Las redes sociales adquieren protagonismo en la dinamización de eventos

Las redes sociales adquieren protagonismo en la dinamización de eventos

Compartir

Las redes sociales están cambiando radicalmente tanto la forma de organizar un evento como de entenderlo. Según las conclusiones del CongreUEM 2010, «no son sustitutos, ya que para tomar determinadas decisiones y recibir cierta información es necesario el cara a cara, pero su utilización puede ser determinante para el éxito de un evento”.

La sexta edición del encuentro organizado por los alumnos del máster en Gestión del Turismo de Congresos, Convenciones y Empresas OPC de IEDE Business School de la Universidad Europea de Madrid certificó ayer el creciente protagonismo de las redes sociales en la dinamización de los encuentros profesionales.

Según el director del máster, Ricardo García Viana, “ante la crisis, las empresas están buscando elementos diferenciales que les permita no sólo crecer sino hacer sostenible su negocio. Y para ello, la clave está en la innovación”.

Para Ícaro Moyano Díaz, director de Comunicación de Tuenti, uno de los principales cambios que supone el uso de las redes sociales es que “el invitado al evento cobra más protagonismo que nunca, porque además de ser receptor de la información se convierte en un informador en tiempo real de lo que está ocurriendo en el foro”.

Esto permite también aumentar muy significativamente la audiencia de las reuniones, porque “aunque uno no esté físicamente en el evento, puede estar siguiendo lo que ocurre e inclusive participar”.

Este experto recomienda no sólo utilizar la red como un elemento de difusión del evento, sino como un escenario del mismo donde generar contenidos y discusiones. “Con una buena planificación y un buen uso de la red se puede lograr que, en un evento muy grande, los asistentes, ya sea físicamente o en virtual, planifiquen su asistencia y participación sin perderse nada de lo que les interesa”, añade.

Otra de las ventajas que ha señalado Ícaro Moyano del uso de las redes sociales es que permite deslocalizar la celebración de la reunión. “Podríamos celebrar un congreso en un pueblo pequeño, con algunos portavoces in situ y otros distribuidos por medio mundo, y usuarios  allá donde queramos poner un terminal”, pone como ejemplo.