BRUSELAS. Cóctel de ambientes

BRUSELAS. Cóctel de ambientes

Eva López

Compartir

La capital europea es un concentrado de ambientes fruto de la convivencia de bruselenses, flamencos y valones, funcionarios europeos, “lobbistas” y turistas. El resultado es una ciudad cosmopolita en la que el frecuente mal tiempo es la excusa para disfrutar de sus delicatessen o ir de shopping por algunas de las tiendas más exclusivas de la Unión.

¿POR QUÉ?
Amplio abanico de venues
Mucho ambiente entre semana
Certamen Brusselicious en 2012

¿CUÁNTO?
Desde 60 € i/v en compañía low cost hasta 811 € en Business.

¿CUÁNDO?
De abril a junio, septiembre y octubre

Bruselas no sería lo que es sin las instituciones comunitarias. La principal sede del Parlamento Europeo, compartido con Estrasburgo y Luxemburgo, así como la OTAN, tienen su sede en la ciudad. Esta circunstancia ha propiciado la instalación de delegaciones, e incluso sedes centrales, de las mayores compañías mundiales.
El resultado es un tráfico incesante generado por los funcionarios que transitan diariamente por el barrio de las instituciones, “lobbistas” (¡hasta 20.000!) que combaten por sus intereses en los mejores restaurantes de la ciudad, y turistas curiosos por descubrir dónde se toman las decisiones de ese mastodonte mal conocido que es la Unión Europea.

Las consecuencias son buenas y malas. Por un lado, la convivencia de culturas muy diferentes se traduce en un espectro de propuestas variopintas, reflejado tanto en la vida cultural como en la oferta gastronómica. La ciudad cuenta con cerca de 4.000 restaurantes en los que degustar prácticamente todas las cocinas del mundo. La parte negativa es que los hoteleros tienen en buena parte la clientela ganada, y esto no contribuye a que compitan por el mejor servicio.

La capitalidad europea ha colocado a la ciudad en el centro del mapa de conexiones aéreas. El aeropuerto internacional se encuentra a 20 minutos del centro en tren (15 km). Iberia, Spanair y Vueling operan al menos dos vuelos diarios desde Madrid. Esta última cuenta además con dos frecuencias desde Barcelona. Brussels Airlines ofrece vuelos desde 14 aeropuertos españoles.

Bruselas es además un espejo de la sociedad belga, dividida en flamencos, valones y bruselenses. El viajero que se encuentre de paso en la ciudad puede aprovechar para practicar idiomas, ya que el flamenco (semejante al holandés), el francés y el inglés forman parte de la vida cotidiana, cada vez más a partes iguales. Casi como el español. Bruselas fue uno de los principales destinos de las familias emigrantes durante la dictadura, y de ahí las numerosas referencias a la cultura ibérica en los nombres de las tiendas, plazas, calles y centros culturales.

AMBIENTE ESPAÑOL

Por eso la capital belga tiene algo de español. En los alrededores de la Grand Place y barrios como Dansaert se concentran gran cantidad de terrazas y paseantes. Esto genera un bullicio al final de la jornada semejante al de cualquier urbe española. Aunque con la diferencia de la temperatura: el invierno es duro en la ciudad, principalmente por la falta de luz, ya que la tónica general entre noviembre y abril son los días lluviosos y grises.

La plaza Chatelin es conocida como el village de los funcionarios europeos. Su ambiente, como en la plaza Luxemburgo, es especialmente animado los jueves por la noche, antes de que los parlamentarios regresen a sus países. Para quienes prefieran una cita informal en un lugar más típico, La Mort Subite fue frecuentado en su momento por Jacques Brel. La extensísima carta de cervezas y las típicas tostas de queso blanco atraen a numerosos ejecutivos al final de la jornada.

Para promocionar su gastronomía la ciudad organizará en 2012 el certamen Brusselicious: productos tan típicos como las patatas fritas, las coles de Bruselas o los mejillones serán “customizados” de marzo a octubre. Durante todo el año, los restaurantes participantes ofrecerán menús tematizados según la decoración del lugar, el “espíritu fashion“, el predominio de un color, etc (www.brusselicious.be).

VENUES

La ciudad necesitaba un palacio de congresos tras siete años sin disponer de este tipo de infraestructura. Inaugurado en 2009, Square ha venido a llenar este hueco. Con un emplazamiento privilegiado en el Mont des Arts, frente al casco antiguo, cuenta con cuatro entradas y está conectado por un pasillo subterráneo con el museo Bozar, lo que amplía sus posibilidades para grandes eventos. Square ofrece 23 salas de reuniones, todas con luz natural, tres auditorios (de 150 a 1.200 personas) y un hall panorámico muy utilizado para cócteles nocturnos hasta 200 participantes (www.square-brussels.com).

