“San Petersburgo es muy europea y a la vez tiene lo mejor...

“San Petersburgo es muy europea y a la vez tiene lo mejor de Rusia”

EKATERINA VOLKHONSKAYA, CEO DEL CONVENTION BUREAU DE SAN PETERSBURGO

Compartir
Ekaterina Volkhonskaya_San Petersburgo CB

“San Petersburgo es la ciudad más europea de Rusia, pero a la vez es muy rusa”, asegura Ekaterina Volkhonskaya, CEO del Convention Bureau de la ciudad, dos facetas que enganchan al turista occidental de la misma manera que los palacios históricos seducen a los organizadores de reuniones y eventos.

¿Cuál es la situación en la ciudad frente a la pandemia?

A día de hoy, la situación es bastante estable. No tenemos muchas restricciones. Estamos abiertos para muchos países. En total son 68 los mercados emisores que no tienen problemas de entrada, España incluida.

¿Y el visado electrónico?

Ha estado un poco parado, pero su puesta en marcha es inminente. Hicimos un proyecto piloto hace dos años y funcionó muy bien. Será válido para 16 días y para todo el país, no solo San Petersburgo.

¿También para grupos?

Es válido para cualquier tipo de grupo, tanto los que lleguen en avión, como en crucero o en tren. En cualquier caso, la tramitación siempre es individual.

¿Es necesario pasar cuarentena en el país?
Para los 68 países aprobados no hay cuarentena. Solo es necesaria una PCR. En otras regiones puede haber restricciones puntuales. En San Petersburgo se están introduciendo los códigos  QR para vacunados y los que han pasado la enfermedad. El problema es que no tenemos el reconocimiento mutuo de vacunas. Si alguien no tiene la Sputnik, tiene que presentar una prueba diagnóstica negativa. A los rusos les pasa igual en los países que vacunan con Pfizer, Moderna, Jansen o Astrazeneca. Su certificado no les vale, porque la vacuna rusa no está reconocida. Esperamos que esto cambie pronto y todas sean reconocidas. Tarde o temprano llegaremos a ello.

¿Qué es lo que ofrece San Petersburgo para el turismo MICE? ¿Cuáles son sus grandes encantos para enamorar a los meeting planners?

El destino es muy polifacético. Muestra ese aire de ciudad marítima y, por otro lado, alberga museos primera categoría. También cuenta con grandes infraestructuras, algunas construidas para la copa del mundo de fútbol. Tenemos el rascacielos más alto de Europa, en el barrio de Nueva San Petersburgo, que pronto abrirá un restaurante y un mirador panorámico en la última planta. Por un lado está todo el legado de la capital imperial, con los palacios y demás, y en contraste, una ciudad muy moderna, con un estadio que parece una nave espacial. Además, es un destino muy romántico, con los canales y los puentes levadizos, con las grandes avenidas construidas en tiempos del zar Pedro el Grande y sus magníficos edificios concebidos por arquitectos italianos. Todo el centro histórico es Patrimonio de la Humanidad.

¿Todo ese patrimonio se puede utilizar para la actividad MICE?

Hay muchas fábricas que estaban en el centro de la ciudad que han sido reconvertidas en espacios para reuniones y eventos, como ocurre con el planetario, que está en una antigua empresa. Son lugares muy singulares. También se pueden organizar eventos en edificios históricos. En junio tuvimos un congreso internacional de astronomía, con 850 delegados de 50 países, todos en presencial, que organizaron el evento en un palacio y el programa social lo hicieron en Peterhof, que fue residencia de los zares hasta 1917, a las afueras de la ciudad.

En España tenemos la idea de que en Rusia es todo muy burocrático, que es difícil conseguir permisos…

No es así. Eso ha cambiado mucho. Ahora es fácil organizar cualquier evento en un palacio o en un sitio histórico.

¿Y cómo están las conexiones con San Petersburgo?

Hay un vuelo directo por semana desde Barcelona. Nos gustaría tener más, pero a través de Moscú hay dos frecuencias diarias con Aeroflot. También operan compañías como Wizzair o S7.

¿Cuál es el nivel de precios del destino en comparación con España?

Cuando hay grandes eventos los precios son altos pero, en general, teniendo en cuenta el cambio del rublo, el nivel de vida es más barato.

¿Qué época es mejor para visitar la ciudad?

Cualquiera es buena. Todas tienen su encanto. Las noches blancas, por ejemplo, cuando el sol nunca se pone, son mágicas. Ocurre durante dos semanas y es muy especial. San Petersburgo con nieve también es precioso. También en otoño, cuando caen las hojas de los árboles y, por supuesto, en verano.