MIAMI. A la conquista de América

MIAMI. A la conquista de América

Eva López

Compartir

Miami es la puerta de entrada a Latinoamérica y una de las ciudades más dinámicas de Estados Unidos. En su idiosincrasia se mezclan la calidez latina y la cultura de negocios anglosajona. Muchas celebridades internacionales la han elegido como lugar de residencia por su calidad de vida. Y cada vez son más las empresas que se instalan, no solo buscando una base para su expansión en América, sino eligiendo el destino como lugar de inversión.

Da gusto escuchar en Miami tantos comentarios en torno a “pasó la crisis”. Aunque ni siquiera hace falta oírlo para percibir que es una ciudad despierta, con barrios florecientes y una frescura generada por el dinamismo económico y cultural. La urbe, antaño famosa por su corrupción y la inmigración cubana ávida de libertades inexistentes en su isla, es hoy una ciudad boyante que atrae a inversores internacionales, y no solo a las grandes multinacionales. También a numerosos emprendedores deseosos de conquistar América.

El aeropuerto internacional (MIA), en el noroeste de la ciudad, se encuentra a tan solo 11 kilómetros del centro. Miami figura entre las mejores urbes americanas a la hora  circular en coche y es fácil acceder a los distritos de Brickell o Downtown en apenas un cuarto de hora. MIA es uno de los principales hubs del mundo, el primero en carga internacional de Estados Unidos y el segundo en tráfico de pasajeros del país. Lo más interesante para el inversor español es que conecta 47 ciudades estadounidenses con 58 destinos del Caribe y Latinoamérica.

Sin embargo, la congestión es importante en los controles de identidad una vez que el pasajero desciende del avión. Con demasiada frecuencia se superan las dos horas de espera, a pesar de las 72 taquillas de aduana instaladas en la última ampliación del aeropuerto, inaugurada en 2012. Es importante tenerlo en cuenta si se inicia un programa de reuniones nada más llegar.

Actualmente, 88 compañías operan esta plataforma. Desde Madrid, solo Iberia oferta vuelos directos (dos al día) con una duración del viaje de 9 horas y media, uno de ellos operado por American Airlines. En código compartido con la misma compañía también ofrece un tercer vuelo diario y directo desde Barcelona.

Dentro de los planes de reestructuración de Iberia ya se ha anunciado un aumento de las frecuencias entre España y Miami. Los aviones que operan este destino forman parte de los primeros en la lista de la aerolínea española en ser equipados con entretenimiento individual en clase turista. Miami, junto a Nueva York y Chicago, son los destinos operados con los nuevos A330, que cuentan con una clase business renovada, con asiento que se convierte en cama completamente horizontal y un programa de entretenimiento a bordo mejorado, con una pantalla mayor.

Por su parte, Air Europa, en código compartido con Delta, comercializa un vuelo diario con salida de Madrid y escala en Nueva York (JFK), cuya duración total alcanza las 14 horas.

FLORIDA

Tallahassee es el centro político del cuarto Estado más poblado de Estados Unidos. Al contrario de lo que muchos piensan, Miami es solo la capital económica y le ha costado mucho despojarse de su condición de destino turístico y residencia de los jubilados de Chicago y Nueva York necesitados de un clima más clemente.

Las playas de Florida, y principalmente las de Miami son, por tanto, el eje que define la historia local. A ellas llegaron millones de balseros cubanos cuya historia recuerda la Torre de la Libertad, aduana en la que se registraban a su llegada a la ciudad. No existen cifras sobre cuántos isleños han recorrido clandestinamente los 145 kilómetros que separan La Habana de los primeros cayos de Florida, pero sí se sabe que representan el 65% de la población actual de Miami, estimada en cerca de medio millón de habitantes.

A 20 minutos en coche del área de playa se ubica Brickell, el distrito financiero de Miami, que se está extendiendo naturalmente hacia Downtown. Ambos distritos están conectados por un tranvía gratuito que circula cada 20 minutos. Se trata de una opción de transporte original para quienes disponen de tiempo entre dos desplazamientos. Un metro elevado (Metrorail) comunica la ciudad de norte a sur.

El Downtown, o “ciudad baja”, no tiene nada de baja, geográficamente hablando. Así se denomina el centro que hasta hace pocos años era poco recomendable y que actualmente simboliza la consolidación de Miami comohub económico de América, así como la renovación de la ciudad. Prueba de ello es la cantidad de hoteles destinados al viajero de negocios abiertos en los últimos años. Comparten espacio con las torres de apartamentos de precios desorbitados por metro cuadrado.

