El Grupo Air France-KLM pone en marcha su programa de contribución al...

El Grupo Air France-KLM pone en marcha su programa de contribución al SAF

Compartir

Desde el 10 de enero, los clientes de las aerolíneas del Grupo Air France-KLM ya contribuyen al coste del esfuerzo por incorporar gradualmente combustible de aviación sostenible (SAF). El importe de esta contribución depende de la distancia del viaje y de la cabina elegida.

 

En el caso de Air France y KLM, varía de 1 a 4 euros en la cabina Economy (turista) y de 1,5 a 12 euros en la cabina Business (ejecutiva). Es directamente visible en los detalles de la tarifa. En el caso de Transavia, se integra directamente en la propia tarifa.

Además, desde hoy los clientes que lo deseen pueden contribuir voluntariamente a la compra de combustible de aviación sostenible adicional. Más adelante, los miembros del programa de viajeros frecuentes Flying Blue también podrán comprar combustible con sus millas.

Desde el 10 de enero, Air France, KLM y Transavia han comenzado a integrar el combustible de aviación sostenible en los vuelos que salen de Francia y los Países Bajos o en conexión con estos países. Esto se traducirá en la sustitución del 0,5% al 1% de la cantidad total de combustible utilizado anualmente.

En el futuro, la trayectoria de descarbonización del grupo consiste en acelerar la incorporación de SAF a medida que aumenta la producción, con un objetivo del 5% en 2030 y hasta el 63% en 2050.

El grupo Air France-KLM está convencido de que el uso de combustible de aviación sostenible (SAF) es fundamental para la descarbonización de la aviación. Producidos actualmente a partir de aceite de cocina usado o de residuos forestales y agrícolas, estos combustibles no fósiles no compiten con la industria alimentaria humana y pueden incorporarse de forma segura sin modificar los aviones actualmente en funcionamiento.

Pueden reducir la huella de carbono de los vuelos en una media del 80% a lo largo de todo su ciclo de vida y, por tanto, constituyen, junto con la renovación de la flota y el eco-pilotaje, una palanca importante para alcanzar la ambición de cero emisiones netas de CO2 de aquí a 2050, así como los compromisos del grupo con el SBTi. El Grupo Air France-KLM es uno de los pioneros en el uso de SAF, con los primeros vuelos operados con SAF ya en 2011.

En la actualidad, Air France-KLM apoya activamente la creación de un sector industrial especializado en la producción de SAF, especialmente en Europa, para que aviación pueda beneficiarse de estos combustibles en cantidades suficientes y a un precio que fomente su uso generalizado. A falta de una producción industrial, el coste de la utilización de combustibles de aviación sostenibles es de cuatro a ocho veces superior al de los combustibles fósiles.

Air France-KLM anima a todas las partes interesadas de la industria aérea, así como a sus clientes, a tomar medidas para promover todas las vías de descarbonización existentes lo antes posible.

MÁS INFO