MICE in Asia-Pacífico

MICE in Asia-Pacífico

Compartir

CATAR

Antes de que el descubrimiento de los yacimientos de petróleo y gas enriquecieran al país, Catar era un pueblo de nómadas que subsistían fundamentalmente de la recolección de perlas, la pesca y el comercio. Un vestigio de ese pasado es la gran pasión de los cataríes: el caballo. Los visitantes pueden disfrutar de uno de los deportes más arraigados participando en alguno de los eventos organizados por el Club Ecuestre, desde carreras hasta concursos de belleza para equinos.

Doha, la capital, es una ciudad futurista que desde hace años está experimentando un crecimiento vertiginoso y en la que contrastan sus ultramodernos edificios con una evidente voluntad por mantener la identidad y tradiciones de sus antiguos pobladores. Algunas agencias locales ofrecen salidas en dhows, la embarcación típica de la zona, para experimentar en primera persona la técnica de navegación ancestral con los espectaculares edificios de la corniche de fondo. El colofón puede ser una fiesta con barbacoa bañada en la cálida luz de la puesta del sol.

El tinte cultural de la visita se puede conseguir en el Museo de Arte Islámico, con una colección de inmenso valor compuesta por objetos de cerámica, marfil, piedras preciosas y manuscritos, algunos de ellos con más de 1.300 años de antigüedad. La oferta se verá ampliada en breve con la inauguración del Museo Nacional de Qatar, alojado en el edificio del genial arquitecto Jean Nouvelle y que reproduce una gigantesca rosa del desierto.

www.qatartourism.gov.qa

CHINA

Para el viajero occidental, todo en China resulta deslumbrante y diferente. Emulando a Marco Polo, existen diferentes opciones para recorrer algunos de los trayectos de sus famosos viajes que atraviesan el vasto país, como visitar las cuevas de los Mil Budas o las de Mogao, declaradas Patrimonio de la Humanidad; recorrer el bazar de Jiaohe, antigua ciudad de adobe; o contemplar la imagen de los más de 8.000 guerreros de terracota en Xian, que nos transportan a un pasado épico.

En Pekín, además de la inabarcable oferta de arquitectura imperial, el boom económico y aperturista de los últimos años ha dado lugar a una amplia oferta de modernos venues, con lugares como Distrito 798, antigua fábrica reconvertida en espacio creativo y de exposiciones, que alberga además una importante representación del arte contemporáneo chino. En esta línea de vanguardia, la cocina tradicional china se reinventa en sitios como el LAN Club, restaurante y night club diseñado por el polifacético Phillip Stark, o el Green Tea House, con un mobiliario tan sofisticado como sus platos.

La provincia de Hainan, donde se encuentran las espectaculares playas de Tianya Haijao y Dadonghai, es conocida como el Caribe de Asia. Pai Oeste y Pai Este son dos pequeñas islas de la bahía de Yalong con los mejores lugares para bucear. Teniendo en cuenta que ninguno de los dos sitios está abierto a los visitantes, la visibilidad del agua es óptima y los arrecifes de coral se conservan en su estado natural.

www.cnto.org.es


COREA DEL SUR

Seis décadas después de la ruptura con Corea del Norte, la zona desmilitarizada de separación con la vecina del Sur, inaccesible durante muchos años para la población civil, se ha convertido en el refugio de una rica y diversa fauna que las autoridades han sabido aprovechar como reclamo turístico. La visita se puede realizar únicamente a través de agencias de viajes autorizadas.

Para adentrarse en la cultura y las tradiciones del país hay propuestas para todos los gustos: desde elaborar artesanía local con barro, hasta actividades gastronómicas para preparar y degustar el kimchi, plato típico a base de col, o pasar la noche en casas hanok, el estilo arquitectónico autóctono. Los grupos más deportistas pueden probar con las artes marciales, especialmente taekwondo, genuinamente coreano.

Un toque más original y, por qué no decirlo, algo más “gamberro” es el que proporciona el turismo gangnam style, muy promocionado últimamente por la oficina de turismo. La zona Gangnam de Seúl, que literalmente significa “parte meridional del río”, en referencia al Hangang, que cruza la capital de oeste a este, está poblada por varias áreas comerciales repletas de tiendas que venden artículos caros de famosos diseñadores, ropa vintage y muchas cosas más. Sin duda, uno de los lugares de moda donde no es difícil encontrarse con alguna celebridad curioseando por los escaparates, cenando en alguno de los locales chic o dejándose el dinero en el Casino Seven Luck.

spanish.visitkorea.or.kr/spa


DUBÁI

Dubái es el más poblado de los siete Emiratos Árabes Unidos. Para conocerlo en poco tiempo y a vista de pájaro, nada como montar en helicóptero. En un vuelo de media hora se puede sobrevolar Dubái Festival City, Dubái Creek, el campo Deira Golf Club, Port Rashid, el downtown, las Islas del Mundo, el famoso hotel Burj Al Arab y Palm Jumeirah. Sin dejar las alturas, una experiencia atractiva puede ser adentrarse en el desierto de Al Ain a bordo de un globo aerostático para dejarse seducir las dunas, los camellos y los silenciosos oasis.

Los espléndidos paisajes, la agradable brisa del mar y la posibilidad de realizar actividades en la naturaleza son las principales bazas de la Península de Musandam, un lugar de extraordinaria belleza localizado en el norte de Fujairah, junto a Omán. Una vez en el puerto de Dibba, se puede coger un barco para realizar un crucero de cuatro horas con la posibilidad de realizar snórkel, pasear en kayak, nadar o bien practicar la pesca. A bordo del barco se puede disfrutar de un sabroso almuerzo tradicional.

