«Existe una demanda embolsada en el sector MICE a punto de estallar»

«Existe una demanda embolsada en el sector MICE a punto de estallar»

BEATRIZ GONZÁLEZ / DIRECTORA DE DISTRIBUCIÓN B2B & B2C DE VINCCI HOTELES

Compartir

El sector MICE y los eventos corporativos han sido algunas de las áreas más afectadas por la pandemia al implicar directamente los desplazamientos y la concentración de personas. Con el comienzo del otoño y el avance de la vacunación, el sector afronta un momento decisivo. Beatriz González, directora de Distribución B2B & B2C de Vincci Hoteles, analiza esta realidad y lanza algunas previsiones para el próximo año.

 

A pesar de las limitaciones, hay determinados encuentros, reuniones o celebraciones que ha sido necesario llevar a cabo y poco a poco, con el contexto actual de vacunación, los eventos están volviendo.

“La recuperación del sector siempre ha ido de la mano del turismo vacacional, que es el que abre camino, seguido por el turismo de negocios y en último caso los grupos. Y esto es precisamente lo que está ocurriendo también en esta ocasión”, explica Beatriz González, directora de Distribución B2B & B2C de Vincci Hoteles.

Hasta este momento, solo se habían celebrado escasas y reducidas reuniones corporativas y algunos eventos sociales. “El 57% del turismo de reuniones corporativas de este año ha sido de origen regional, el 32% nacional y solo el 11% internacional”, comenta González. Durante el próximo trimestre, por las peticiones que ya estamos recibiendo en Vincci Hoteles, percibimos un ligero incremento de estas reuniones tanto de origen nacional como internacional”, añade. Los principales mercados emisores son Reino Unido, Alemania, Francia y el resto de Europa.

En cuanto al formato, el 65% son eventos totalmente presenciales y un 35% mantiene los formatos híbridos. Respecto al aforo, siguen siendo pequeñas y medianas reuniones que van desde 15 a 70 asistentes, aunque también empiezan a recibirse algunas peticiones de 150 a 200 asistentes, según informa la directiva.

Beatriz González destaca que la tan esperada reactivación del sector empieza a materializarse poco a poco. “Aerolíneas, compañías hoteleras, operadores de movilidad, compañías de alquiler de vehículos, agencias de viajes, destinos… Todos afrontan el próximo año 2022 y los que vienen con optimismo”, comenta.

En cuanto a los incentivos, “aunque se han tenido que posponer en 2020 y en 2021, la percepción generalizada apunta a que existe una demanda embolsada a punto de estallar, en la mejor acepción del término, por lo que la recuperación, al menos en media distancia, puede ser muy rápida”.

Según González, los eventos híbridos “resultan idóneos para potenciar una mayor asistencia, ya que el entorno online posibilita el acceso de personas que no hubiesen podido acudir presencialmente. La parte de planificación, estrategia y objetivos ya estaba muy bien desarrollada por parte de todas las partes implicadas en un evento presencial, ahora ha tocado reciclar conocimientos y establecer alianzas con partners muy preparados en el área tecnológica”.

Sin embargo, la directiva de Vincci Hoteles advierte de que “todos nos hemos dado cuenta que necesitamos el contacto directo con otras personas… Aún falta tiempo para que dejemos todo esto atrás, pero una vez que se estabilice todo, la demanda de reuniones presenciales se duplicará y se buscará más interacción humana”.

El futuro del sector tiene nuevos implicados, “el email marketing y las RRSS se han convertido ya en herramientas claves para los eventos como refuerzo de estrategias basadas en la complementariedad de offline y online. Y en presencial la intención clara será la de trabajar sobre la experiencia a fin de que esta sea más cercana y humana, enfocándose, siempre, en sostenibilidad y seguridad”.

Según González, “el número de eventos corporativos crecerá exponencialmente a partir del próximo año 2022, lo que está por ver es cómo evolucionará la facturación”.  También avanza que “los eventos corporativos serán sin alcohol o muy poco. Por el tema presupuestal, pero también por la responsabilidad, veremos eventos que en sus políticas limiten la cantidad de alcohol disponible”.