NEWCASTLE. El sueño de Adriano

NEWCASTLE. El sueño de Adriano

Carla Royo-Villanova

Compartir
Sage Gateshead

Al igual que hiciera durante la Revolución Industrial, de la que fue uno de sus epicentros,  Newcastle upon Tyne se ha reinventado con ímpetu para convertirse en una de las ciudades más modernas del Reino Unido. Miembro de la red Eurocities, conjuga con inteligencia la importancia de su historia, arte y cultura con el mundo empresarial y de negocios. Incluso con la vida nocturna, una de las más animadas de Europa. Por eso es uno de los destinos mimados últimamente por las guías de viajes internacionales.

Ya se fijó en ella el emperador Adriano, quien mandara construir un fuerte protegido por el gran muro que diera la vuelta a la isla y del que aún queda una pequeña parte cerca de la estación de metro Wallsend. Bajo las órdenes de Enrique I, cuarto hijo de Guillermo el Conquistador, se terminó de levantar el castillo que da nombre a la ciudad. Aunque ha sufrido todo tipo de adversidades, conserva la Torre del Homenaje, desde la que se tiene una de las mejores y más amplias vistas de la ciudad. En su interior hay exposiciones sobre su historia, esa historia que empezó con los romanos.

Newcastle upon Tyne, su nombre completo, fue un puerto ansiado por los escoceses, al que atacarían sin éxito en tres ocasiones. Siempre en vanguardia, la ciudad fue un epicentro de la Revolución Industrial, entre otras cosas por el talento inventor de varios de sus vecinos. Por ejemplo, el de George Stephenson, que obtuvo el mayor de los éxitos con su locomotora de vapor y fue quien construyó la primera línea ferroviaria pública del mundo, la que iba desde Liverpool a Manchester. No menos importantes fueron las bombillas de Swan o la artillería moderna de Armstrong.

El neoclasicismo tiene en Grainger Town, el centro histórico de Newcastle, la joya de la corona victoriana, en concreto en la calificada como una de las calles más bonitas de Europa, Grey Street. Aquí se eleva, magnífico, el Teatro Real, uno de los mejores del Reino Unido, con más de 400 representaciones al año. En pleno corazón histórico se encuentra también el Grainger Market, origen de Marc´s & Spencer y la Royal Arcade, centros comerciales pioneros por los que no se puede dejar de pasear.

La elegancia victoriana se fusiona en Newcastle con la dureza industrial para conseguir una sofisticación cargada de energía que pocas ciudades inglesas tienen. Siempre al día, en permanente estado de reinvención, la ciudad es un gran centro cultural, económico y científico de Gran Bretaña.

La tierra de los Geordies, como se conoce popularmente a los habitantes de la región que riega el río Tyne, y nombre también de su peculiar dialecto, es tierra de innovación, de universidades, de tecnología y de centros de investigación. Además, Newcastle está volcada en el compromiso con el medio ambiente y se encuentra muy bien conectada, tanto en su núcleo urbano, gracias al metro, como con el resto del país, algo que favorece el turismo de reuniones y negocios.

Separada por el Tyne de su otro yo, Gateshead, pero unida a la vez a este núcleo mediante siete puentes, esta fractura no hace sino resaltar la espectacularidad de la ingeniería moderna, en especial el Millenium, inaugurado en 2001 y dotado de un sistema único de apertura basculante que colecciona algunos de los premios internacionales más importantes. Quayside, el paseo que discurre entre estos pasos, es una de las mejores maneras de extraer todo el encanto de la ciudad.

ESPACIOS PARA REUNIONES

Aunque Newcastle ofrece decenas de emplazamientos perfectos para reuniones y eventos, los más destacados son los que están directamente entroncados con su historia. Es el caso de The Assembly Rooms, una joya del más puro estilo georgiano. Fundado en 1776, fue concebido como lugar de reunión social de los nobles y aristócratas de la ciudad. Con su reciente restauración, ahora combina tradición y vanguardia. De hecho, su famoso sistema de iluminación con lámparas de araña y sus 10.000 piezas de cristal tallado a mano le han proporcionado reconocimiento internacional.

