Los precios hoteleros están bajando este mes del 3% en España

Los precios hoteleros están bajando este mes del 3% en España

Compartir

Noviembre suele ser un mes de bajada por el inicio de la temporada baja y afecta a todas las ciudades europeas. Dentro de nuestras fronteras Barcelona sigue siendo el destino mas caro.

Los analistas del turismo de negocios consideran que la tendencia a la baja de los precios hoteleros cambiará en 2011. American Express cifra el aumento a nivel europeo entre un 1 y un 6%.

Pero la realidad es que de momento los precios siguen bajando: según el analisis mensual del comparador de precios de hoteles www.trivago.es, las tarifas han descendido en prácticamente todas las ciudades más importantes de Europa. En España, este mes de noviembre el precio medio de los hoteles baja un 3% en relación a octubre. Si el mes pasado una noche en habitación doble costaba de media 89 euros, ahora cuesta 86 euros.

Cabe destacar que una caída de precios en noviembre entra dentro de las fluctuaciones habituales en temporada baja. En el caso de ciudades andaluzas como Sevilla el descenso está siendo del 27%. Caso significativo es el de Santiago de Compostela, donde los precios bajaron un 36%.

Pocas ciudades se encuentran en el caso contrario y registran aumentos de precios aunque sea bajo. Es el caso de Las Palmas, con una subida del 4%, y de Palma de Mallorca, del 2%. En España sólo hay cuatro ciudades cuyos precios de hoteles superan los cien euros de media. Con 131 euros, Barcelona es la que mantiene los precios más elevados seguida de Palma de Mallorca, con 120 euros. Le sigue de lejos San Sebastián, con 104 euros de media, y Madrid, con 102 euros.

En el extremo opuesto, la ciudad española con los precios más bajos es Zaragoza, con 59 euros de media; junto a Santiago de Compostela y Murcia, con 62 euros.

A nivel europeo, las mayores caídas se producen en Venecia, que desciende sus precios un 42%, y Roma, un 29%. París también registra un descenso del 21% y en la vecina Portugal, Lisboa es también una de las capitales con mayores descensos. Allí los precios bajaron este mes un 20%, al igual que en Praga.