Personalizando incentivos para hacerlos memorables / SANDRINE CASTRES. Directora General de MCI...

Personalizando incentivos para hacerlos memorables / SANDRINE CASTRES. Directora General de MCI Spain

Compartir

Un incentivo no es algo estático en el tiempo; siempre está evolucionando y cada vez hay más herramientas que permiten alcanzar, e incluso superar, las metas y objetivos que buscan los clientes. Este desarrollo continuo viene dado por la alta competitividad del sector, las nuevas oportunidades de crecimiento de todos los players implicados y el elevado ritmo de transformación tecnológica que las organizaciones han alcanzado durante la última década.

 

Conseguir una experiencia memorable es el principal objetivo de cualquier organización que apuesta por este tipo de acciones y la innovación es el camino más efectivo para conseguir un impacto real en los asistentes al viaje, desde la organización de originales actividades gastronómicas, culturales o de deportes extremos, hasta la utilización de la realidad virtual o la inteligencia artificial.

Por otra parte, las relaciones humanas que se generan durante el incentivo también son fundamentales para convertir el viaje en un generador directo de negocio. Las vivencias no son completas sin involucrar personalmente a los participantes. Para ello, es esencial tener en cuenta la máxima de “conoce a tu público”. Personalizar el contenido hasta el más mínimo detalle, adaptándolo a las características específicas del grupo, es un factor que distingue claramente a un viaje ‘top’ del resto.

Entusiasmar, motivar, conquistar, ilusionar… Si estos conceptos se hacen realidad en cada uno de los asistentes, la empresa recuperará con creces cada euro que invierta. La logística y los demás factores son relevantes, pero la personalización es y será siempre lo que convierta un incentivo en algo verdaderamente memorable.