España, campeona del MICE / AUGUSTO MACARIO HIDALGO. Presidente del Spain Convention...

España, campeona del MICE / AUGUSTO MACARIO HIDALGO. Presidente del Spain Convention Bureau

Compartir
Augusto Hidalgo_Presidente SCB

España es uno de los destinos más importantes del mundo. La variedad de recursos y atractivos, su planta hotelera, el carácter acogedor de sus gentes y la profesionalización del sector contribuyen a que sea el lugar elegido por más de 75 millones de turistas cada año. La industria de las reuniones y eventos contribuye a ese liderazgo desde hace más de dos décadas. Así lo corroboran organismos como ICCA, al situar a nuestro país entre los cinco primeros a nivel global por número de grandes congresos internacionales celebrados.

Este tipo de turismo generó en 2016 cerca de 6.000 millones de euros en España, un 15% más que el ejercicio anterior. Además, el gasto medio diario de los asistentes a reuniones creció un 14,5%, según el informe estadístico que anualmente elaboramos desde el Spain Convention Bureau. Son cifras suficientemente elocuentes para demostrar la importancia del MICE y cómo se ha ido consolidando en los últimos años.

A las razones antes apuntadas, tenemos que añadir la alta calidad de nuestras infraestructuras de comunicaciones. Disponemos de la red más extensa de trenes de alta velocidad en Europa, con 3.000 km construidos, y la segunda del mundo, sólo superada por China. Contamos con la mayor red de autopistas y autovías del continente y somos el tercer país de la Unión Europea con más desplazamientos de viajeros en avión.

Entre las claves del éxito hay que hacer referencia asimismo a la variedad de los destinos, gran parte de ellos con un rico patrimonio cultural reconocido por la Unesco, a unos escenarios naturales privilegiados y, ya de cara al turismo de reuniones, a sedes verdaderamente únicas, como monasterios, castillos, palacios, bodegas centenarias y un largo etcétera, sin olvidar el gran abanico de modernos y vanguardistas venues que pueblan toda la geografía nacional. Cada destino tiene su singularidad y es esa singularidad es la que ponemos en valor a la hora de competir.

Como remate, no se puede obviar la oferta complementaria, especialmente la relacionada con la gastronomía española, una de las más reconocidas a nivel mundial, que ejerce también como poderoso elemento de atracción para la celebración de reuniones y eventos. Y la guinda, ese inmejorable clima que permite organizar eventos a lo largo de todo el año.