Inicio TENDENCIAS PANORAMA LAS AEROLÍNEAS MEJORAN SUS BUTACAS. Dulces sueños a bordo

LAS AEROLÍNEAS MEJORAN SUS BUTACAS. Dulces sueños a bordo

Noemí Polls

Las compañías aéreas son conscientes de que, entre las prioridades de sus pasajeros, la comodidad y la posibilidad de descansar durante un viaje largo ocupan el primer lugar. La estrategia de las compañías aéreas de reducir el espacio entre asientos en clase turista se ha compensado con un enfoque hacia la mejora del servicio en las clases superiores.

Mientras no podamos teletransportarnos, la necesidad de movilidad para cerrar contratos, para asistir a reuniones y eventos o, simplemente, fortalecer lazos comerciales, implica los inevitables y a veces tediosos vuelos. Un trayecto de más de seis horas puede convertirse en una auténtica tortura si el pasajero no puede descansar mínimamente. Y encontrar la comodidad en un avión de recorrido intercontinental en clase turista no es tarea fácil.

Aunque las compañías aéreas saben que el confort es una de las cuestiones más valoradas por sus pasajeros, la fuerte competencia y la necesidad de ampliar el número de asientos para rentabilizar las rutas ha ido en detrimento de esta necesidad. Por el contrario, esa misma batalla por el cliente de alto standing está sofisticando la clase business hasta niveles realmente llamativos. Entre medias, las clases híbridas se están abriendo camino con fuerza en los últimos años, con notables mejoras.

 

MEJORAS CONTÍNUAS

Una de las aerolíneas que más está invirtiendo en sus clases ejecutivas es Delta Air Lines, que cuenta con asientos-cama, totalmente reclinables, en la Business Elite de sus vuelos entre Madrid y Estados Unidos. Delta ha mejorado sus productos a bordo en más de 150 aviones para ofrecer este tipo de butacas en vuelos internacionales operados por aviones de fuselaje ancho.

Por otra parte, los pasajeros de turista pueden acceder a las mejoras del nuevo servicio Economy Comfort, con amenities superiores, a la vez que disponen de 10 cm más de espacio para las piernas y un 50% más de inclinación en sus asientos respecto a los estándares de la clase Economy de los vuelos internacionales.

Compañías como Swiss también priorizan el descanso y la comodidad para quienes la eligen. En sus vuelos transoceánicos del Airbus 330-300, los ocho asientos de primera clase cuentan con una tecnología de cojines de aire que regula la dureza de los asientos y que permite convertir a la butaca en una cama de dos metros de largo.

 

LAS SUITES DE LOS CIELOS

Pero donde de verdad se ha producido una revolución para adaptarse a la necesidad de descanso del viajero es en la inclusión de asientos-suites en las clases nobles de diversas aerolíneas. Es el caso de Singapore Airlines, Emirates, Virgin, Qatar Airways o Koreana Air, entre otras, que ofrecen suites personales con total privacidad y que están equipadas con todo tipo de comodidades y detalles, como pijamas de algodón para sus pasajeros o perfumes de las marcas más elitistas.

Los Airbus A380 de Singapore Airlines ofrecen a sus usuarios de más categoría estancias con cama que aportan máxima privacidad mediante un sistema de puerta deslizante y persianas que forman una pequeña habitación, totalmente independiente. Por su parte, Qatar Airways cuenta en primera clase con uno de los asientos más espaciosos del mercado, donde el viajero puede recibir una sesión de masajes o convertir el entorno en oficina. También surte al pasajero con mantas de lana virgen forradas en algodón, pijamas de ese mismo material y un kit de aseo de la firma Prada.

Otro ejemplo es el asiento Kosmo Suites de Koreanair, que es 15 cm más ancho que uno normal de primera clase y totalmente reclinable. En esta categoría, cada suite ofrece un espacio de oficina individual con una gran pantalla colocada para ofrecer privacidad y una mesa de trabajo para poder aprovechar el tiempo de vuelo.

Air Berlin ofrece asientos de cuero con forma ergonómica y la posibilidad de reservar, hasta 4 horas antes de la salida del vuelo, los nuevos asientos XL con 10 cm más de espacio para las piernas por un pequeño suplemento sobre el precio de la categoría Economy y de forma gratuita para los clientes que contratan la tarifa FlyFlex.

EL CONFORT TAMBIÉN EN TIERRA

Siguiendo esta tendencia constante para adaptarse a las necesidades del viaje de negocios y facilitar el descanso, algunas compañías ofrecen también servicios exclusivos en tierra que mejoran significativamente la comodidad durante todo el trayecto. Así, Air Europa, tanto en Club Business como en la clase C de los vuelos transoceánicos, ofrece un servicio de traslado en coche de lujo con chófer, desde el domicilio u hotel hasta el aeropuerto, reservando con 48 horas de antelación. Y no es la única. Emirates también ofrece el servicio de limusina y otras más le están copiando.

En definitiva, las compañías son cada vez más conscientes de que una mejora en los servicios para el confort de sus usuarios marca la diferencia y determina en muchos casos la elección de aerolínea para un vuelo largo. Pero queda todavía recorrido para que esa comodidad sea también asequible para la mayoría de bolsillos.

Mientras algunas de estas mejoras llegan a la clase turista, muchos viajeros de negocios seguirán reviviendo en la sala de espera esa expectativa, casi siempre vana, de ser objeto del ansiado upgrading, motivado quizá por un overbooking de la aerolínea, que le permita pasar sus horas de vuelo en la tan deseada posición horizontal.

[useful_banner_manager banners=2 count=1]