El museo y centro cultural Bozar cuenta con una de las salas más emblemáticas de la ciudad: Henri Le Bœuf, de estilo art nouveau, es muy demandada para espectáculos musicales y puede acoger hasta 2.200 personas en teatro. Una opción con mucho encanto para cócteles, con un máximo de 150 asistentes, es utilizar la sala Rotonde Bertouille. El vestíbulo Horta también se puede privatizar para eventos hasta 800 invitados (www.bozar.be).

Bruselas cuenta con una amplia oferta de venues de prestigio: la biblioteca Solvay, en el barrio de las instituciones europeas, es un bellísimo ejemplo de art nouveau que puede acoger hasta 250 personas en cóctel. Además, cuenta con una terraza con capacidad para 80 personas (www.bibliothequesolvay.be). La misma empresa gestora ofrece el espacio Concert Noble, en el mismo barrio, de estilo barroco y muy utilizado para cenas de gala con 400 invitados (www.concertnoble.com).

La sala gótica del emblemático ayuntamiento de Bruselas acoge recepciones con excelentes vistas a la Grand Place, especialmente bonita por la noche. Para quienes quieran organizar un evento aún mas exclusivo, es posible programar un cóctel frío para un máximo de 60 personas en la Maison du Cygne. Es uno de los edificios más bonitos de la plaza y la velada puede ampliarse con una cena en el restaurante que ocupa el piso bajo (www.itmbelgium.be).

La ciudad ofrece otras posibilidades más vanguardistas: La Bellone, en el distrito de los creadores (Dansaert), es un patio cubierto con un techo de cristal que cuenta con una impresionante fachada barroca en su interior (www.brusselsinternational.be).

Bruselas también es la capital mundial de las antigüedades. Costermans es precisamente uno de los anticuarios más conocidos. Su tienda se sitúa en un edificio de 1780 ubicado en la céntrica Place du Grand Sablon y se compone de varios pisos repletos de objetos procedentes de diversos países y épocas. En ellos se pueden organizar cócteles fríos inspirados en la cocina más contemporánea y precedidos por las interesantes explicaciones del propietario (www.costermans-antiques.com).

TEAM BUILDING E INCENTIVOS

La ciudad acostumbra a recibir tantos grupos de trabajo que los programas de actividades para motivar y reforzar los lazos entre los componentes son muy variados. Por ejemplo, Yves Mattagne, el cocinero belga con más prestigio, dispone de un taller con seis islotes en los que cada grupo puede cocinar una parte del menú. Hasta 80 personas pueden degustar a continuación los resultados de la experiencia en común.

Agencias como Vizit organizan comidas en las que cada plato se degusta en un lugar diferente. Esta actividad favorece el contacto entre los miembros del grupo, que no se encuentran sentados a lo largo de toda la comida junto a las mismas personas (www.vizit.be).

Bruselas también es capital del chocolate. Junto al museo Bozar, el chocolatero Laurent Girbaud organiza clases de cocina en las que los participantes pueden elaborar los afamados bombones sin grasas animales, solo con mantequilla de cacao. Chocolaterías como Marcolini, consideradas entre las mejores del mundo, disponen de espacios donde organizar degustaciones privadas que pueden ir acompañadas de explicaciones sobre la elaboración (www.belgiumcvb.be).

Un producto en auge es el personal shopper. Este servicio de acompañamiento conduce al visitante por las tiendas más exclusivas de la ciudad. En Dansaert, el barrio donde se da cita la moda de vanguardia, se pueden visitar establecimientos como Stilj (primera tienda de lujo procedente del comercio justo de Europa), Hoet(gafas de diseño), Belles Affaires! (regalos), Delvaux (marroquinería), Atelier Coppers (sombreros) oEspace Bizarre (decoración). El style consult que acompaña al viajero puede ajustar el recorrido al tipo de compras o presupuesto. El itinerario puede incluir otros barrios exclusivos como Louise o Toison d´or, pausas para degustar algunos de los mejores productos belgas o la recogida del cliente en limusina (www.vanwaesberge.be).

Los asiduos de la capital pueden aprovechar la cercanía de ciudades como Gante (a 35 minutos en tren), Anvers (a 40 minutos) o Brujas (a 1 hora) para descubrir otras zonas del país (www.flandes.net).

