Las pruebas previas al vuelo reducen significativamente la tasa de infecciones

Las pruebas previas al vuelo reducen significativamente la tasa de infecciones

Compartir

El riesgo de exposición a la covid-19 durante el viaje después de que todos los pasajeros den negativo en las pruebas realizadas 72 horas antes de su vuelo es inferior al 0,1 %. A esta conclusión ha llegado un estudio que ha examinado los datos de clientes en los corredores de vuelo de Delta sometidos a la prueba entre Nueva York-JFK, Atlanta y el aeropuerto italiano de Fiumicino.

 

El estudio, revisado por expertos y publicado en Mayo Clinic Proceedings, ha demostrado que una sola prueba molecular de covid-19 realizada en las 72 horas anteriores a la salida del vuelo podría reducir la tasa de personas activamente infectadas a bordo de un avión comercial a un nivel notablemente inferior a las tasas de infección activa de la comunidad.

Por ejemplo, cuando la tasa media de infección en la comunidad era del 1,1%, las tasas de infección en los vuelos sometidos a la prueba de la covid-19 eran del 0,05 %. El Departamento de Salud de Georgia y la Mayo Clinic ha realizado el estudio en colaboración con Delta.

«Vamos a convivir con las variantes de la covid-19 durante algún tiempo. Estos datos reales, no los modelos de simulación, son los que los gobiernos de todo el mundo pueden utilizar como base para exigir vacunaciones y pruebas en lugar de cuarentenas para reabrir las fronteras a los viajes internacionales», explica el Dr. Henry Ting, director de Salud de Delta.

«El riesgo de los viajes aéreos varía en función de las tasas de casos y de vacunación en el origen y el destino, el uso de mascarillas y otros factores. No obstante, los datos recogidos en este estudio demuestran que el uso rutinario de una única prueba molecular en las 72 horas previas al viaje internacional para personas no vacunadas mitiga significativamente el riesgo de exposición y transmisión de COVID-19 en los viajes en avión», añade

El estudio comenzó en diciembre de 2020 con el programa de pruebas transatláticas del coronavirus que permitió la entrada sin cuarentena en Italia y probar varias estrategias para la viabilidad, las tasas de falsos positivos y las tasas de detección de casos.

Ahora, los resultados de este estudio están disponibles, con datos únicos sobre el riesgo de exposición al SRAS-CoV-2, las tasas de infección a bordo. El informe demuestra la viabilidad de poner en marcha un protocolo de pruebas con un impacto significativo.