Delta Air Lines planifica importantes inversiones para llegar al impacto cero

Delta Air Lines planifica importantes inversiones para llegar al impacto cero

Compartir

Delta Air Lines ha presupuestado más de 30 millones de dólares para una cartera de compensaciones verificadas con el objetivo de mitigar el impacto de 13 millones de toneladas de emisiones desde su compromiso con la neutralidad adquirido en marzo de 2020. Además, la compañía está planificando inversiones a largo plazo en combustibles sostenibles, avances en la disminución del carbono y análisis del papel de las tecnologías de propulsión.

 

Desde marzo de 2020, el compromiso de Delta Air Lines con la neutralidad de carbono se está materializando con un rápido impacto a través de acciones inmediatas junto con inversiones a largo plazo para combatir el cambio climático.

A corto plazo, Delta pretende alcanzar la neutralidad de carbono reduciendo directamente las emisiones a través de la eficiencia operativa y de la flota y, al mismo tiempo, abordando las emisiones restantes mediante inversiones en proyectos de compensación de carbono que mantengan, protejan y expandan los bosques.

Mientras Delta trabaja para solventar su mayor impacto en el medio ambiente, las emisiones de dióxido de carbono, tiene previsto invertir en soluciones innovadoras, como la captura y el almacenamiento de carbono y los combustibles de aviación sostenibles (SAF, en sus siglas en inglés).

Los SAF son una alternativa a los combustibles fósiles y pueden reducir las emisiones hasta en un 80 % durante todo su ciclo de vida. Algunos ejemplos son los biocombustibles y los combustibles sintéticos. El objetivo de Delta a medio plazo es sustituir el 10 % de su combustible de aviación refinado a partir de combustibles fósiles por SAF para finales de 2030.

El SAF y otras tecnologías avanzadas no están disponibles a una escala lo suficientemente grande como para satisfacer las demandas actuales de la industria. El mercado está tan poco desarrollado que todo el SAF que se produjo en 2020 solo abastecería la flota de Delta durante un día en la época previa a la covid-19. Por este motivo son tan importantes las inversiones, guiadas por una sólida visión a largo plazo.

COMPROMISO DE LOS STAKEHOLDERS

Delta pretende involucrar a los inversores, clientes y empleados en este viaje hacia una aviación de impacto cero. Para garantizar que todas las partes interesadas vean los resultados de su compromiso, la compañía está haciendo de la transparencia la piedra angular de su enfoque, que pretende demostrar, a través de los mejores informes, la colaboración entre sectores y la gestión de fondos.

Delta ha firmado acuerdos de SAF líderes en el sector con clientes corporativos para emprender acciones colectivas por el bien del planeta. NIKE Inc. y Deloitte, el primer y el segundo cliente corporativo de Delta en comprar SAF facilitado por Delta, están apoyando un futuro de viajes de negocios más sostenibles.

COALICIÓN POR EL PLANETA

Una sola empresa no puede resolver este reto, por lo que las asociaciones son fundamentales. Para ampliar la disponibilidad de los combustibles alternativos y la tecnología de captura de carbono, Delta pretende crear coaliciones con proveedores y otros actores del sector para reducir el coste y aumentar el consumo y la producción de estas tecnologías transformadoras.

«No se trata de una competición», ha afirmado el CEO de Delta, Ed Bastian. «Es imprescindible la unión de todas las industrias para crear un futuro más sostenible. Cuantos más se unan a nosotros en esta misión, mejor.»

Desde el pasado mes de marzo, Delta ha trabajado con líderes de dentro y fuera del sector de la aviación para dar forma a sus planes y prevé anunciar múltiples asociaciones en el segundo trimestre. Un ejemplo es su adhesión al Programa de Enlace con la Industria del MIT, que ha ayudado a Delta a comprender y cuantificar el impacto medioambiental de la aviación y a informar de un plan a largo plazo para apoyar la innovación del sector.

Desde ser la primera y única línea aérea estadounidense en limitar voluntariamente las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles de 2012 hasta el compromiso del año pasado de ser la primera línea aérea neutra en carbono a nivel mundial, Delta sostiene un compromiso de larga duración con los viajes aéreos sostenibles.