De playa en playa de Tokio

De playa en playa de Tokio

Compartir
Japón Tokio playas

Uno de los secretos de Tokio son sus playas. Tanto las que se pueden disfrutar en su bahía como las de las islas Niijima y Shikinejima. Hoy os invitamos a viajar desde el sofá a uno de los atractivos más desconocidos de la capital nipona.

En un viaje a Tokio probablemente en lo menos en lo que se piensa es en poder disfrutar de chapoteos en una playa. Y aunque la mayoría de las playas más vírgenes de la región están a una o dos horas, en Chiba y Kamakura, la bahía de Tokio ofrece, a escasos minutos del centro, la oportunidad de disfrutar de la playa.

En los parques Kasai Rinkai, Shiokaze, Odaiba Seaside y Jonanjime Seaside además de poder tomar el sol, se puede aprovechar para observar las aves que sobrevuelan las aguas, y contemplar las agradables vistas mientras se siente la suave brisa marina.

Además, la experiencia de la playa en Tokio se puede acompañar de las barbacoas del SONA Area Tokyo BBQ Garden, en el Parque Kasai Rinkai. Aquí se puede alquilar un espacio para comer para un mínimo de cuatro personas. Asimismo, cerca del centro de Tokio se encuentra el Dejikyu BBQ Café en Odaiba donde degustar una deliciosa parrilla en una cómoda terraza de madera con vistas al puente Rainbow Bridge

Por otro lado, las islas Niijima y Shikinejima son islas naturales de Tokio, que se caracterizan por los colores de sus aguas cristalinas, la naturaleza que las rodea y las variadas actividades que se pueden realizar en su entorno.

Se encuentran a 160 km al sur de la capital y se puede llevar a ellas en tan solo 35 minutos por  avión, desde el Aeropuerto de Chōfu, o por mar en ferry rápido desde el embarcadero de Takeshiba en unas 2 horas y media. Además, también se encuentran comunicadas entre sí por el ferry Nishiki con un corto trayecto de 10 minutos.