Los smartphones son mucho menos seguros de lo que parece

Los smartphones son mucho menos seguros de lo que parece

Compartir

Un pirata dotado de un ordenador portátil puede acceder a los archivos de un teléfono con solo encontrarse en el mismo lugar de conexión que el usuario. Las autoridades suizas alertan del peligro de que las terminales se conviertan en un medio de pago.

Los servicios de inteligencia suizos alertan del peligro que supone almacenar información confidencial en un smartphone, aunque forme parte del correo del usuario. Han demostrado que piratear este tipo de teléfonos es muy fácil, ya que no están protegidos como las computadoras convencionales.

Con solo encontrarse en un mismo lugar de conexión pública, el pirata puede acceder desde su ordenador a los mensajes de texto de la víctima. A partir de ese momento le puede enviar un mensaje, que el inocente propietario del teléfono considera como procedente de uno de sus contactos. Una vez leído, ya ha dejado la puerta abierta a que el pirata acceda a todos sus archivos.

Blackberry e iPhone reconocen estar trabajando para aumentar la seguridad de sus terminales. Mientras, los suizos alertan de la necesidad de garantizar mucha mas protección con vistas a hacer del teléfono un medio de pago.