BCD travel y BCD m&e alcanzan la neutralidad en carbono

BCD travel y BCD m&e alcanzan la neutralidad en carbono

Compartir
BCD Travel BCD m&e neutralizan huella de carbono

Las agencias de business travel y experiencias corporativas del grupo Ávoris compensan la huella de carbono de sus viajes corporativos con un proyecto de reforestación inteligente que tiene como objetivo plantar 10.000 árboles en 10 años.

BCD travel y BCD m&e alcanzan la neutralidad en sus emisiones de carbono, al haber puesto en marcha la compensación de la huella de carbono de sus viajes corporativos con un proyecto de reforestación inteligente a cargo de la startup española CO2Revolution.

En 2019 los desplazamientos efectuados por BCD travel, BCD m&e, BCD viajeros y BDS (B Destination Services) generaron emisiones de 98.434,36 kg de CO²; la compañía compensará 100 toneladas mediante la creaciónde ecosistemas completos que desarrolla CO2Revolution.

El proyecto parte de un complejo desarrollo de I+D+i que se basa en tres pilares:

1. La inteligencia de datos permite recopilar todas las variables que intervienen en la creación del nuevo ecosistema. Después intervienen diferentes algoritmos para elegir el ecosistema más adecuado en función de la zona que se vaya a reforestar.

2. Se desarrollan semillas ‘inteligentes’ (llamadas iSeed), compuestas por una cápsula biodegradable que contiene la semilla pregerminada junto a todos los elementos naturales que necesita para su crecimiento.

3. A través de drones con depósitos y sistemas de lanzamiento se distribuyen hasta 10.000 semillas. Para ello se utiliza un software y un sistema de navegación que permiten seleccionar de forma autónoma el patrón de plantación más adecuado.

10.000 ÁRBOLES

La probabilidad de germinación de estas semillas es de un 80% y el ritmo de reforestación es de 5 hectáreas en aproximadamente 10 minutos, lo que reduce hasta en un 90% el tiempo y el coste de otros métodos de repoblación forestal utilizados en la actualidad.

El objetivo de este proyecto es plantar 10.000 millones de árboles en los próximos 10 años, lo que permitirá recuperar 500 millones de toneladas de CO² cada año, lo que supone el doble del total de emisiones producidas anualmente en España.

La sostenibilidad del propio proyecto es una de las claves que ha tenido en cuenta BCD para elegirlo como método de compensación de su huella de carbono: con este sistema de repoblación no sólo se plantan árboles, sino que también se incluyen pasto, flores, arbustos y arbolado que permiten generar un ecosistema completo y lo hacen autosostenible.

Además, en cada lugar se plantan especies autóctonas para garantizar la biodiversidad y se busca la productividad del sistema; de este modo, además de aumentar la flora, se pueda combatir el hambre en las regiones más desfavorecidas del planeta.