Inicio TRAVEL SMART ACTUALIDAD ¿Cuándo tenemos derecho a reclamar por nuestros viajes en avión?

¿Cuándo tenemos derecho a reclamar por nuestros viajes en avión?

Más de 1,2 millones de pasajeros españoles no exigen las reclamaciones que les corresponden ante incidencias en sus vuelos, por lo que se llegan a perder  más de 500 millones de euros en compensaciones no reclamadas.

Muchos españoles alegan no realizar una reclamación porque desconocen en qué ocasiones tienen derecho a ella. Por ello, flightright.es – portal para la gestión de compensaciones para pasajeros de vuelos retrasados, cancelados o con overbooking- ha elaborado una guía de consejos para que los viajeros sepan en todo momento cuándo  pueden reclamar ante incidencias en sus vuelos.

Retrasos: hasta 600 euros por vuelos retrasados más de 3 horas

Las indemnizaciones en casos de retraso varían en función de la duración de la demora y la distancia del vuelo. Los pasajeros tienen derecho a una compensación económica si el vuelo ha tenido un retraso de más de tres horas y la aerolínea es completamente responsable de la demora. Esto significa que, si el retraso se debe a circunstancias extraordinarias (por ejemplo, huelgas, mal tiempo o inestabilidad política), las compañías aéreas no tienen que indemnizar a los viajeros.

Si la distancia del vuelo es inferior a 1.500 kilómetros y se retrasa más de tres horas, los pasajeros pueden reclamar hasta 250 euros. Si el trayecto se encuentra entre 1.500 y 3.500 kilómetros y el retraso supera las tres horas, tendrán derecho a recibir hasta 400 euros. En los viajes de 3.500 kilómetros o más, les corresponden hasta 300 euros en los vuelos retrasados ​​más de tres horas y 600 euros en los vuelos que se demoren más de cuatro horas. Por último, si el vuelo se retrasa más de cinco horas, existe la posibilidad de renunciar al billete y obtener el reembolso completo de su importe.

Hay que tener en cuenta que, por ley, la compensación siempre será abonada a la persona que viaja y no a la persona que pagó el billete.

Cancelaciones: alojamiento obligatorio si la recolocación se realiza al día siguiente

En el caso de que el vuelo haya sido cancelado, las compañías aéreas están obligadas a reembolsar el billete o recolocar al pasajero en el siguiente vuelo disponible o en una fecha que se acuerde. Además, tras dos horas de retraso, se debe proporcionar comida y refrescos suficientes, en función del tiempo que sea necesario esperar, así como llamadas telefónicas gratuitas u otros medios de comunicación. También vale la pena saber que, si el nuevo vuelo es al día siguiente o más tarde, los pasajeros tienen derecho a recibir de forma gratuita alojamiento en un hotel cercano así como el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.

Cambios de horario: equivalentes a una cancelación si se informa con menos de dos semanas de antelación

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, al comprar un billete de avión, la aerolínea se reserva el derecho a modificar los horarios del vuelo e incluso el aeropuerto de salida o destino, avisando con poca antelación (en el peor de los casos con tan solo unos días).

Sin embargo, el cambio de hora de un vuelo equivale legalmente a una cancelación o denegación de embarque involuntaria si se informa de ella dentro de los 14 días previos a la fecha de salida inicial. En este caso, los pasajeros pueden exigir una compensación de hasta 600 euros.

Pérdidas de equipaje: más de 1.100 euros de compensación      

La recogida de maletas es a menudo un momento complicado y molesto al final de un largo viaje. Si las compañías pierden el equipaje, también se tiene derecho a indemnización. En las reclamaciones por el extravío de maletas, el límite de responsabilidad es de 1.131 euros por pasajero, a menos que se realice una "declaración especial del valor de la entrega del equipaje". También se puede reclamar al seguro contratado con nuestro viaje, en función de las condiciones de la póliza.

En caso de que el equipaje se retrase, hay que escribir a la aerolínea dentro del plazo de los 21 días siguientes a la entrega de la maleta a la aerolínea. Si el equipaje no aparece después de 21 días, entonces se considera perdido.

¿Qué hacer si llegamos tarde al aeropuerto?

Por último, es muy importante tener en cuenta algunas cuestiones relativas a  los retrasos con la llegada de los pasajeros al aeropuerto. Los pasajeros pueden facturar en su vuelo hasta 45 minutos antes de la salida, y se puede denegar el embarque si se llega al mostrador de facturación más tarde. Sin embargo, si se llega menos de 45 minutos antes de la salida, pero la facturación aún continúa abierta, se tiene que permitir realizar la facturación. Además, hay que ser conscientes de que las aerolíneas no están obligadas a pagar una indemnización a los pasajeros que pierdan el vuelo por haber facturado tarde, ya que técnicamente no es su responsabilidad.

 

 

[useful_banner_manager banners=1 count=1]