Dolce Sitges colabora en la plantación de un bosque de encinas

Dolce Sitges colabora en la plantación de un bosque de encinas

Compartir

Dolce Sitges demuestra una vez más su implicación en la preservación del medio ambiente con la plantación de 50 encinas en el Estanque de Sils a través de su programa Dolce Global Preserve, por el que cada año realiza una donación económica dedicada a la recuperación y conservación de la naturaleza en nuestro entorno.

Las donaciones de 2012 permiten que el proyecto, como cada año encabezado por la ONG Acció Natura, se focalice en uno de los recursos naturales con los que Dolce Sitges trabaja a diario, especialmente en vinos y cavas: el corcho, un bien natural derivado de las encinas de los bosques catalanes.

Dolce Sitges, a través del programa Dolce Global Preserve, ha contribuido, desde su puesta en marcha en 2010, a la replantación de más de 15.000 m2 de uno de los cursos fluviales más afectados por la acción humana de España, la del río Francolí. 

Francisco José Jiménez, director general de Dolce Sitges y director de Área de Dolce Hotels & Resorts, no quiso perderse la plantación del árbol conmemorativo de este año. “Un año más, hemos querido poner nuestro grano de arena en un proyecto en el que creemos, con un especial guiño a nuestras tierras y a las especies autóctonas”, afirma. 

La encina surera es una especie autóctona de la zona y, con esta iniciativa, se pretende reforzar su presencia así como revalorizar su función de provisión de corcho a medio y largo plazo. La zona de plantación de las 50 encinas es un antiguo campo de cultivo, actualmente sin vegetación, que fue adquirido hace años por Acció Natura en el marco de un proyecto de recuperación de los valores naturales de la laguna de Sils.