BARCELONA Y PROVINCIA. Como un cohete

BARCELONA Y PROVINCIA. Como un cohete

Hugo Mertens

Compartir

Barcelona funciona como un cohete en el segmento MICE. Nadie puede negarlo. El último Mobile World Congress fue otro baño de multitudes y para este año espera un total de 16 grandes congresos internacionales, con más de 2.000 delegados cada uno. En total, superará los 130 encuentros profesionales de todas las dimensiones. Para ello, la capital  sigue innovando y mejorando espacios y planta hotelera. La provincia tampoco  se queda atrás, como pueden demostrar las comarcas del Baix Llobregat, el Vallès y el Penedès o destinos emergentes como San Cugat, Granollers o Terrassa.

La explicación de este éxito hay que buscarla, según el director del Barcelona Convention Bureau, Christoph Tessmar, “en la apuesta de la ciudad para mantener reuniones profesionales consolidadas internacionalmente y poner todos los atractivos de la capital catalana al servicio de nuevos encuentros”.

Arropando todo este movimiento, los hoteleros siguen dando lo mejor de sí mismos, para compensar en parte la moratoria sobre construcción de nuevos establecimientos decretada por un Ayuntamiento que, por otro lado, está trabajando para vincular a Barcelona con sectores en auge, como los de la sostenibilidad, la eficiencia energética, la innovación social o la economía circular.

PASEO DE GRACIA

Uno de los referentes, sin duda, es el hotel Gallery, que acaba de cumplir 25 años, y lo ha hecho renovando sus 110 habitaciones, así como las salas para eventos. El emblemático establecimiento de la calle Rosselló, entre el Paseo de Gracia y la Rambla Catalunya, ha ido evolucionando en paralelo con la ciudad. “Un hotel pensado desde el punto de vista del viajero”, como explica el presidente del grupo, Armando Rojas.

Con una inversión de 1,3 millones de euros durante los dos últimos años, luce más flamante que nunca, no solo las habitaciones y los ocho salones, sino también los espacios comunes y las cuatro terrazas, dos de ellas en la azotea, una con piscina y la otra especialmente concebida para eventos privados. Más adelante se plantea la redecoración de la zona del restaurante y el bar. Entretanto, este año el servicio está muy volcado hacia la gastronomía de corte mediterráneo de la mano del chef de El Café del Gallery, Pablo Tomás.

A solo un par de manzanas, su vecino Alexandra también está de enhorabuena. Tras cumplir ya dos años bajo el paraguas de la cadena Doble Tree by Hilton, el hotel cuenta ahora con una sala de reuniones totalmente reformada, la que se ubica en la planta superior, junto a la nueva azotea, donde ahora ha instalado una piscina y un espacio de relax, un proyecto largamente acariciado y que finalmente ha podido ver la luz.

Pegadito al Alexandra, toda una institución como el Majestic no se queda atrás a la hora de innovar. Su última apuesta es el nuevo servicio del bar que, bajo el sugerente nombre de “Los Pecados del Vino”, ofrece tres maridajes distintos todos los días de 15:00 a 02:00 h bajo la sabia batuta del sumiller Sergi Mora. La “Gula”, la “Lujuria” y la “Soberbia” son sus propuestas para acompañar fruta, chocolate y queso, respectivamente, con caldos de verdadera altura enológica. Siguiendo con el vino, el hotel está practicando masajes con semilla de uva, una de sus partes más ricas en principios activos, compuestos con efectos antioxidantes y ácido linoléico. Irresistible tras una larga reunión de trabajo.

Y más novedades de la planta alojativa. Los dos hoteles Evenia de la capital catalana han remodelado todas sus instalaciones para ofrecer a los clientes un ambiente más cálido y moderno. El Evenia Rosselló, ubicado también en el entorno de Gracia, ha vuelto a abrir en febrero con habitaciones de atrevida decoración, así como nuevos espacios en el restaurante- terraza y en la recepción. En una segunda fase, la idea es continuar con la adecuación de los salones y con la instalación de una zona chill out en su azotea, con piscina y servicio de bar incluidos. Por lo que respecta al Evenia Rocafort, muy próximo al recinto ferial de Montjuïc, el reestyling  afecta a sus 51 habitaciones y los espacios comunes.

JUNTO A LAS FERIAS

Cerca de este último, y siguiendo con los estrenos, aunque en este caso hace algo más de tiempo, el Crowne Plaza Fira Center presenta unas salas completamente puestas al día que incorporan un nuevo sistema de iluminación, así como un espectacular videowall de cuatro pantallas con resolución full HD.

En la otra zona ferial de la ciudad, el Catalonia Barcelona Plaza, el buque insignia de la cadena en la Ciudad Condal, ha mejorado sensiblemente sus espacios para convenciones con una renovación integral de sus 1.570 men la que destacan las soluciones tecnológicas de la empresa Instronic. Los ochos salones están dispuestos en torno a una estancia central totalmente diáfana de 674 m2 divisible en tres partes y un magnífico foyer al mismo nivel.

Aquí el usuario puede gestionar íntegramente desde un iPad la iluminación de las salas, controlando y regulando la intensidad que mejor convenga al tipo de evento y al aforo, así como celebrar una videoconferencia en tiempo real con cualquier lugar del mundo, realizar grabaciones y asignar diferentes señales de audio. Los focos pueden reproducir contenidos gráficos, efectos de nubes, figuras geométricas o colores corporativos para crear distintos ambientes. Otro sitio realmente singular, abierto a la organización de todo tipo de eventos, es The Clock, la estupenda terraza de la octava planta distribuida en dos niveles, uno de los miradores más atractivos de la ciudad.

