ELCHE. Palmeras al viento

ELCHE. Palmeras al viento

Fernando Sagaseta

Compartir

Vivir literalmente entre palmeras es un lujo que pocos ciudadanos españoles se pueden permitir. Los ilicitanos sí. Por eso se muestran tan orgullosos de su ciudad, que además goza de una climatología envidiable. Aquí las reuniones y los eventos quedan bien lucidos en cualquier época del año. Además de interesantes venues, algunos de ellos pertenecientes a su rico patrimonio, el entorno da mucho juego para las actividades complementarias.

No se puede hablar de Elche sin mencionar a su palmeral, el mayor de toda Europa, una maravilla del paisaje mediterráneo reconocida como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2000. Casi un cuarto de millón de ejemplares, parte de ellos bien asentados en el casco antiguo de la ciudad, a lo largo de la margen izquierda del río Vinalopó, forman este espectacular pulmón verde. Además de una exquisita sensación de frescura, las palmeras, utilizadas ancestralmente como medio natural para dar sombra a los huertos, pintan un paisaje único.

La tercera población por número de habitantes (unos 250.000) de la Comunidad Valenciana está más cerca que nunca de Madrid desde que el AVE llega a Alicante, a unos 25 km de Elche, en apenas dos horas y cinco minutos. Para 2016 se espera una estación propia en las afueras de la ciudad. Los tiempos desde Barcelona son bastante peores. Las infraestructuras ferroviarias de alta velocidad aún tienen el eje del Levante incomprensiblemente desatendido.

Por aire las conexiones están muy a mano, porque el aeropuerto, ahora con la denominación Alicante-Elche, se encuentra a tan solo 10 km de la ciudad. Ampliado hace un par de años, es uno de los más transitados de España, con 20 millones de pasajeros por año, y está unido a 20 destinos domésticos y 90 internacionales de 25 países, entre los que destacan el Reino Unido, Alemania, los países nórdicos, Francia, Benelux e Italia.

EL CASCO ANTIGUO

Al llegar a un oasis tan luminoso y apacible lo que apetece es caminar. Las dimensiones de la ciudad invitan a ello. Y el tiempo acompaña casi siempre, con una media de 19º C y 300 días de sol al año. Los extranjeros se vuelven locos. Uno de los primeros monumentos que llaman la atención en pleno casco antiguo es el Palacio de Altamira, parte de una fortificación que en sus tiempos sirvió de alojamiento a los Reyes Católicos. Aquí es donde estuvo expuesta la mundialmente conocida Dama de Elche, un verdadero icono del destino, reproducida hasta la saciedad en múltiples formas y lugares. Actualmente, el original se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Los que tengan interés pueden pasarse por el yacimiento de La Alcudia, el lugar donde se encontró el excepcional busto del arte íbero.

Entre restos de la muralla almohade, el patio de armas del palacio, sede del Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE), se puede alquilar para eventos, cócteles y presentaciones. Desde luego, uno de los escenarios más solemnes que se pueden encontrar por los alrededores. Junto a él se encuentra la ampliación, un moderno edificio interconectado a través de un foso, con una interesante exposición.

Otro venue de carácter histórico es la Torre de la Calahorra, vestigio también de la época musulmana. Aunque por fuera no dice gran cosa, el interior de esta casa señorial, cuyo último uso privado fue como residencia de lafamilia Tormo, reserva primorosas estancias profusamente decoradas con azulejos árabes, un buen lugar para cócteles o eventos de bienvenida de hasta 100 personas repartidas en distintos salones. La que también fuera sede de la Logia Masónica Ilicitana cuenta además con una exposición de pintura de los siglos XIX y XX.

A pocos pasos, y sin salir de Vila Murada, el espacio ocupado por los cristianos tras la reconquista de la ciudad por Jaime I (los musulmanes y los judíos fueros desplazados al Raval, la zona extramuros), se encuentra el convento de Santa Lucía, también conocido como Centro Cultural Clarisas. La reciente apertura del claustro al público, a principios de año, abre nuevas posibilidades como lugar para eventos. Además, en el mismo recinto se encuentran unos baños árabes que han sido preparados para las visitas con un montaje audiovisual y que las monjas usaban como almacén.

Tampoco pasa desapercibido el Gran Teatro, no solo por su excelente ubicación, sino por la capacidad (779 personas) y la singularidad de un edificio inaugurado en los años 20 que goza  de una acústica excelente y muestra una cuidada restauración, realizada en los 90, que le devolvió todo su esplendor.

