La clave de los viajes de negocios sostenibles está en movilizar a...

La clave de los viajes de negocios sostenibles está en movilizar a toda la cadena de valor

AIR FRANCE, KLM ESPAÑA Y FORUM BUSINESS TRAVEL PROPONEN SOLUCIONES PRÁCTICAS PARA EL SECTOR CORPORATIVO

Compartir

La sostenibilidad se está convirtiendo en uno de los factores decisorios de compra en los viajes de negocios. Así lo constatan los proveedores del sector y los gestores de viajes de empresa. Aunque la concienciación es cada mayor, hace falta movilizar a toda la cadena de valor para viajar más sostenible. Bajo el lema ‘Viajar con Propósito’, Air France, KLM España y Forum Business Travel reunieron ayer en Madrid a varios expertos con el objetivo de ir más allá de la teoría y proponer soluciones prácticas.

 

“Descarbonizar nuestro negocio no es una opción, es un imperativo”. Con esta toma de posición tan contundente comenzó la sesión organizada por Air France, KLM España y Forum Business Travel en el Novotel Madrid City Las Ventas de la capital. Bajo el título ‘Viajar con propósito: De la teoría a la práctica en #sostenibilidad’, contó con la presencia de medio centenar de gestores de viajes corporativos y responsables de ESG de grandes empresas y fue retransmitida también en streaming.

Según los ponentes que intervinieron por parte de Accor Hotels, Air France, KLM España, Airbus, American Express Global Business Travel, Bego Costa África y Deloitte, la estrategia pasa por “movilizar a toda la cadena de valor y trabajar de forma coordinada”, no solo las compañías aéreas, sino los aeropuertos, los proveedores de energía, los fabricantes de aviones, las autoridades públicas, los clientes, etc. También es importante que las empresas estudien las políticas de sostenibilidad de sus proveedores de viajes y trabajen con ellos para planificar viajes más responsables.

Un buen ejemplo de ello es el programa SAF Corporate de Air France-KLM, que permite a sus clientes realizar una contribución, en función de sus viajes  aéreos, para invertir en la producción y abastecimiento de biocombustible fabricado a partir de residuos orgánicos o elementos sintéticos, que reduce en hasta un 85% las emisiones de CO en el conjunto de su ciclo de vida, cuando se produce cumpliendo las normas de sostenibilidad más estrictas posibles. Esta compra de Sustainable Aviation Fuel (SAF) está auditada externamente por KPMG.

“Cuanta más producción haya, más asequible será el SAF, lo que ayudará a salvar la brecha de precios entre el combustible fósil y el sostenible”, señala Asunción Pérez Esteve, directora de Ventas para España de Air France-KLM. En nuestro país, empresas como el proveedor para la industria del automóvil Ficosa, el turoperador Icárion o la agencia Bestours están participando ya en este proyecto impulsado por el grupo aéreo.

Por su parte, el programa corporativo para pymes Blue Biz ofrece la posibilidad a las empresas de contribuir a la reducción del impacto medioambiental de los vuelos realizados en los últimos 12 meses, donando sus millas acumuladas (Blue Credits) a proyectos de reforestación. “En España son especialmente solidarias; estamos a la cabeza con respecto a las pymes europeas”, añade Pérez Esteve.

Según un sondeo realizado el año pasado por Air France y KLM España en colaboración con la revista ‘Corresponsables’, el pilar fundamental de una estrategia responsable de los viajes corporativos es el empleo de proveedores sostenibles, como señalaron el 70 % de los encuestados, seguido de la compensación de CO2, con un 63%. El informe apunta además un dato decisivo: dos tercios de las empresas encuestadas estarían dispuestas a pagar un suplemento en los viajes corporativos para neutralizar su huella de carbono.

En el inicio de la cadena de valor se sitúan los grandes fabricantes de la industria aérea. Como destaca Silvia Lazcano, directora de Desarrollo de Tecnologías y Colaboraciones de Airbus España, “la aviación tiene clara la hoja de ruta de la descarbonización; pensamos que es factible alcanzar emisiones netas cero en 2050”.

Para conseguirlo cuenta con una estrategia que pasa por la optimización de las flotas existentes y las rutas, la eficiencia de los aviones en consumo de combustible, el uso de combustibles sostenibles e, incluso, el desarrollo de tecnologías menos maduras a día de hoy, como el hidrógeno. “Todo suma y hemos de trabajar en paralelo en todas ellas, ya que no son excluyentes”, añade.

Los clientes de Airbus cuentan en total con más de 10.000 aviones en servicio y todos ellos están certificados para volar con mezclas del 50% de SAF, lo que de inmediato supondría una reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera del 40% en cada vuelo.

Xavier Angrill, socio responsable de ESG en el Sector Turístico de Deloitte, lanza un reto contundente para que fluya el proceso de principio a fin: “Hay que pasar del cumplimiento al convencimiento”. El experto aboga para que cada vez más compañías cuenten con informes integrados de sostenibilidad en los que se refleje el impacto e incluyan compromisos medibles.

En cualquier caso, los progresos son evidentes: “Hoy ya vemos como se están desarrollando proyectos estratégicos de ESG que complementan el plan de negocio financiero tradicional”, explica. Estos planes ya incorporan objetivos a medio plazo y asumen compromisos. También están condicionando la evaluación y la retribución en función de estas variables. “Es cierto que queda mucho camino por recorrer en la adopción de criterios comunes para poder realizar comparativas entre todos los actores, pero estamos en la vía correcta”, concluye Angrill.

Compañías líderes del sector alojativo a nivel global como Accor Hotels llevan años marcando la pauta en este terreno y están ayudando a orientar la transformación. Rebeca Ávila, VP Sustainability Southern Europe de este grupo, con miles de hoteles en todo el mundo, apunta un cambio de paradigma en la sostenibilidad: “Estamos pasando de un modelo de compensación al modelo de contribución, en definitiva, se trata  de contaminar menos”, insiste. La concienciación a todos los niveles es esencial. “En Accor damos formaciones de sobre sostenibilidad al 100% de los empleados”, comenta Ávila.

Desde el punto de vista del usuario, la contribución es determinante. Como señala empresaria y viajera frecuente Begoña Fernández-Costales, CEO de Bego Costa Africa & Worldwide, a la hora de reservar “si algo ayuda a inclinar la balanza es saber que el proveedor cuenta con políticas activas de sostenibilidad”. Sin embargo, en su opinión las pymes “necesitan más información sobre las alternativas existentes en el mercado para orientar sus políticas de compras con criterios respetuosos con el medio ambiente”.