PARADORES. Tiempo de setas

PARADORES. Tiempo de setas

Compartir
Paradores menu setas

Coincidiendo con el comienzo de la temporada de setas Paradores de Turismo ha puesto en marcha su propuesta micológica en las cartas de sus restaurantes de Gredos y Soria.

Es tiempo de setas y en la red de Paradores los hongos ya empiezan a hacer acto de presencia. Desde el pasado fin de semana, el parador de Gredos ofrece un menú cargado de setas dentro de su propuesta de cursos micológicos.

Una degustación disponible tan solo para los clientes que reserven la actividad, que se impartirá también los fines de semana del 18 y 19 y 25 y 26 de este mes, y del 8 y 9, 15 y 16 y 22 y 23 de noviembre.

Como novedad, este año también se puede disfrutar entre semana con convocatorias para los días 15 y 16 y 29 y 30 de este mes, y 12 y 13 de noviembre.

PRODUCTOS DE TEMPORADA   

En una clara apuesta por los productos de temporada y de cercanía, como primer plato propone una reconfortante y perfumada crema de patatas y calabaza trufada con níscalos (Lactarius deliciosus), crujiente de manzana y sésamo negro.

Las pequeñas pero aromáticas y deliciosas senderuelas (Marasmius oreades) son el acompañamiento perfecto de un salmón confitado que se sirve con mahonesa ahumada de jengibre y vinagreta de rúcula.

Un plato de pescado preámbulo de un apetecible solomillo de ibérico relleno de rebozuelos (Cantharellus cibarius) y hortalizas que arropa un singular ajo blanco de castañas asadas. Y como remate, una sorprendente y sofisticada versión dulce de Mousse de boletus (Boletus edulis) con leche de coco y confitura avainillada de pera y tomillo.

SETAS DE SORIA

A partir de esta semana también está previsto que el parador soriano Antonio Machado lleve a su carta la riqueza micológica de una provincia que es una de las principales despensas seteras del territorio nacional.

Para abrir boca, níscalos escabechados de manera tradicional con sus verduras. Los suculentos Boletus edulis, una de las setas reina por su textura y sabor, llegarán a la mesa emparrillados, con su consomé, huevo a baja temperatura, y acompañado con uno de los estandartes culinarios de Soria, como son los torreznos, y jamón de bellota.

La seta de cardo (Pleorotus eryngii), una pieza muy preciada considerada por muchos aficionados micófagos como la seta de mayor calidad por su finura, agradable textura y sabor suave y delicado, es protagonista en una original y melosa paella de calles de bacalao que se acompaña con un pil pil ligero.

Como plato fuerte, en plena temporada cinegética, el chef Carlos Aldea Jordana ha apostado por un lomo de jabato con jugo de colmenillas (Morchella), muy apreciadas por los gourmets y difíciles de hallar, y manzanas baby.

Como postre, una de sus especialidades en repostería: la preciada Tarta de queso Valdeón en este caso acompañada con migas dulces de rebozuelos que, por su sabor dulzón y afrutado que recuerda a orejones o albaricoques, casa espectacularmente con la intensidad del queso leonés de pasta azul.