Diferencias entre ‘duty of care’ y la gestión de riesgos

Diferencias entre ‘duty of care’ y la gestión de riesgos

Compartir
duty of care travel risk management

No es lo mismo y sin embargo muchos gestores de viajes corporativos utilizan indistintamente los téminos duty of care y travel risk management (gestión del riesgo).

¿Qué diferencia hay entre el ‘duty of care’ y la gestión de riesgo? Captio analiza los matices entre estos dos términos que se utilizan tan a menudo de forma incorrecta.

El duty of care tiene que ver con la obligación moral y legal de la empresa de tomar medidas para garantizar la seguridad de los viajes de negocios de sus empleados, mientras que la gestión de riesgo se refiere a la aplicación concreta de estas medidas.

PREOCUPACIÓN POR LA SEGURIDAD

A pesar de que una de las principales preocupaciones del viajero corporativo es la seguridad, GEBTA España indica en su estudio sobre gestión y seguridad en viajes de empresa en España, que el el 55% de las compañías no tienen definida una política de seguridad para los viajes corporativos.

Las empresas marcan las políticas corporativas en cuanto a lo que hay que hacer para evitar percances, sobre todo en viajes internacionales. Sin embargo, en caso de accidente y reclamación, pueden existir dudas al establecer los límites sobre la responsabilidad de las compañías, según el profesor de la Universidad de Houston Stephen Barth.

Para Captio, es ahí donde cobra especial importancia del travel risk management ya que, aunque no se puede evitar el riesgo al 100%, sí se puede minimizar el impacto del mismo.

La gestión del riesgo debe comenzar con una evaluación del viaje y las posibles situaciones que se puedan dar durante el mismo. Posteriormente, es necesario diseñar políticas que reduzcan dichos riesgos y finalmente habrá que asegurar al viajero contra todos los riesgos que son se pueden eliminar.

Un plan idóneo para las situaciones cada vez más frecuentes a las que se enfrentan los viajeros de negocios:  atentados terroristas, accidentes aéreos, terremotos, grandes nevadas, inundaciones, turbulencias políticas, etc.

De hecho, para dar una respuesta eficaz, el travel risk management según Barth, debe abarcar no solo al departamento de travel management, algo que depende y mucho del tamaño de la empresa.

Al margen de esto, las empresas también tienen distintos niveles de predisposición a la hora de afrontar los riesgos, limitándose algunas a los mínmos marcados por la ley: la obligación moral y legal.

ESTRATEGIA ÓPTIMA DE DUTY OF CARE

Captio señala que el diseño de una estrategia de gestión de riesgos se debe realizar conjuntamente entre la empresa y la agencia de viajes, y plasmarse en un documento concreto donde se definan:
-Los principales peligros de cada destino
-Los medios de prevención y manejo de situaciones de crisis y los consejos para evitar o mitigar los riesgos para los viajeros.
-La formación de los trabajadores en materia de autoprotección en viajes corporativos.
-Los canales adecuados para mantener a los trabajadores debidamente informados, y en tiempo real, de los peligros, dificultades e incidencias.
-El seguimiento y monitorización de los riesgos.
-Las medidas a tomar en situaciones de emergencia o crisis.

De esta forma, el resultado del trabajo conjunto realizado entre la empresa y la agencia deber ser un programa, lo más completo posible, que incluya desde consejos prácticos a circuitos de información a los trabajadores en forma de mensajes por correo electrónico o advertencias por SMS. Todo debe estar planificado, dejando el mínimo espacio posible a las soluciones improvisadas y a la toma de decisiones sobre la marcha.