«Brasil ha cuadruplicado sus cifras de turismo MICE en apenas diez años»

«Brasil ha cuadruplicado sus cifras de turismo MICE en apenas diez años»

Compartir

Brasil ha conseguido cuadruplicar sus cifras de turismo MICE en apenas 10 años. Las sedes que acogen los eventos también han experimentado una extraordinaria evolución. Delma Andrade, coordinadora general de Producto del Instituto Brasileño de Turismo (Embratur), comenta el momento actual de la industria en el país.

¿Cuáles son las razones del éxito de Brasil como destino de reuniones e incentivos?
Nosotros decimos que es un destino sensacional, porque el 90% de los visitantes declaran su intención de volver. Los motivos son varios: por un lado, la gran diversidad cultural y natural, que se refleja en sus 22 patrimonios de la Humanidad. También por las personas. Tras la pasada Copa del Mundo se hicieron encuestas. Lo que más valoraron los que estuvieron fue la acogida que recibieron. Además, las infraestructuras para acoger eventos han mejorado en calidad. La política de captación de eventos internacionales impulsada por el Gobierno Federal desde el año 2003 ha unos frutos extraordinarios. Tanto es así, que Brasil ha aumentado un 408% en turismo MICE en este periodo.

¿Diría que es un destino caro para el comprador español?
Brasil es un país muy grande. Tiene oferta para todo tipo de demandas. También hay gran diversidad en precios. Durante el mundial de fútbol llegaron al país más de un millón de argentinos, la inmensa mayoría de clase media, y pudieron afrontar los gastos del viaje con facilidad.

¿Cómo se está comportando el mercado español?
Estamos muy satisfechos. España es el quinto mercado europeo para Brasil y el sexto a nivel mundial. En 2013, el turismo MICE español hacia Brasil creció un 30%, frente al 26% del vacacional. Es una evolución muy positiva. Las excelentes relaciones comerciales entre ambos países han impulsado el business travel. España es el segundo inversor extranjero en Brasil. Ahí están compañías tan potentes como Telefónica, Mapfre, Banco Santander,…

Las perspectivas pintan bien para los próximos años…
Así es. En una década hemos pasado de 22 ciudades organizadoras de congresos y convenciones internacionales a 52; y del puesto 19 del ranking ICCA al número 9. Hemos conseguido descentralizar las sedes, para que no todo tenga lugar en Río de Janeiro o en Sao Paulo. Además, estamos apostando mucho por los eventos deportivos. En 2015 tenemos los Juegos Indígenas, en 2016 los Juegos Olímpicos y en 2019 las Universiadas.

¿Cuáles son las novedades en infraestructuras para el MICE?
Hay muchas. Con el reclamo “Go to Brasil Olímpico” ahora estamos promocionando las 12 sedes de la Copa del Mundo, que han abierto sus espacios para la celebración de todo tipo de eventos. También estamos priorizando las campañas de productos turísticos que están relacionados con la gastronomía, el enoturismo y el golf.