En realidad, Downtown fue el punto de partida de la gran urbe que es hoy en día Miami. El barrio cuenta con 72.000 habitantes. Las previsiones apuntan a 85.000 en 2016. Solo en los últimos años se han construido 70 torres de apartamentos. Alberga el puerto comercial que, a pesar de su dinamismo, parece difuminarse entre espacios deportivos, condominios y lugares utilizados para grandes eventos, como el American Airlines Arena. Este pabellón de 19.600 plazas alberga partidos de baloncesto y los principales conciertos de música. Los viajeros interesados por el béisbol tienen cita en el Marlins Park, estadio del equipo local.

Al final del día, y en el vecino Brickell, Tobacco Road fue el primer bar de la ciudad y frecuentado por ejecutivos de paso por Miami y locales amantes del blues y la música en directo.

OCIO EN MIAMI

La ciudad ofrece una vida nocturna y cultural muy del gusto del viajero español. Quienes prefieran los ambientes de playa para terminar el día o disfrutar de la noche a pie optarán por alojarse en South Beach y los alrededores de Lincoln Road. Esta calle peatonal, suerte de Ramblas de Miami, alberga tiendas, restaurantes, bares y personajes atípicos al más puro estilo New York. Española Way es otra peatonal repleta de restaurantes con cocina de todo el mundo.

Para gustos exquisitos a la hora de ir de compras, nada mejor que un remate de día en Merrick Park Village, en el barrio de Coral Gables. Esta zona de tiendas, donde los Porsches y Ferraris compiten por ocupar más lugares en los aparcamientos, cuenta con restaurantes de gran calidad, como el Sawa. Su curiosa carta, con una mezcla de tapas, sushi y kebab, esconde una cocina exquisita en la que es posible combinar tapas procedentes de lugares muy diversos con muy buen resultado  (www.sawarestaurant.com).

Los amantes del guacamole no deben perderse el de La Cantina, el restaurante mejicano del hotel Ritz Carlton, en Bay Biscayne. Merece la pena organizar un after work frente a la playa con las delicias de este recinto. El hotel es muy recomendable para incentivos en grupo.

Quienes prefieran probar un poco de todo y conocer a otros viajeros pueden elegir un  tour culinario en grupo con Kelly Woodward. Esta arquitecta es pionera a la hora de ofrecer una visita de la ciudad que combina las explicaciones sobre arquitectura e historia local con paradas gastronómicas en la zona de Lincoln Road, probando desde el bocadillo cubano de Abuela´s hasta el pan de queso brasileño en la concurrida Española Way, pasando por el ceviche peruano de Chalan on the beach y los helados de The freeze ice cream factory. Todo por 53 dólares (www.miamifoodtours.com).

JW MARRIOTT MARQUIS *****
Fue inaugurado en 2010 y se encuentra junto al puente que conecta Brickell y Downtown, sobre el río Miami. Comparte espacio con el centro de convenciones Wells Fargo, que ocupa los pisos 33 a 47. Dispone de 274 habitaciones dotadas de la última tecnología y pensadas para el viajero de negocios. Tres pisos ejecutivos con Concierge Lounge panorámico. Los pisos 39, 40, y 41 albergan el muy exclusivo hotel Beaux Arts. Además, cuenta con 15 espacios para reuniones y eventos y el mayor ballroom del distrito. Piscina panorámica, spa, gimnasio y cancha de baloncesto. Dos restaurantes y dos bares. Wi-fi gratuito.
1109, Brickell Avenue. Miami
Tel. +1 305 329 3500 / www.marriott.com

VICEROY *****
Hotel de diseño en Brickell, junto al río Miami y Downtown, abierto en 2009. Especialmente concebido para el viajero business, ofrece 148 habitaciones, todas con balcón y cocina. El tono jade impera en la decoración de inspiración asiática. Spa de Philippe Starck, sala de cine y la mayor piscina de la ciudad. Se completa con cinco espacios para reuniones. Wi-fi de pago en las habitaciones. El Club 50 es un bar situado en el piso 50 que puede ser privatizado para after works.
485, Brickell Avenue. Miami
Tel. +1 305 503 4400 / www.viceroyhotelsandresorts.com

EPIC ****
En Downtown, ofrece degustaciones de vino en el vestíbulo, todos los días de 17 a 18 h. También café gratuito por las mañanas. Con 411 habitaciones, todas con balcón, así como dos pisos ejecutivos. Canal de yoga. Alberga el único restaurante Zuma de EEUU y el Area 31, muy de moda, para cenar en el exterior rodeado de impresionantes rascacielos. Espacios para eventos hasta un máximo de 300 personas en teatro. Embarcadero en el río Miami.
270, Biscayne Blvd Way. Miami
Tel. +1 305 424 5226 / talktous@epichotel.com

