Gebta y Climatetrade impulsarán juntos la reducción de carbono en el business...

Gebta y Climatetrade impulsarán juntos la reducción de carbono en el business travel

Compartir

Gebta ha suscrito un acuerdo con la compañía Climatetrade para acelerar la incorporación del objetivo de acción por el clima de la ONU a las políticas de viajes de las empresas españolas. La  colaboración tiene como objetivo facilitar la neutralidad de carbono en los viajes de negocios antes de 2050 mediante el uso de tecnología blockchain para la trazabilidad.

 

El acuerdo firmado entre las dos organizaciones persigue objetivos ambiciosos, y se plantea como oportunidad para acelerar la neutralidad de carbono en viajes de empresa antes del 2050, fecha en la que este objetivo debería haberse alcanzado, conforme prevé la futura la Ley Europea del Clima.

La aplicación desarrollada por Climatetrade para la compensación de la huella de carbono está basada en la tecnología blockchain, de manera que reduce los costes de las transacciones y  elimina la necesidad de intermediarios tradicionales o ‘brokers’. Cada transacción y su valor asociado son visibles para cualquiera que tenga acceso al sistema.

Por otro lado, los créditos que se generan y su destinos siguen los mayores estándares internacionales, como UN CDM Registry el Verified Carbon Standard (VCS), Gold Standard, entre otros.

Con la suscripción de este acuerdo, la asociación de agencia de viajes especializadas en business travel Gebta se une a la estrategia de las principales empresas del mercado, como Telefónica, Suez, Iberia, Cabify, Danone, Prosegur o Melià.

Para Francisco Benedito, CEO de Climatetrade, “el hecho de que las empresas que forman parte de Gebta  gestionen más del 80% del total de los viajes de negocio del mercado español constituye una garantía para el desarrollo de nuestro proyecto”.

Según Marcel Forns, director general de Gebta, “la irrupción de  la pandemia ha generado la aceleración de distintas tendencias de mercado, que ya veníamos observando en los últimos años, entre ellas la creciente sensibilidad de las empresas hacia la emergencia climática”.