La opción para los que busquen calidad en las inmediaciones de la T1 o la T2 es ahora el Barcelona Airport Hotel, en plena fase de lanzamiento tras abandonar su etapa con Renaissance. Se encuentra a solo a cinco minutos de esta infraestructura, con la que mantiene un transfer gratuito las 24 horas del día. Además de sus 257 confortables habitaciones, incluyendo 3 suites, el restaurante La Sal Marina y el bar Alabastro contribuyen a hacer la estancia más agradable. Para el turismo de reuniones ofrece 14 salones, todos ellos con luz natural, amplios y panelables, el mayor de ellos con capacidad para 400 personas. Otro plus nada desdeñable son las zonas comunes, con jardines, terraza al aire libre, gimnasio y pistas de pádel.

EN LA PROVINCIA

Los asociados al Barcelona Province Convention Bureau también se están mostrando muy activos últimamente, en sana rivalidad con la capital. Ahí está, por ejemplo, el Consorci de Turisme del Baix Llobregat, que ya tiene editada la nueva guía para meeting planners en versión on line. En él destacan venues como la Masia Riva, en Gavà; la Academia Sánchez Casal, en El Prat del Llobregat; o Mas Vidrier, en Torrelles del Llobregat.

La zona ofrece hoteles de cuatro estrellas en un entorno privilegiado, con buenos espacios para reuniones y eventos, entre ellos, el Barcelona Golf & Resort, en Sant Esteve de Sesrovires; Can Rafel, en Cervelló; o el Gran Hotel Rey Don Jaime, de Castelldefels. Precisamente en esta localidad, el hotel SB BCN Events ha reformado recientemente sus salas. En total son 10 espacios, entre 56 y 410 m2, el mayor de los cuales puede acoger hasta 425 delegados en formato teatro.

En la comarca vecina, Enoturismo Penedès, la institución pública que gestiona el turismo en la región vinícola por antonomasia de Barcelona, ha anunciado algunas novedades. La Freixeneda, una antigua masía propiedad de Freixenet, luce totalmente restaurada para la elaboración de vinos de autor y la recepción de grupos reducidos. La familia Pere Ventura también abre las puertas de Can Bas para eventos exclusivos combinados con actividades como un recorrido por las viñas en todoterreno.

Una incorporación muy reciente a la oferta MICE del Penedès es Masia Olivera, con una serie de alojamientos rurales independientes, además de los espacios polivalentes, a mitad de camino entre Sant Sadurní, la capital del cava, y Vilafranca, la capital del vino. También brilla desde hace poco Mas Llagostera, un proyecto cien por cien sostenible para grupos realmente reducidos, porque solo cuenta con cinco habitaciones, además de una pequeña sala de reuniones. Un lugar cargado de encanto, sin duda.

EL VALLÈS

Pegando un pequeño salto, nos situamos en el Vallès, cuya parte Occidental está basando su oferta en los espacios singulares y los after meetings sorprendentes, todo ello a 15 minutos de la ciudad de Barcelona. El Vallès Oriental, próximo a la provincia de Girona, sobresale por la alta calidad de los productos gastronómicos y restaurantes, algunos de ellos miembros de los colectivos CuinaVO y Slow Food.

Para eventos y reuniones cuenta con interesantes bazas: desde el espacio Can Rius, en el balneario Caldes de Montbui, con sus salas exquisitamente reformadas, hasta el Teatro Auditorio de Llinars del Vallès, diseñado por Álvaro Siza. También apuesta por complejos rurales, donde combinar trabajo y naturaleza, como El Bruguer Vell, en Santa Eulàlia de Ronçana; la Casa del Bosc, en Canoves y Samalús, en medio del Parque Natural del Montseny; o la Masia Can Viver, donde descubrir los secretos del oleoturismo.

La localidad de Sant Cugat del Vallès también está dotada con una amplia oferta para el turismo de reuniones. Por mencionar un sitio distinto, cabe mencionar el Centro de Alto Rendimiento (CAR), con un gran número de instalaciones deportivas, donde celebrar reuniones con un toque lúdico o en espacios tan inusuales como una cancha de boxeo. Además, ofrece la oportunidad de escuchar a primeras figuras del deporte gracias al programa CAR’Speakers.

Granollers, la ciudad más poblada del Vallès Oriental, es otro punto de obligada visita para grupos más numerosos, debido a su auditorio para 700 delegados, el  centro de convenciones de 350 plazas y varios espacios realmente interesantes, entre los que se distingue Roca Umbert, un equipamiento ubicado en una antigua fábrica textil de la ciudad convertida en un centro tecnológico pionero que alberga dos amplias salas de 900 m2 cada una.

Por su parte, en Terrassa, otro venue como el Museu de la Ciència i la Tècnica de Catalunya está funcionando muy bien. Se trata de uno de los mejores ejemplos del modernismo industrial catalán. El Auditorio, con capacidad para 168 delegados, y la Sala Ágora, para 250, son dos de sus espacios más destacados, junto con 7 salas más de diferentes capacidades, además del patio, con un aforo de 700 personas. El lugar está gestionado por la Agència Catalana del Patrimoni Cultural.

Más Información:
www.barcelonaconventionbureau.com
www.barcelonaprovincecb.cat