Los aeropuertos catalanes reducen sus emisiones de CO2

Los aeropuertos catalanes reducen sus emisiones de CO2

Compartir

Con el inicio de los «aterrizajes verdes», el consumo de combustible durante las aproximaciones a la pista se reduce del 25% en los aeródromos de Barcelona y Girona-Costa Brava.

Las maniobras conocidas como «aterrizajes verdes» comienzan a ser practicadas en los aeropuertos catalanes de Barcelona y Girona-Costa Brava. Este tipo de operaciones consisten en aproximar el avión a la pista de aterrizaje mediante un descenso continuo sin tramos horizontales en la bajada. Además el motor reduce su régimen de consumo, lo que deriva en un ahorro en el combustible utilizado y en las emisiones de CO2 del 25%. También desciende la contaminación acústica generada por la entrada de aeronaves en pista.

De momento los «aterrizajes verdes» solo se realizan por la noche en las compañías que operan en ambos aeropuertos. Ya son 33 los aeródromos europeos que aplican este tipo de maniobras.