LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. Distinción a buen precio

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. Distinción a buen precio

Carla Royo-Villanova

Compartir
Las Palmas. Internos
Internos

De toda la vida viajar a Canarias tiene el aliciente de las compras. Si bien ya no es como antaño, cuando en la Península escaseaba la tecnología y Canarias era puerto franco, las Islas Afortunadas siguen ofreciendo unos precios inmejorables. La ausencia de IVA, sustituido por el IGIC, siempre menor al 7 % e incluso inexistente en algunos casos, es una de las principales motivaciones para reservar al menos una tarde para hacer shopping.

 

Vegueta y Triana pugnan en interés cultural y arquitectónico. Aunque la primera es la antigua ciudad medieval y origen de Las Palmas, en cuanto a shopping no puede competir con Triana. De todas formas, los amantes de la gastronomía deben hacer escala en el Mercado de Abastos de Vegueta, inaugurado en tiempos de la reina Isabel II, donde encontrar puestos de carne, pescados y frutas tropicales, pero también toda la gran variedad de quesos canarios, 36 de los cuales han sido galardonados recientemente en los World Cheese Awards.

Cruzando el Barranco Guiniguada aparece el gran barrio de Triana, que se da un aire al sevillano, de ahí su nombre. En realidad es un ensanche de Vegueta donde en sus tiempos se instalaron mercaderes procedentes de Andalucía y el norte de Europa. Continúa siendo la espléndida zona comercial que fue, con los toques modernistas en algunos de sus edificios y las calles peatonales, entre las que destaca Mayor de Triana.

Las Palmas. Calle Mayor de Triana
Calle Mayor de Triana

Aunque la globalización y las grandes marcas habituales se han adueñado en parte de ella, eso sí, con ropa más veraniega en cualquier época del año, hay propuestas mucho más personales. Llama la atención la cantidad de perfumerías, un sector que se mantiene en auge, con precios y ofertas que merecen la pena realmente. Sabina es una de las más importantes.

Muchos aún recuerdan los míticos almacenes británicos de Marks & Spencer, que fueron tan populares en España durante los años noventa. Tras su retirada sólo se mantuvo la tienda de dos plantas de la calle Triana. Su fuerte es la ropa interior que los hizo famosos por su buen precio, calidad y sencillez, así como los polvos de talco, los jabones y los ambientadores, sin olvidar la ropa.

La Molina es un referente para comprar productos típicos de las islas, pero sobre todo artesanía local, ropa, joyería y bisutería, además de vajillas, bolsos, abanicos, velas y gastronomía.

En las calles paralelas y adyacentes es donde se encuentran los comercios más especiales, como la óptica Arancha Elejabeitia, en Viera y Clavijo, 12, surtida con una fantástica selección de gafas de tendencia. Un vicio irresistible que se agrava o, mejor dicho, desgrava por la ausencia de IVA.

En el número 2, Hempel hace gala de una excelente selección de marcas, como Jimmy Choo, Etro, Lanvin o Rochas. Y en el número 4, Les Amis de Croisser es otro de los puntos clave para la moda masculina, femenina e infantil. Diseños de autor con el sello inconfundible de su creador Gabriel Croisser.

Trastornados

En la calle Pérez Galdós 13, la tienda Trastornados se ha convertido en los últimos años en epicentro social. Por allí pasa lo mejor de la ciudad cuando necesita encontrar algo diferente. Se trata de un espacio ecléctico, donde comprar desde una lámpara de última generación hasta ropa vanguardista. No en vano, sus propietarios, Paco y José, estuvieron muchos años triunfando en Moda Cálida. Ahora unen también su pasión por la decoración y proponen un interiorismo que no deja indiferente a nadie. Las mejores marcas cuelgan en sus escaparates y percheros: Misssoni, Red Valentino, Alexander Wang o Chloé, entre otros. Gusto y exquisitez en un espacio multidisciplinar y siempre vivo.

Otra mítica de Triana es Inter Nos, en el número 11 de la calle Cano. Ropa, calzado y complementos en un lugar moderno, discreto y muy acogedor. Desde hace más de diez años es uno de los establecimientos mejor valorados de la ciudad. Las tendencias más retro se concentran en Pin Up, con su ropa divertida, al más puro estilo “lolita” y con la posibilidad de personalizar el diseño gracias a su gran selección de tejidos. Casual by Via Felice, en el número 32, es también de parada obligada, con un estilo ‘minimal’ y chic que nunca pasa de moda.

Las Palmas. Internos
Inter Nos

Si el barrio de Triana es un imprescindible, no menos desdeñable es la zona de la Plaza de Santa Catalina, en concreto las calles Luis Morote, Ripoche y aledaños, donde se concentra la mayor parte de tiendas especializadas en tecnología, fotografía o música. Muchas fueron fundadas en los años sesenta y setenta por familias procedentes de la India que encontraron en Canarias el lugar ideal para comenzar una nueva vida. Con el tiempo han conseguido casi copar el mercado, pero también se han reinventado con éxito tras la unificación de precios después de que las islas perdiesen la categoría de puerto franco.

Duke Fotografía tiene siempre las últimas novedades y las mejores ofertas. Son los grandes especialistas, donde acuden muchos fotógrafos profesionales. En Luis Morote abre sus puertas otra de las perfumerías más famosas de la ciudad, Topaz. El calzado deportivo tiene su cita en la calle Mesa y López 27, donde se ubica la gran tienda Skechers, muy cerca de El Corte Inglés, todo un universo reunido en un ambiente agradable y muy bien organizado.

Otro de los atractivos de Las Palmas son sus centros comerciales. Situados a las afueras de la ciudad, son un reclamo para turistas y vecinos. Allí se concentran casi todas las tiendas habituales, pero también hay cabida para espacios únicos, como la perfumería Fund Grube, en Las Arenas, junto al auditorio Alfredo Kraus y la playa de La Cicer. El último en llegar ha sido el centro Los Alisios, inaugurado a finales del pasado mes de noviembre, que ocupa un espacio equivalente a 33 campos de futbol. Sin duda el paraíso del consumo.