Las empresas pueden ahorrar un 10% más en viajes

Las empresas pueden ahorrar un 10% más en viajes

Compartir

Un estudio de CWT afirma que las negociaciones pueden ser aún más arduas, sobre todo en lo que a transporte aéreo se refiere y en relación a los servicios extras.

 

CWT Travel Management Institute ha presentado un informe para ayudar a las empresas a ahorrar todavía más en sus políticas de viajes. El transporte aéreo representa la mitad de los presupuestos. La gestión de esta partida es cada vez más complicada, debido principalmente al aumento de suplementos sobre los que es muy difícil hacer una previsión.

Negociar una reducción o una exención de pago de los servicios adicionales aéreos forma parte de las recomendaciones. Estos cargos suplementarios, tales como suplementos por la facturación de maletas y la restauración a bordo, representan aproximadamente un 6% del gasto en aéreo de las empresas. Solamente un 55% de los gestores de viajes cuantifica este gasto.

Otro consejo es negociar con las aerolíneas un reembolso o descuento retroactivo de los sobrecargos por combustible. Estos pueden otorgarse a final de año en función del negocio que la empresa le ha proporcionado a la compañía aérea. Los sobrecargos por combustible, que aparecen crecientemente desconectados del coste actual de las aerolíneas, representan entre el 7 y el 12% del gasto en aéreo. Desde abril de 2011, están creciendo el doble que el precio del petróleo.

Llevar a cabo auditorías regulares para comprobar si las tarifas se han cargado correctamente en los GDS (Global Distribution System) también es necesario. En un caso del estudio, se mostró cómo el 6% de las tarifas aéreas negociadas se habían cargado mal o con retraso, algo que puede provocar la pérdida de ahorros si los viajeros reservan tarifas incorrectas o no negociadas.

CWT aconseja monitorizar la disponibilidad de las clases aéreas en las principales rutas por aerolínea, tipo de cabina y número de días antes de la salida, con el fin de que los gestores de viajes puedan garantizar que las condiciones negociadas estén disponibles. La mitad de los gestores de viajes encuestados ya han usado con éxito esta información, asegurándose con ello de que existe un nivel adecuado de disponibilidad de las tarifas que han negociado. 

Animar y educar a los viajeros acerca de la importancia de reservar con la máxima antelación posible es otra manera de ahorrar. Las reservas anticipadas conllevan ahorros significativos, especialmente en vuelos internacionales en clase turista. El 75% de los viajeros reserva con menos de 14 días de anticipación.

Por último, se recomienda prestar más atención a los ahorros en el alquiler de coches, que representa de media un 7% del gasto total en viajes. Las empresas que se han centrado en negociar meticulosamente esta partida han ahorrado entre un 6 y un 24% en función de su volumen, región y nivel de madurez.