IBEROSTAR GRAND PACKARD. El renacer de un icono de La Habana

IBEROSTAR GRAND PACKARD. El renacer de un icono de La Habana

Compartir
Iberostar Grand Packard La Habana

De casa de huéspedes a uno de los mejores y más completos hoteles de La Habana. Se trata del Iberostar Grand Packard, un cinco estrellas recién reinaugurado por Iberostar Hotels & Resorts, que aumenta así su amplia presencia en la isla. La flamante apertura, celebrada el pasado mes de diciembre, fue el preludio del 500 aniversario de la capital y marca también los 25 años del grupo español en Cuba.

Comenzaba el siglo XX y un gallego visionario, Luis Ulloa, invertía en un inmueble situado al principio de la calle Prado, una gran avenida que ya despuntaba como eje central de la ciudad. Al poco compraría edificios colindantes con la idea de establecer allí una fonda, dada la falta de alojamiento en La Habana. Durante la primera década se le conocía como Hotel Biscuit y fue muy frecuentado por los visitantes más selectos de La Habana.

La empresa familiar Ulloa y Cía amplió sus actividades con un taller de reparación de vehículos americanos y un salón para exponerlos. “Packard, Autos de Estados Unidos” se situaba en otro de los edificios colindantes. De ahí que, a partir de los años 30, comenzó a denominarse la casa de huéspedes como Hotel Packard. Con el tiempo llegaría a ser el favorito de Pablo Neruda, Marlon Brando o Elia Kazan.

En 1954, otro gallego, Pedro Tuñón, inauguró la primera Tasca Española de Cuba en los bajos del Packard. Tenía muy claro que aquella era la mejor ubicación de la ciudad. Todos los medios de la época se hicieron eco de la noticia y la simbiosis entre ambos establecimientos fue perfecta. Tras la revolución de 1959, el Estado los intervino para convertidos en un “solar” más de La Habana, esos edificios, palacetes y casonas ocupadas por varias familias. Su rápido deterioro obligó a vaciar y demoler todo el interior.

Iberostar Grand Packard La HabanaDel icónico hotel pocos recordaban su existencia hasta que en 2005 el grupo Iberostar, primera cadena española en apostar por la Perla del Caribe, hace ahora 25 años, se hizo cargo del edificio para continuar su expansión isleña (en la actualidad cuenta con 20 hoteles, tres de ellos en la capital). Y se produjo el milagro.

Iberostar Grand Packard La HabanaEl Packard ha conseguido recuperar el esplendor perdido gracias a una cuidadosa rehabilitación que ha añadido a su valor histórico todas las comodidades que se pueden exigir a un cinco estrellas de nuestros días. Sus 321 habitaciones, amplias y luminosas, regalan inmejorables vistas al Paseo del Prado, al Castillo de los Tres Reyes, también conocido como el Morro, y al Malecón. En la décima planta se encuentran las de categoría Star Prestige, con lobby independiente, desayuno ejecutivo a la carta y servicio de mayordomía, entre otros privilegios también disponibles para las suites.

Iberostar Grand Packard La HabanaEventos y gastronomía

En la planta baja se encuentran los cinco salones destinados a conferencias, eventos corporativos y encuentros profesionales. En total, 440 m2 de espacios polivalentes interconectados que se pueden personalizar mediante paneles móviles. Su capacidad máxima es para 250 personas, tienen luz natural, están insonorizados y disponen de data show, laptop, pantalla, TV, micrófonos inalámbricos y un completo sistema de audio. Además, dan acceso a un luminoso patio interior con posibilidad de ofrecer un catering durante los recesos.

La gastronomía está muy cuidada. Entre sus restaurantes se encuentra el ‘Biscuit’, en honor al primer nombre que tuvo el hotel, con una carta creada para descubrir los intensos sabores de la cocina criolla. ‘Tradiciones’ es el que está especializado en platos típicamente cubanos, mientras que en ‘Tapas’ se puede picar entre horas y disfrutar de almuerzos o cenas más informales con aire mediterráneo. Completa la oferta el ‘Clipper’, con una gran variedad de platos en formato bufé.

En la terraza de la piscina, pool barEl Faro’ se identifica como chill out, el ‘Goya Piano Bar’ deleita con sus cócteles en un ambiente apacible para culminar la jornada y, como no podía ser de otra manera en La Habana, el cigar barLos Caprichos’ es un lugar idóneo para disfrutar del excelente tabaco de la isla. Para completar la estancia, nada como los servicios del spa ‘Sensations’, en la 5ª planta, el gimnasio o las dos piscinas, una exterior, climatizada a 28º, y otra cubierta.

Iberostar Grand Packard La Habana