Barcelona y Madrid se posicionan como principales destinos de reuniones

Barcelona y Madrid se posicionan como principales destinos de reuniones

Compartir
Barcelona Madrid destinos MICE congresos y reuniones

Según los datos de Ovation Global DMC Barcelona y Madrid se ponen a la cabeza de los destinos de reuniones situando a España como referencia en el sur de Europa. Valencia, Sevilla, Bilbao o Palma de Mallorca les siguen de cerca.

España se sitúa como referencia en el sur de Europa para la celebración de eventos y reuniones, según los datos de Ovation Global DMC presentados en IBTM World 2018, por delante de Italia, Portugal y Grecia.

Este posicionamiento viene dado sobre todo por Barcelona y Madrid, aunque van creciendo otras localidades como Valencia, Sevilla, Bilbao o Palma de Mallorca favorecidas por su buena conexión aérea, sus infraestructuras, su industria hostelera y patrimonio histórico, gastronómico y cultura.

A nivel internacional, la región Asia-Pacífico se posiciona como la gran competidora de Europa con ciudades como Singapur, Hong Kong, Seúl, Bangkok y Tokio. Estados Unidos también está creciendo en atractivo para los organizadores de eventos así como Latinoamérica.

LA IMPORTANCIA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

En cuanto a las tendencias y claves existentes, los responsables de Ovation Global DMC han resaltado dos fundamentalmente: en primer lugar, las nuevas tecnologías; y en segundo lugar, la elección de la sede, ya que los asistentes harán de prescriptores del destino.

Así, han asegurado que la realidad aumentada, la realidad virtual, la inteligencia artificial o las aplicaciones móviles “juegan un papel cada día más importante en lo que al éxito de asistencia a un evento se refiere y el retorno de la inversión realizada”.

Además, la generación de engagement con los asistentes también es medible a partir de la tecnología y el marketing digital aplicados al sector de los eventos.

Por otro lado, creen que “la elección del sitio de celebración de esos eventos también es cada día más clave a la hora de lograr la máxima asistencia y repercusión del evento, pues son los propios asistentes quienes harán de prescriptores del mismo”.