SOFITEL BRUSSELS LE LOUISE *****
Lujo contemporáneo en la prestigiosa avenida Toison d´Or. El bar Crystal Lounge es muy utilizado para encuentros informales al final de la jornada. Cuenta con 169 habitaciones y 4 salas de reuniones, la mayor con capacidad para 150 personas en cóctel. La marca también tiene otro hotel en el corazón del barrio europeo (Sofitel Brussels Europe).
40, Avenue de la Toison d´Or
Tel. +32 2 514 22 00 / H1071@accor.com

NH BRUSSELS GRAND SABLON ****
Situado en la plaza de las chocolaterías y los anticuarios, está muy cerca de la Grand Place. Dispone de 196 habitaciones y 8 salones para eventos, el mayor con capacidad para 140 personas en teatro. La cadena española cuenta con seis hoteles en la ciudad.
2-4, rue Bodenbroek
Tel. +32 2 518 11 00 / nhdugrandsablon@nh-hotels.com

THE DOMINICAN BRUSSELS ****
Ocupa el espacio de un antiguo monasterio junto a la Ópera de la ciudad. Tiene 150 habitaciones, incluidos 17lofts, así como tres salas de reuniones con luz natural (de 10 a 140 personas). Spa, gimnasio, sauna y hamman. Wifi gratuito.
9, rue Léopold
Tel. +32 2 203 08 08  / info@thedominican.carlton.be

MARIVAUX ****
Un cine de los años 20 ha sido rehabilitado como hotel y será ampliado próximamente con la renovación del establecimiento adjunto Vendome. Dos tipos de decoración en las 86 habitaciones. Los dos auditorios disponibles son las antiguas salas de cine con capacidad para 90 y 115 personas. Wifi gratuito. Brasserie Meat Me, con cocina de mercado.
98, boulevard Adolph Maxlaanç
Tel. +32 2 227 03 00 / info@marivaux.be

METROPOLE *****
Uno de los clásicos que no pierde un ápice de su solera y elegancia. El edificio de 1895, decorado en estilo Louis XVI, cuenta con 295 habitaciones y 10 salas para reuniones. Completan la oferta un centro de conferencias con salas más modernas y dos auditorios, con capacidad hasta 490 personas. Wifi gratuito. Restaurante barroco italiano.
31, place de Brouckère
Tel. +32 2 217 23 00 / resa@metropolehotel.be

THE VINTAGE ***
Un hotel recomendado para los viajeros individuales y los amantes del vino. El sumiller fue elegido el mejor de la ciudad en 2009. Tiene 29 habitaciones vintage y 1 sala de reuniones para 15 personas. Wifi de pago.
45, rue Dejoncker  
Tel. + 32 2 533 99 80 / info@vintagehotel.be

KWINT
Junto al Square y con vistas sobre el casco antiguo, su decoración es uno de los diseños más espectaculares de Arne Quinze. Especialidad en platos a base de trufa, caviar, salmón y foie gras. Tienda de productos propios.
1, Mont des Arts
Tel. +32 2 505 95 95 / info@kwintbrussels.com

LA MARÉE
Para quienes quieran disfrutar de los mejillones con patatas, la receta más emblemática de Bruselas.
99, rue de FlandreTel. +32 2 511 00 40 / www.lamaree-sa.com

SEAGRILL
En el hotel Radisson Blu Royal y con dos estrellas Michelin, es la referencia en la ciudad para los amantes del marisco.
47, rue Fosse Aux Loups
Tel. +32 2 212 08 00 / info@seagrill.eu

BELGA QUEEN
Ocupa los espacios de un antiguo banco. Muy utilizado para grupos, cuenta con un fumadero de puros en lo que era la caja fuerte.
32, rue Fossé aux Loups
Tel. +32 2 217 21 87 / info.brussels@belgaqueen.be

HENRI
Muy utilizado por los viajeros de negocios para sus lunch d´affaires a mediodía. Menú ejecutivo a partir de 12 €. Un buen ejemplo de la idiosincrasia belga, lo que incluye que las mesas estén muy cerca unas de otras.
113, rue de Flandre
Tel. +32 2 218 00 08 / www.restohenri.be

Circuito amuse gueule
Una visita de la ciudad en tres horas en base a sus delicatessen: chocolate, galletas de canela, cerveza, etc. También se pueden organizar comidas con degustación de cada plato en un establecimiento diferente.
www.vizit.be

Bruselas a través de sus cómics
Circuito guiado en segway para descubrir las paredes decoradas con algunos de los personajes de viñetas más emblemáticos. Puede terminar con una recepción en el Museo del Cómic.
www.visitbrussels.be

Curso de buceo en la piscina más profunda del mundo
Nemo 33 es una piscina de 33 metros de profundidad que cuenta con salas para organizar recepciones previas o posteriores a una clase en grupo.
www.nemo33.com

Visita privada al Parlamento Europeo
Es necesario reservar con mucha antelación. Cada día se organizan dos recorridos gratuitos.
www.europarl.europa.eu

Degustación de cerveza Kriek
Con personalización de la etiqueta para grupos de empresa. Típica de la ciudad y con sabor a cereza
www.itmbelgium.be