Los tiempos de viaje se reducirán con la optimización de las operaciones...

Los tiempos de viaje se reducirán con la optimización de las operaciones de vuelo

Compartir

iFlex es un ambicioso programa de reducción de emisiones de CO2 lanzado por IATA. En un vuelo intercontinental de diez horas se pueden ganar hasta seis minutos gracias a nuevos procedimientos de aterrizaje.

Cuanto menos tiempo pase un avión en el aire menos contaminación emite. Es una de las conclusiones en las que se basa el nuevo programa iFlex, lanzado por la asociación de compañías aéreas mundial IATA.

iFlex se basa en procedimientos de aproximación a los aeropuertos y de aterrizaje optimizados, de tal modo que en un viaje de largo recorrido con una duración de 10 horas se pueden ahorrar seis minutos de trayecto. Y con ello disminuir el consumo de carburante del 2%, evitando la emisión de 3.000 kilos de CO2.

Las pruebas para este tipo de vuelos se realizan desde hace años y los ensayos continuarán con el fin de optimizar aún mas las operaciones, por ejemplo en las rutas Dubai-Sao Paulo y Johanesburgo-Atlanta. Otras zonas donde continuarán las pruebas corresponden al espacio aéreo sudafricano y áreas del Atlántico sur, consideradas de poca densidad en relación a otras regiones del planeta.