓN Y EXPERIENCIA
Las titulaciones de formación oficial más habituales son las correspondientes a los grados en Turismo  (31,7%) y en  Publicidad y Relaciones Públicas (29,6%). Los asistentes recordaron también la existencia del grado en Protocolo y Organización de Eventos, ofertado por algunas universidades españolas. Los idiomas europeos son los más demandados a los candidatos para la posición, fundamentalmente el inglés (33,3%), seguidos de alemán (29,6%) y francés (24,7%).

Respecto a los conocimientos profesionales complementarios, principalmente se solicita protocolo y relaciones públicas (25,8%), conocimientos digitales (15,3%), viajes de negocios (13,2%), catering y restauración (13,2%) y medios y canales de comunicación (10,5%). Además, los asistentes apuntaron la idoneidad de formación sobre control económico y presupuestario.

Sobre la experiencia, principalmente se buscan profesionales que provienen del turismo (46,8%) y del campo del marketing y la comunicación (35,5%). El tiempo de experiencia laboral más demandado para los event planners está entre los 3 y los 5 años de experiencia (53,2%), seguidos de los que acreditan entre 1 y 3 años (30,6%).

COMPETENCIAS Y HABILIDADES
Las 7 competencias clave o más relevantes son el trabajo en equipo (14%), la planificación (11,8%), la orientación al cliente (9,9%), la flexibilidad (9,4%), la negociación (8,6%), la tolerancia al stress (7,5%) y la iniciativa (7,3%).

PERSONALIDAD LABORAL
Una vez revisado el perfil ideal en sus conceptos más habituales, también se hace necesario indagar en las áreas motivacionales y de preferencias particulares. Para este proceso, el Capítulo Ibérico de MPI se apoyó en PAPI3, una herramienta profesional para la evaluación de personas basada en 22 escalas.

En la rueda se observan los rangos donde las puntuaciones estarían en niveles óptimos (en color verde), límite (en amarillo) y no deseados (en rojo) para alcanzar dicho perfil. Según este gráfico, a la hora de seleccionar candidatos se imponen las personas optimistas, cuidadosas con la planificación y los  detalles y con facilidad para tomar decisiones. Al mismo tiempo, se mueven por conseguir resultados, se hacen valer ante los demás, poniendo orden en sus actividades y terminando aquello que comienzan. También buscan la variedad y novedad en sus cometidos y establecen vínculos cercanos con sus colaboradores.