En sus salas bailaron reyes y duques, Strauss o Liszt ofrecieron aquí conciertos y recitales… Hasta Charles Dickens actuó con su compañía de teatro. El edificio dispone de cuatro salas de reuniones principales con capacidad hasta 550 invitados, además de las cuatro suites de construcción tradicional, pero con equipos audiovisuales de última generación. Sin duda, The Assembly Rooms vuelve a ser referente en las celebraciones, tanto corporativas como sociales.

En otro estilo  muy diferente, la Revolución Industrial dejó su legado en el corazón de Newcastle con The Boiler Shop. Levantada en los años 20 por Robert Stephenson, hijo de George, para la construcción de las primeras locomotoras en serie, fue restaurada en 2016 y ofrece instalaciones excepcionales y vanguardistas para los eventos más dinámicos, como actuaciones en vivo, celebraciones nocturnas, festivales gastronómicos o actividades culturales.

La gran sala principal permite la asistencia de hasta un millar de espectadores y la organización de almuerzos o cenas de gala para más de 250 comensales. Por su parte, la versátil sala Mezzanine tiene una capacidad de 150, en montaje de teatro y 80 en banquete. Todas sus instalaciones son de fácil acceso para personas con movilidad restringida.

De las elegantes salas georgianas y las manifestaciones de la era de la industrialización, a uno de los estadios de futbol más antiguos de Inglaterra. En St. James’ Park se jugó el primer partido nada menos que en 1880. Tras la fusión de varios equipos locales años después, actualmente el Newcastle United Football Club mantiene un gran prestigio y cariño por parte de sus seguidores. La oferta MICE se concreta en 15 salas de reunión, entre las que se incluyen suites y terrazas, todas ellas modernas instalaciones repletas de recuerdos y galardones. La mayor de ellas puede acoger a 500 personas. El aparcamiento es gratuito y su servicio de hostelería y catering, impecable.

En 1923 se construyó la Universidad de Newcastle que, además de ser una de las más prestigiosas de Inglaterra, ofrece todo tipo de facilidades para la organización de eventos, con cinco salas, desde el King´s Hall, para 500 personas, hasta otras más pequeñas, todas ellas con modernos equipamientos y servicio de catering. Además, el campus universitario, ubicado en el centro de la ciudad, dispone de alojamiento en pequeños apartamentos, estudios e, incluso, habitaciones adaptadas para personas con movilidad limitada.

El recorrido por los venues de la ciudad llega hasta el corazón acristalado del siglo XXI: el Sage Gateshead, al otro lado del río Tyne y del puente Millenium, que programa cursos, festivales, conciertos y shows a lo largo del todo el año y dispone de numerosas salas para acoger cualquier tipo de reunión o evento. El edificio es ya todo un emblema en el país.

Entre otros detalles, su macro auditorio Sage One tiene un aforo de 1.640 personas y ofrece hasta 17 salas de reuniones, con una capacidad total de 2.500 asistentes. El vestíbulo acristalado se vuelca sobre el río ante la imponente presencia de Newcastle desde el otro margen. Tampoco hay que olvidar su restaurante The Brasserie, todo un destino gastronómico, con menús innovadores entre espectaculares vistas, tanto diurnas como nocturnas, cuando los puentes se iluminan y acaparan todas las miradas.

Aunque aquí no acaban los espacios, los organizadores de reuniones y eventos tienen una gran opción, especialmente indicada para cinéfilos. Se trata del castillo medieval de Alnwick, la segunda construcción habitada de este tipo más grande de Inglaterra, a tan sólo 54 km de la ciudad. Fue mágico escenario para Harry Potter, sedujo a los seguidores de Downton Abbey y también dispone de varios salones para acoger las conferencias más exclusivas y sofisticados eventos nocturnos. Un final de novela para un destino sorprendente.

