Las compañías aéreas repercutirán el coste por contaminar en el precio de...

Las compañías aéreas repercutirán el coste por contaminar en el precio de los billetes

Compartir

Lufthansa ha sido la primera aerolínea en afirmar que, si bien no se impondrá un recargo a corto plazo, el cliente asumirá los gastos que generará la compensación de emisiones de CO2.

Las compañías estiman en 130 millones de euros anuales el coste por emitir CO2 que deberán pagar quienes operen en la Unión Europea. Desde el 1 de enero, todos los transportistas que utilicen el espacio aéreo e infraestructuras comunitarias deben pagar por contaminar. Aunque cabe destacar que el coste se aplica a partir de la utilización de los derechos asignados. Las compañías pueden adquirir nuevas emisiones a otros operadores que no consuman sus propias asignaciones.

Lufthansa ha sido la primera aerolínea en confirmar que el coste que derive del sistema de cuotas será repercutido en el precio de los billetes en la forma de recargo por carburante. El último aprobado por la aerolínea alemana fue de 31 euros en rutas de corto y medio recorrido, de hasta 122 euros en los trayectos de larga distancia.