La capital, Dubái, puede ser una irresistible tentación para los amantes de las compras. Son innumerables las tiendas, mercados y centros comerciales que pueblan esta joven urbe. El Zoco de Dubái es quizá el mejor lugar para los souvenirs. Más allá del shopping, el Mall of the Emirates es un enorme centro comercial famoso por contener en su interior la pista de esquí indoor más grande del mundo. Para acabar de fundir la tarjeta de crédito también se puede dar una vuelta Dubái Mall.

www.dubaitourism.ae

 

ISRAEL

Las playas israelíes del Mediterráneo, el mar Rojo y el lago Kinneret son ideales para practicar la natación, el surf, el windsurf, la navegación, el submarinismo y el esquí acuático. Las del Mediterráneo ofrecen olas y condiciones idóneas para el surfista. Existen escuelas de este deporte en Tel Aviv y en Haifa que ofrecen además cursos de diversas actividades relacionadas con la vela, además de alquiler y venta de equipos. Eilat es otro excelente punto de peregrinación para los amantes de las tablas deslizantes. Por su parte, las cualidades del mar Muerto hacen posible organizar un desayuno dentro del agua con bandejas flotantes. Las cálidas temperaturas permiten hacerlo incluso en invierno. También se ofrecen partidas de ajedrez en el agua.

Si lo que se busca es dar un toque excepcional a cualquier presentación, proyectar mensajes sobre la fachada de piedra de la Torre de David, en Jerusalén, mientras se disfruta de una cena de gala puede ser una gran opción.

Como experiencia gastronómica, este país ofrece la posibilidad de celebrar un evento original con una cena en una fortaleza, donde se facilita a los asistentes indumentaria adecuada para reproducir pasajes de las Sagradas Escrituras. También se pueden degustar vinos israelíes con una cena de gala en el viñedo de un kibbutz. Cambiando de tercio, vivir la noche de Tel Aviv puede resultar apasionante, sin duda la ciudad más animada, abierta y cosmopolita de todo Oriente Medio.

www.turisrael.com

 

MALASIA

Una de los principales atractivos de Malasia son sus contrastes extremos. Desde los altísimos rascacielos de Kuala Lumpur, la capital, se pueden observar casas de madera construidas sobre pilotes. Los contrastes no solo se manifiestan en el urbanismo o en su desbordante naturaleza, sino en la multitud de culturas que se mezclan en el país, principalmente la malaya, la china y la hindú. Fruto de ese cruce es también su rica gastronomía. Por todas partes hay restaurantes y puestos callejeros en los que se pueden degustar recetas de las más diversas procedencias. Para The New York Times, Georgetown, la capital de la isla de Penang, es junto con Beirut el mejor lugar del mundo para comer en la calle.

En los estados de Malacca y Penang se puede degustar una variante propia: la nyonya, literalmente traducido como “cocina malaya-china de mujer”, fruto de la unión entre los peranakan, mercaderes chinos llegados al país hace 400 años, y las féminas locales. La fusión se declina de dos maneras: mientras que en Malacca se utilizan más el comino, el cilantro o la leche de coco; en Penang destaca el uso del chile, la lima y una pasta derivada de la fermentación de los camarones negros. Aquí los platos son en general picantes o muy picantes.

www.tourism.gov.my

 

NUEVA ZELANDA

Nueva Zelanda es un destino excelentemente preparado para recorrerlo en autocaravana. Sus campings son limpios y ordenados, es un país muy seguro, las carreteras se encuentran en buenas condiciones y el tráfico es mínimo. El trato amable de la gente facilita el viaje. Además, la motorhome permite estar en todo momento en contacto con la naturaleza, ya que todavía está permitido acampar en cualquier lugar, a excepción de determinadas áreas especialmente protegidas, como los parques nacionales.

Para los que se cansan del volante, el tren es otra buena. El TranzAlpine, una de las mayores rutas en ferrocarril del mundo, conecta las costas este y oeste a través de túneles e impresionantes viaductos. El recorrido, de 233,8 km, se completa en cuatro horas y media.

El ferry que conecta la isla del norte con la del sur, entre Wellington y Picton, realiza hasta cinco salidas diarias en cada dirección y transporta tanto personas como vehículos. En temporada alta es necesario realizar reservas con tiempo.

Tras conocer el país por tierra y por mar, el helicóptero permite hacerlo desde una perspectiva singular. Sobrevolar los famosos glaciares de Franz Josef y Fox y aterrizar en uno de ellos es el mejor colofón que se pueda experimentar antes de volver de las antípodas.

www.newzealand.com

 

TAILANDIA

Una de las actividades que más popularidad está alcanzando entre los turistas ávidos de nuevas experiencias es el curso de entrenamiento de elefantes, el oficio de los mahout, excelente manera de conocer las exuberantes selvas tailandesas lejos del bullicio y el ritmo vertiginoso de la ciudad. Los elefantes irradian tanta energía y tienen un temple tan especial que es habitual tomarles cariño a lo largo de las clases. Realizar esta actividad es una forma  privilegiada de conocer el entorno rural del país y de colaborar con los proyectos de preservación de esta especie.

Las espectaculares islas calizas del sur están llenas de increíbles cuevas marinas. Lo mejor aquí son las rutas con kayak, única manera de acceder a ellas. La bahía de Phang Nga es una visita obligada por sus místicas formaciones rocosas que crecen como grandes torres conocidas como hongs.

Para la práctica del senderismo existe una gran variedad de bellezas naturales. Tailandia posee nada menos que 112 parques nacionales, 89 santuarios de vida salvaje y 35 reservas de bosques. La temporada de trekking comienza en diciembre y termina en junio, suspendiéndose durante la estación lluviosa.

www.turismotailandes.com