RECOMENDADOS

AFTERWORK, CULTURA Y ESPECTÁCULOS
El Palace of Arts del Exhibition Park es el único edificio que se conserva de la Exposición Norte-Este de 1929. Ahora acoge la Wylam Brevery, con más de 30 barriles de diferentes cervezas y música en vivo. Para disfrutar de películas independientes y de su deslumbrante entorno art decó está el Tyneside Cinema. Los que prefieran el teatro cuentan con el Theatre Royal, uno de los mejores del Reino Unido, con una excelente programación todo el año. En el Centre of Life hay siempre interesantes exposiciones en torno al mundo de la exploración y la ciencia, además de un planetario, varios espacios interactivos y un brain center. Los amantes del arte contemporáneo tienen visita obligada al Baltic Centre; los de la literatura, a The Literary & Philosophical Society, una de las bibliotecas más antiguas y grandes del Reino Unido, fundada en 1793 como lugar de reunión y tertulia; y los de los caballos al Newcastle Racecourse, con espectáculos nocturno para amenizar las carreras. La parte más exótica de la ciudad es posiblemente el Barrio Chino, con su llamativa puerta de acceso, flanqueada por dos leones y construida en 2004 por artesanos de Shanghái. Por supuesto, está repleto de tiendas y restaurantes, sobre todo en Stowel, la calle principal.

CHESTER
A escasas tres horas de Newcastle, es uno de los pueblos más pintorescos de Gran Bretaña y una de las ciudades amuralladas mejor conservadas de Inglaterra. Fundada en el año 78, Chester significa “un lugar por donde pasaron los romanos”. De aquella época se conserva el anfiteatro y el jardín. Tuvo un momento de esplendor, ya que el río Dee era navegable, y el comercio prosperó en la zona. Los sedimentos poco a poco fueron impidiendo el paso de los barcos y, a partir del siglo XVIII fueron Manchester y Liverpool las nuevas favoritas. En Chester nació Lewis Carol y quizá fue su reloj Eastgate el que inspirara “Alicia en el país de las maravillas”, solo superado en disparos fotográficos por el Big Ben.

EXTENSIÓN A GALES
Nación constitutiva del Reino Unido, Gales es célebre por sus playas, acantilados, pequeños pueblos medievales, leyendas y cientos de castillos y fortalezas que, tras la conquista anglonormanda, levantaron sus reyes y príncipes para formar el infranqueable “Anillo de Hierro”. El castillo de Conwy es uno de ellos, ordenado construir por Eduardo I a finales del siglo XIII. Se encuentra en una preciosa zona montañosa, rodeado de mar y montaña, junto al parque nacional de Snowdonia. Sin embargo, el más famoso de todos los castillos galeses es el de Caernarfon, también construido por Eduardo I, Patrimonio de la Humanidad. Tras sus muros se nombra al Príncipe de Gales. Por su parte, la isla de Anglesey es conocida como “La madre de Gales” porque allí estaban todos los cultivos y ganadería que luego alimentarían la nación. Continúa siendo una isla encantadoramente rural, perfecta para practicar senderismo. Dos puentes colgantes la unen a Gales, el de Britannia y el de Menai, inaugurado en 1826, uno de los primeros puentes colgantes del mundo. Como curiosidad, en esta isla se encuentra el pueblo con el nombre más largo de Europa, Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch, y la salina favorita de Ferrán Adriá, Halen Môn, cuya visita resulta muy instructiva.

