Cuando al precio del hotel hay que sumar la tasa turística

Cuando al precio del hotel hay que sumar la tasa turística

Compartir
tasa turistica liligo

Cada vez es más frecuente que además del precio por habitación al hacer el check out haya que pagar –en efectivo- una tasa extra por persona y noche. Según un estudio de liligo.com 5 ciudades españolas (Mallorca, Ibiza, Menorca, Formentera y Barcelona) encabezan el ranking de las que tienen las tasas turísticas más caras.

Alojarse una semana en un hotel de 5 estrellas en Baleares cuesta 28 euros más por la tasa turística. En Roma se puede llegar hasta 7 euros por noche en hoteles de la máxima categoría, mientras que en ciudades como Berlín se grava con un 5% del total.

El pasado 1 de enero las Islas Baleares duplicaron el precio de la tasa turística, un impuesto que los viajeros deben pagar en efectivo al momento de hacer el check out en los alojamientos. Este impuesto es por persona y por noche.

Generalmente los criterios para este impuesto turístico tienen relación con el tipo de alojamiento y su categoría. Los hoteles de cinco estrellas tienen una tasa, los de cuatro otra y así hasta llegar a pensiones. En la mayoría de las ciudades corresponde a una tasa fija por noche y persona, mientras que en otras ciudades —como Berlín, Viena o Ámsterdam— se aplica un porcentaje que varía entre el 3% y 5% del total de la factura de dicho alojamiento.

Otro punto a destacar es que este impuesto turístico debe pagarse presencialmente en el alojamiento y en efectivo. En prácticamente todos los países es casi imposible poder pagarlo online junto a la reserva.

BALEARES Y BARCELONA, A LA CABEZA

Mallorca, Ibiza, Formentera y Menorca tienen tarifas que van desde los 4 € por persona y noche en hoteles de cinco estrellas; 3 € para los de cuatro; 2 € para los de dos y tres estrellas y 1 € para hostales, pensiones, posadas u otras infraestructuras turísticas.

Cataluña cuenta con una tasa distinta para Barcelona y para el resto de la comunidad autónoma. La capital cobra 2,25 € para hoteles de cinco estrellas; 1,10 € para los de cuatro y 2 € para los de tres o menos estrellas. El resto de Cataluña cuenta con tarifas parecidas: 2,25 € para los establecimientos de cinco estrellas; 0,90 céntimos para los de cuatro estrellas y 0,45 para el resto de alojamientos y equipamientos turísticos. Fuera de Barcelona, los apartamentos turísticos tienen una tasa de 0,90 céntimos por persona y noche.

EUROPA

Cada estado alemán tiene su propia tasa turística. Por ejemplo, en Berlín y Colonia se grava de acuerdo a un porcentaje (5%) del total de la factura del alojamiento. En Hamburgo tienen diferentes tasas que van desde los 0,50 céntimos a los 4 € de acuerdo al tipo de alojamiento. En Múnich, sin embargo, no tienen tasa turística.

En Holanda utilizan el mismo criterio que en Berlín. Tanto en Ámsterdam como en ciudades como Utrecht se rigen por una tasa única del 5% del total de la factura de alojamiento. En Eindhoven esta tasa es de 3,5% y en Rotterdam de 4,5%.

Italia tiene tasas turísticas parecidas que van desde los 3 € a los 7 € como es el caso de Roma, o de 3 € a los 5 € como Nápoles, Venecia o Florencia. La excepción es Milán, que tiene una tasa que fluctúa entre los 2 y los 5 euros pero con una reducción del 50% en el importe durante el verano.

FRANCIA Y AIRBNB

Respecto a Francia, esta misma semana se ha conocido que Airbnb recaudará de forma automática la tasa turística en 23.000 ciudades de Francia a partir del 1 de julio en nombre de los anfitriones, ya que hasta ahora recaía en ellos la obligación de recaudar y remitir la tasa turística de los viajeros que alojaban.

Según ha informado la compañía, muchas de las pequeñas y medianas ciudades del país podrán utilizar estos nuevos recursos para reinvertirlos en el desarrollo del turismo local, ya que solo en 2017 se podrían haber recaudado hasta 20 millones de euros en concepto de tasa turística en estas ciudades.

La recaudación y la remisión de tasas en Francia se inició en París y Chamonix en 2015, se amplió a 19 grandes ciudades en 2016 y a 50 en 2017, mientras que este año Airbnb ha remitido un total de 13,5 millones de euros recaudados en concepto de tasa turística a estas 50 ciudades francesas.