REUNIONES

Una ciudad con tanta tradición industrial, especialmente la relacionada con la industria del calzado, no solo mueve mucho viajero de negocios, sino también una importante actividad ferial. Para eso está el complejo IFA, a tiro de piedra del aeropuerto. Además de sus dos enormes pabellones, utilizados para muestras, mítines, conciertos y representaciones culturales, la institución ofrece espacios más orientados al segmento MICE a través de IFA Meet, entre los que destaca especialmente el Ágora, una amplia galería acristalada que da mucho juego para todo tipo de montajes. El Bulevar, anexo al edificio, es ideal para instalar carpas y celebrar eventos al aire libre. También cuenta con un auditorio con 230 butacas y 11 salas muy bien terminadas para pequeñas reuniones. El hecho de que las cocinas centrales de Qlinaria Catering, todo un referente en la región, estén aquí aporta otro plus de valor. Definitivamente, para convenciones o congresos de mediano y gran tamaño hay que recurrir necesariamente a IFA o irse a Alicante.

Más reducido en proporciones, pero en pleno corazón de la ciudad, el Centro de Congresos Ciutat d’Elx alberga en el interior de sus amplios ventanales de cristal y acero un auditorio con aforo para 450 personas; una sala de exposiciones diáfana en la planta baja que puede ser habilitada para distintas necesidades; una sala multiusos de 110 m2 y otra de conferencias con 154 asientos. Algunos de los mejores hoteles se encuentran a escasos minutos a pie. También está muy cercano el Huerto del Cura, un singular jardín botánico que bien merece una visita aprovechando algún receso de la reunión.

En el extraordinario Parque Municipal, la parte más cuidada del palmeral, el centro de visitantes, con su estilo oriental, se ofrece para pequeños eventos (hasta 50-60 asistentes). También es una buena inmersión en los atractivos turísticos de la ciudad gracias a las proyecciones en la bóveda y a las gafas de realidad virtual que pone a disposición de los turistas.

PARQUE EMPRESARIAL

¿Alguien en su sano juicio puede recomendar la visita a un polígono industrial? En Elche sí. Las grandes firmas del calzado nacional que vende calidad por medio mundo tienen en el Parque Empresarial sus cuidadas sedes y fábricas, algunas de las cuales admiten visitas. Un recorrido por sus avenidas, donde también hay una equilibrada proporción de zonas verdes, merece la pena como actividad de shopping paralela. Aquí los zapatos están calentitos.

La asociación de comerciantes ha montado una Ruta Outlet para hacer las delicias de cualquier grupo en busca de gangas procedentes de los restos de temporada de Pikolinos, que también alberga un museo del calzado, Panamá Jack, Kelme, Mustang, Wonders, Nordika’s, Nichi Seijo, Geox, Pedro Miralles y muchas más. Más allá, en la carretera de Crevillente, Salvador Artesanos muestra al público algunos de sus secretos de fabricación.

Dentro del parque han surgido propuestas innovadoras que también pueden ser escenario de un evento original. Es el caso de Hangart, el peculiar proyecto de Clemente Tormo, fotógrafo y animador cultural, que ha abierto una nave donde, además de vender zapatos de diseño personalizado, productos gastronómicos y otros artículos, monta exposiciones, conciertos y talleres, y cuenta con restaurante para 80 personas, todo revuelto en el mismo espacio multidisciplinar con una estética industrial muy trendy. Para grupos sin prejuicios y abiertos de mente.

EL CAMPO DE ELCHE

El campo de Elche también ofrece atractivas posibilidades. Una de ellas es la almazara El Tendre, reformada hace tres años, justo en su 175 aniversario, para recibir grupos de hasta 50 personas que, además de asistir en directo al proceso de elaboración del aceite, pueden disfrutar de una cata o contratar un lunch. También visitar el pequeño museo de la explotación de la mano de Joaquín, cuarta generación de los Sempere, que aún vive en el mismo lugar con su familia.

Otra opción para los que vayan buscando paz y relax es el Huerto de la Luz, una casa colonial mediterránea del s. XIX excelentemente restaurada a medio camino entre Elche, Alicante y Santa Pola, ideal para pequeños grupos que puedan tener cabida en sus seis amplias habitaciones con patio privado. Como lugar de eventos no tiene competencia: 21.000 m2 rodeados de palmeras, pinos y cultivos, con varios salones, porche para cenas y almuerzos, piscina, solárium, parking para 180 vehículos y espacios al aire libre para todo tipo de celebraciones.