COPTHORNE HOTEL NEWCASTLE ****
Situado en el muelle y muy próximo a la zona comercial y cultural, dispone de 156 amplias habitaciones, suites incluidas, con magníficas vistas al río Tyne. Cuanta con 10 salas de conferencias, de las que 4 ofrecen también balcones, con capacidad hasta para 220 personas. Desde el Quay 7 Restaurant & Bar puede disfrutarse de hermosas vistas nocturnas con los puentes iluminados.
The Close. Quayside.
Tel. +44 0191 222 0333
www.millenniumhotels.com

HILTON NEWCASTLE GATESHEAD ****
Junto al puente de Tyne y muy próximo a la zona de vida nocturna, el hotel Hilton tienen salas de reunión para 500 personas. Sus habitaciones ejecutivas disponen de acceso privado al Executive Lounge, con vistas panorámicas al río, desayuno y refrigerios de cortesía. Además, cuenta con sala de fitness, piscina cubierta, sauna, baño turco y conexión wi-fi gratuita. Desde su restaurante Tyne puede admirarse el puente, el río y la ciudad de Newcastle.
Bottle Bank. Gateshead.
Tel. +44 191 490 9700
www.hiltonhotels.com

CROWNE PLAZA – STEPHENSON QUARTER ****
Al lado de la estación de tren, con aparcamiento público cercano y muy cerca de la zona céntrica y restaurantes. Dispone de 9 salas para reuniones con una capacidad máxima de 400 personas y un centro de negocios abierto 24 h. El Mineral House Gymnasium ofrece gimnasio, piscina, spa y baño turco. Su Gin Bar está especializado en coctelería y el restaurante Hawthorns ofrece cocina británica de inspiración moderna.
Hawthorn House. Forth St.
Tel. 44 191 562 3333
www.ihg.com/crowneplaza

INDIGO NEWCASTLE ****
Hotel boutique muy bien localizado, junto a la Estación Central y enfrente del teatro Fox. Tiene 148 modernas habitaciones con camas king size y detalles como, té o café de cortesía en la habitación, plancha o amplios baños con efecto spa. Además, dispone de room service 24 h, salas y espacios para reuniones, centro fitness y lounge bar. Su steak house Marco Pierre White ofrece una carta bastante sofisticada.
2, Fenkle St.
Tel.  +44 191 300 9222
www.hinnewcastle.co.uk

BLACKFRIARS
Uno de los más famosos de Newcastle, situado en lo que fuera un convento medieval de monjes dominicos del siglo XIII. Presume de ser el restaurante más antiguo del Reino Unido. Dispone de una sala de catas del s. XIX con capacidad para 36 personas y ofrece menús medievales y cocina británica con productos de temporada. Varias salas con ambientación de época hacen de él un lugar muy especial.
Friars Street.
Tel. +44 191 261 5945
www.blackfriarsrestaurant.co.uk

THE BOTANIST
El jardín secreto para comer y beber en el corazón de Newcastle. Uno de los restaurantes más encantadores de la ciudad, perfecto también para encuentros after work, ya que tras la cena se convierte en un animado y sofisticado bar de copas. Antigüedades y baratijas decoran sus paredes y vergeles verticales. Con música en vivo y cata de ginebras.
Monument Mall.
Tel. +44 191 261 6307
www.thebotanist.uk.com

FUEGO
Divertido bar de tapas y restaurante mediterráneo, especializado en charcutería y pizzas artesanas. Dispone de un número de mesas para reserva y el resto sin cita previa. Situado en la calle peatonal y comercial más famosa de la ciudad y dentro del Food Hall de Fenwick, uno de los grandes almacenes más antiguos de Europa, al que se compara con el mismísimo Harrod´s. Destaca su amplia carta de vinos.
Fenwick Food Hall.
Northumberland Street.
www.fenwick.co.uk

SIX
El restaurante del Baltic Centre, el museo de arte contemporáneo, inaugurado en 2002, un referente para los amantes de la vanguardia cultural. Se encuentra en la sexta planta del edificio, suspendido en una caja de cristal entre las cuatro torres. Alta cocina en todos los sentidos y las mejores vistas del río y del puente Millenium.
S Shore Rd. Gateshead
Tel. +44 191 478 1810
www.baltic.art