Inicio TRAVEL SMART ACTUALIDAD Meliá ante los retos de 2017: diversificación, modelo de gestión, política de...

Meliá ante los retos de 2017: diversificación, modelo de gestión, política de servicio, valor de marca, especialización y transformación digital

Gabriel Escarrer esbozó en Fitur la respuesta del grupo ante los grandes desafíos del sector turístico: riesgos geopolíticos, el Brexit, la evolución macroeconómica, la economía colaborativa, la consolidación o el desafío digital. También abogó por un nuevo modelo turístico en España.

Meliá Hotels International presentó en Fitur su balance del año 2016, un ejercicio que su vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer, definió como «muy positivo» para los resultados del Grupo, y por haber sentado las bases para un crecimiento más cualitativo y rentable en los próximos años.

En materia financiera, Escarrer destacó la importante reducción de la deuda del grupo, que se situó en su nivel más bajo históricamente, así como la mejora de sus resultados financieros.

APUESTA POR ESPAÑA CON REPOSICIONAMIENTO DE DESTINOS

Escarrer destacó destacó la importante apuesta por España, donde reafirmó el compromiso del grupo para impulsar la transformación y mejora del sector turístico.

Así, en el ámbito vacacional, Meliá continuó invirtiendo en la renovación y reposicionamiento de sus hoteles, y también de algunos destinos maduros como Magaluf en Mallorca, donde ya han invertido cerca de 200 millones, o Torremolinos en Málaga, donde el Grupo ha invertido ya cerca de 45 millones de euros.

Escarrer se mostró seguro de que ambos destinos volverán a posicionarse como líderes, por su potencial y gracias a los frutos que ya han comenzado a dar los proyectos de colaboración público-privada, liderados en buena parte por Meliá.

LA RESPUESTA DE MELIÁ

Respecto a factores como el Brexit, la inestabilidad y el terrorismo, Trump y la evolución macroeconómica, Escarrer aseguró que el Meliá potenciará el liderazgo en el segmento vacacional, la diversificación de sus hoteles –con la apertura en 2017 de 23 nuevos establecimientos en 15 países- y la consolidación del modelo de gestión y “asset-light”.

Asimismo, Meliá seguirá potenciando en sus hoteles urbanos la tendencia del bleisure que complementa la experiencia del viajero de negocios con el ocio y el estilo de vida.

Respecto a la actual híper-segmentación de la demanda turística, Escarrer propone diversificar marcar en el segmento vacacional como Sol by Meliá con sus nuevas sub-marcas Sol Hotels, Sol House, Sol Beach House y Sol Katmandu, y en el segmento urbano-bleisure, Meliá e Innside by Meliá.

“NO VENDEMOS CAMAS, VENDEMOS EXPERIENCIAS”

Así de rotundo se expresó Escarrer para dar respuesta al interés global por las experiencias y también, frente al reto de la llamada “economía colaborativa”. Meliá pretende ofrecer un mejor servicio, más personalizado y potenciar el segmento superior y de lujo.

Sobre el desafío digital, el Vicepresidente y Consejero Delegado de Meliá se mostró especialmente orgulloso de la transformación del negocio llevado a cabo, con nuevas herramientas de ventas, personalización y gestión del precio

Respecto a la tendencia existente a una creciente consolidación del sector mediante fusiones y adquisiciones en la industria, Escarrer explicó que el posicionamiento de Meliá no es ser más grandes, sino especializarse en el segmento vacacional, donde el grupo ya es líder a nivel internacional.

[useful_banner_manager banners=1 count=1]