Spathios facilita el alquiler de localizaciones por horas en 3 clics

Spathios facilita el alquiler de localizaciones por horas en 3 clics

Compartir

Spathios es la empresa lanzada recientemente por los emprendedores Pol Hevia y Joaquim Tresserra, dedicada a la reserva de espacios por horas. En tan solo tres clics, facilita a empresas y particulares el alquiler de lugares originales y con encanto para reuniones, presentaciones, almuerzos, cenas de gala o cualquier tipo de evento. Su éxito ha sido muy rápido, con un crecimiento del 300% en el último mes.

La plataforma empezó en Barcelona en septiembre del año pasado. Hace un mes abrió en Madrid y su objetivo es tener espacios en toda España antes de que acabe 2021.  El salto internacional está planteado para 2022.

A través de 3 clics, Spathios facilita la reserva en cerca de  600 localizaciones. Desde el alquiler de piscinas por horas o masías para fiestas y presentaciones, hasta entornos privilegiados para workshops, Spathios propone emplazamientos diferentes, con capacidad para adecuarse a cualquier necesidad, siempre con el objetivo de dejar un buen sabor de boca.

“La idea surge después de analizar el mercado. Hacía falta una digitalización para reservar locales comerciales. Así, vimos que la reserva de espacios online no existía de manera horizontal, por lo que tenía todo el sentido crearla”, comentan los impulsores del proyecto, Pol Hevia y Joaquim Tresserra.

Tras ver que hay muchos espacios que no se utilizan, pero que tienen muchísimas posibilidades, ambos emprendedores decidieron crear Spathios. “Hasta ahora no había transparencia en el sector a la hora de alquilar. Queremos dar una nueva posibilidad a gente que quiera ofrecer su casa, oficina o propiedad”, explican.

La empresa está enfocada sobre todo a las necesidades del mundo de los eventos, las reuniones corporativas y las producciones audiovisuales. Durante la pandemia, Pol y Joaquim observaron un cambio de paradigma. Las marcas potenciaron mucho más el negocio online, debido al cierre y las restricciones a los comercios. ¿El resultado? Más diversidad y más creatividad.