Otro año más con el control del gasto como principal objetivo

Otro año más con el control del gasto como principal objetivo

Compartir

Los gestores de viajes priorizan el ahorro ante la comodidad del viajero. En Europa, las políticas relacionadas con los desplazamientos serán aún más restrictivas.

Carlson Wagonlit Travel (CWT) publicó su informe Prioridades de la gestión de viajes para 2013, basado en los resultados de una encuesta internacional llevada a cabo entre 800 gestores. La clasificación general de prioridades para 2013 es muy similar a la de 2012. Los responsables de compras de viajes se centrarán en aquellas áreas que generan las mayores oportunidades de ahorro y dejarán en segundo plano aquellas asociadas con la experiencia del viajero.

Esto es así independientemente del tamaño de la empresa, el sector de actividad, el presupuesto en viajes o el alcance del programa de viajes.

Los planes de ahorro afectan sobre todo a los desplazamientos aéreos y terrestres, "a pesar de que se trate de un área que está ya muy avanzada en términos de optimización", comentó Christophe Renard, vicepresidente de Marketing, Comunicación e Inteligencia de Negocio de CWT.

Las medidas que los gestores de viajes planean adoptar para alcanzar estos objetivos varían en función de la región. En Norteamérica los responsables de compras buscarán consolidar aún más sus programas y estandarizar procesos. En Asia Pacífico darán mayor relevancia al cumplimiento de la política de viajes y a los canales de reserva preferentes. En Latinoamérica se concentrarán en implementar normas para reservar con antelación y reforzarán las políticas en el capítulo del alquiler de coches. En Europa, Oriente Medio y África las políticas de aéreo y tren se harán más restrictivas.

Los gestores de compras con responsabilidad internacional son los únicos que van a gestionar el cumplimiento de la política de viajes utilizando tecnología 2.0. Las tres acciones principales que van a llevar a cabo para alcanzar este objetivo son: ofrecer servicios móviles a los viajeros, implementar herramientas de social media y proporcionar a sus representantes un portal de viajeros web.

Los cambios tecnológicos afectarán a los procesos de viaje. La tecnología influenciada por el consumidor entrará en los viajes corporativos de la mano de servicios como las páginas web que recogen opiniones y aplicaciones móviles diseñadas específicamente para los viajeros de negocios.

Desde el punto de vista de los precios, es probable que la inflación global afecte ligeramente con aumentos por debajo del 5%. Además, los gestores de viajes deberán monitorizar muy de cerca tanto programas como proveedores. También deberán prestar especial atención a áreas como los cargos por servicios complementarios y los sobrecargos por combustible.

En la realización de la encuesta se consultó a empresas de tamaño medio con programas nacionales y un gasto anual en viajes de alrededor de 2 millones de dólares, así como a compañías con programas de viajes internacionales y un gasto anual de más de 100 millones de dólares.