Con tantos atractivos como tiene Elche y su extenso municipio, donde tampoco faltan las playas, no se entiende cómo la Dama pudo irse a Madrid.

HUERTO DEL CURA ****
Siguiendo la filosofía de “hotel horizontal”, ofrece 81 habitaciones dispuestas en bungalows mimetizados entre una exuberante vegetación de palmeras y jardines que ocupan 14.000 m2. Un verdadero oasis en todo el centro de la ciudad, que ya de por sí en un oasis. Tranquilo y familiar, cuenta con piscina exterior y 10 salones que pueden acoger hasta 900 personas. Con todo tipo de facilidades deportivas al aire libre. El restaurante Els Capellans, diseñado por Toni Espuch, sirve recetas mediterráneas imaginativas del chef Jesús Gómez Bedoya.
Porta de la Morera, 14
Tel. 966 612 050 / www.huertodelcura.com

ARECA ****
En la pedanía de Torrellano, muy próximo a IFA Meet y al aeropuerto. Esta cercanía propicia mucha clientela de reuniones exprés. Es un hotel familiar abierto en 2006 con aspecto muy nuevo y funcional. Dispone de 72 habitaciones, 9 de ellas suites, dos pequeñas salas con luz natural, un jardín exterior muy agradable y un restaurante, Carabí, con bastante prestigio en la zona. El spa y el wifi están incluidos en el precio de la habitación.
Limón, 2. Torrellano
Tel. 965 685 477 / www.hotelareca.es

CACHITO
Todo el olor y el sabor de la tradición en pleno campo de Elche. De los pocos sitios donde se puede tomar la costra, el plato más típico de la región, con fuego de leña y costrera de brasas para hacer que suba el huevo. En general todos los arroces están de muerte. Un establecimiento donde se nota el calor de la familia Pascual. Noelia, la hija del dueño, ha reunido durante años las recetas de su abuela.
Ctra. del León, km. 5
Tel. 966 633 575 / www.restaurantecachito.com

EL GRANAINO
Un mesón restaurante con barra tremendamente popular que basa su éxito en los productos de primera calidad y en el maridaje de la tradición de los vinos y las tapas de toque andaluz con la innovación de los nuevos aires que trae la tercera generación de la familia fundadora.
Josep María Buck, 40
Tel. 966 664 080 / www.mesongranaino.com

MATOLA
Situado en la pedanía del mismo nombre, presenta un aire sofisticado para comensales exigentes. Extraordinarios arroces, especialmente el del conejo y caracoles, servidos en grandes paelleras. Amplia bodega, reservados para comidas de empresa y servicio de catering.
Ctra. de Matola, km. 5
Tel. 966 640 190 / www.restaurantematola.com

DÁTIL DE ORO
El más indicado para grupos numerosos, con capacidad para 1.000 comensales en 5 salas. Cuatro de ellas se pueden unir para juntar a 750. Excelente situación dentro del Parque Municipal, con amplias cristaleras para disfrutar del paisaje de las palmeras. También dispone de reservados de 40 plazas. Cocina tradicional ilicitana.
Paseo de la Estación, s/n. Parque Municipal
Tel. 965 453 415 / restaurante@datildeoro.com

LA FINCA
El restaurante de la televisiva (Top Chef, de Antena 3) y radiofónica Susi Díaz. Un precioso caserón en una estupenda finca con salón privado, espacios para eventos y jardín, pero sobre todo gastronomía de altura merecedora de una estrella Michelin y dos soles de la Guía Repsol.
Partida de Perleta, 1-7
Tel. 965 45 60 07 / www.lafinca.es

ELCHE PALMERAL AVENTURAS
La gran novedad del destino, a punto de inaugurarse al cierre de esta edición. Un parque temático abierto que alberga un innovador circuito de tirolinas enlazadas entre las palmeras, donde destaca la que pasa por ser la más larga de España (200 m), partiendo de una altura de 22 m. La empresa gestora ha realizado un proyecto mínimamente invasivo, ha plantado más árboles, ha creado un sistema de regadío al estilo tradicional y ha recuperado la Casa del Huerto, donde hay una sala multifunciones que puede ser utilizada por los grupos. Un lugar de lo más versátil, con lago artificial para remar en barcas, restaurante para 100 comensales, zona de eventos con jaimas, espacio chill out y posibilidad de realizar otras actividades, como el tiro con arco o las guerras con fusiles de láser.