EMILIANA LIMOSANI. Vicepresidenta de Ventas Business Travel de Alitalia

EMILIANA LIMOSANI. Vicepresidenta de Ventas Business Travel de Alitalia

«El tráfico de negocios está creciendo gracias al enfoque integral de los viajes»

Compartir
Emiliana Limosani Alitalia
Emiliana Limosani, vicepresidenta de Ventas Business Travel de Alitalia

Aunque la precariedad y los vaivenes del Gobierno italiano pueden comprometer los acuerdos alcanzados hasta ahora, Alitalia sigue adelante para salir de la situación de quiebra gracias a la anunciada entrada en su capital del grupo Atlantia, de la familia Benetton, que se une al accionariado compuesto por la empresa pública Ferrovie dello Stato y la compañía estadounidense Delta Airlines. Según Emiliana Limosani, vicepresidenta de Ventas Business Travel & Commercial Partnership, las dificultades legales y económicas no han afectado al servicio y los resultados están marcando máximos históricos.

¿Cómo ha afectado la complicada situación económica por la que ha atravesado la compañía en los últimos años a la inversión en aviones?
Debido a la quiebra y en cumplimiento de las leyes italianas referentes a la administración concursal, no pudimos aumentar la flota. Sin embargo, y aunque pueda resultar paradójico, estamos creciendo, tanto en pasajeros como en tarifa media, gracias a los reajustes que realizamos en la red y a una mayor eficiencia en la gestión.

¿Y en cuanto a la percepción del cliente?
Al pasajero lo que le importa es el producto y el servicio, no la situación económica empresarial. En ese sentido, hemos conseguido una gran regularidad. No ha habido grandes huelgas, ni una conflictividad que haya perjudicado a los clientes. Seguimos teniendo unos elevados índices de puntualidad y el servicio a bordo no se ha resentido.

¿Cómo está evolucionando el tráfico de la compañía?
El año pasado tuvimos un incremento del 16% en número de pasajeros. La mayor subida se produjo en el tráfico intercontinental, con un aumento del 40%. Los viajeros de negocios han crecido mucho, gracias al apoyo comercial que estamos dando a este segmento. Actualmente, la proporción está en un 70/30 entre el vacacional y el corporativo, respectivamente. El objetivo es equilibrarlos en la medida de lo posible. Poco a poco vamos progresando en este sentido. De hecho, según los datos hasta junio, el tráfico corporativo subió un 7’8% a nivel global.

¿Qué pasos están dando para captar al viajero frecuente?
Hemos cambiado el enfoque del producto, con una visión más integral de los viajes, donde tenga cabida el ocio y el negocio. Estamos muy volcados hacia el concepto de bleisure. De hecho, mantenemos a los empleados las tarifas negociadas con sus empresas cuando se desplazan a título personal.

¿Qué tipo de acuerdos mantienen con las empresas?
A partir de unos 25.000 euros de gasto al año podemos firmar contratos personalizados en los que estudiamos muy bien las necesidades de la plantilla y las tarifas que podemos ofrecer. En muchas ocasiones, más allá del precio, que también es importante, los viajeros frecuentes necesitan servicios específicos, como el embarque prioritario, el acceso a la sala vip, la protección frente a casos de overbooking o la mejora de clase cuando es posible. Además, con nuestro programa de fidelidad la empresa acumula millas y el viajero también. Doble ventaja. Los puntos se pueden redimir en cualquiera de las aerolíneas de la alianza Sky Team.

¿Cómo está funcionando la ruta entre Madrid y Milán-Linate, puesta en marcha el año pasado?
Estamos muy contentos con el resultado. En total tenemos 12 frecuencias semanales a este aeropuerto y el índice de ocupación es muy elevado, especialmente con los clientes corporativos. Se encuentra más cercano a la ciudad que el de Malpensa y proporciona mejor conectividad con los destinos del sur de Italia.

¿Cuáles son los destinos más demandados de la red de Alitalia?
Las rutas que hemos abierto más recientemente, como Washington o Johannesburgo, han tenido muy buena respuesta. Por otro lado, somos fuertes en Asia, especialmente en Tokio, Delhi o Seúl. Además, Alitalia es la primera compañía en Latinoamérica después de las que ofrecen vuelos directos, sobre todo hacia Argentina, Chile o Brasil. Otra de las apuestas con gran éxito ha sido el vuelo estacional a Mauricio. Desde España la conexión es muy buena, tanto a la ida como a la vuelta.

¿Qué novedades presentan las clases nobles Magnifica y Premium Economy?
Siempre estamos ideando nuevas propuestas para sorprender al pasajero. Últimamente hemos dado más importancia al catering a bordo, con menús renovados en los que apostamos por la gastronomía típicamente italiana.