INTERCONTINENTAL MIAMI *****
Ya es uno de los clásicos en el Downtown para los viajeros de negocios. Remodelado en diciembre de 2012, también cuenta con una de las  propuestas culinarias de moda en la ciudad: el Toro Toro steakhouse, primero de la marca fuera de Dubai, de la mano de Richard Sandoval. Excelentes vistas de la bahía de Biscayne y el Downtown desde el lounge ejecutivo. Con 34 plantas, cuatro de ellas ejecutivas, 641 habitaciones y 3 restaurantes.
100, Chopin Plaza. Miami
Tel. +1 305 577 1000 / www.icmiamihotel.com

KING & GROVE TIDES SOUTH BEACH*****
En la zona más famosa de Miami Beach, este hotel boutique es muy utilizado por los viajeros de negocios que desean estar inmersos en el ambiente de la playa. Espacios para reuniones hasta 200 personas. La Tides Suite del piso superior ofrece una vista en 360º de South Beach, al ser el edificio más alto del barrio. Los beiges impregnan cada una de las 45 habitaciones de uno de los mejores ejemplos de arquitectura art déco de la ciudad.
1220, Ocean Drive, Miami Beach
Tel. +1 305 604 5070 / reserveKGTides@kingandgrove.com

VINTAGE MODERNO

Miami también ha sido y es uno de los lugares de incentivo más demandados a nivel internacional. Por algo sus playas forman parte de las más famosas del mundo, tanto como su vida nocturna y las posibilidades de shopping en torno a Lincoln Road y los centros comerciales de lujo. Pero hay más: Wyndwood es el mejor ejemplo.

Hasta la consabida excursión marítima para ver las casas de los famosos sigue funcionando. Lo mejor es que se multiplican las maneras de disfrutar del mar, incluso de atisbar esas mansiones e islas que tantas veces se han visto en televisión y cine: desde el paddle board al kayak, pasando por el esquí acuático, los paseos en moto de agua o el parasailing con el skyline de fondo. El mar es indisociable de cualquier programa de incentivos en Miami. Aunque solo sea con el mero disfrute de sus playas, observando los cuerpos de revista y los vigilantes de la playa con un estilo tan televisivo.

La zona de Miami Beach se hizo mítica con la serie Corrupción en Miami y sigue conservando esa atmósfera de lugar fashion y vintage, sobre todo en torno a Ocean Drive y Lincoln Road, donde se concentran los restaurantes, tiendas y locales nocturnos más conocidos. También hay otras cosas que recuerdan que Miami Beach es más que playa: por ejemplo, los interesantes edificios art déco que se recorren en una ruta turística que puede ser condimentada con degustaciones de recetas locales. La gastronomía es otro de los atractivos de una ciudad creada a base de influencias latinas.

Wynwood
El barrio de Wynwood comienza a hacerse un hueco en los programas turísticos como contrapunto a ese Miamivintage. Las calles de este barrio industrial lleno de almacenes y hangares se han convertido en un museo al aire libre donde los mejores grafiteros del mundo expresan su arte. Es una delicia perderse observando estilos y tendencias muy diferentes que tienen como denominador común el contraste entre los colores de los muros y el azul del cielo. El restaurante Wyndwood Walls es el mejor punto de partida para el paseo, no solo por su excelente cocina y su agradable terraza, sino por ser el lugar donde empezó todo.

Shopping
Miami no sería Miami sin sus opciones de shopping de lujo: el Village of Merrick Park reúne a todos los locales más fashion gracias a la oferta de restauración que permite rematar la jornada con variadas propuestas gastronómicas. Hay tiendas de todo tipo y todas de alto standing.

Sin embargo, existe otra zona aún más exclusiva: el Design District alberga las mejores marcas y el servicio más exquisito. Fuera de la ciudad, a 35 km en dirección a Fort Laudale, Saw Grass Mills es visitado cada año por diez millones de amantes de las firmas más selectas a precios reducidos: es el centro comercial outlet más grande de Estados Unidos.

Everglades
La excursión a los Everglades también forma parte de los clásicos. Esta zona de marismas se recorre en unas barcas de hélice (aeroboats) que producen un ruido espantoso, por eso no hay ni un pájaro que observar. Ni siquiera los cocodrilos que tanto han asustado en muchas novelas se dejan ver. Sin embargo, quienes quieran aprovechar los Everglades como un sitio de actividades en lugar de un espacio natural apreciarán la salida.