PASEO DE GRACIA. Pasarela de tentaciones

PASEO DE GRACIA. Pasarela de tentaciones

Hugo Mertens

Compartir

El Paseo de Gracia y su entorno destacan sobre toda la oferta turística de Barcelona como un destino en sí mismo. El céntrico y elegante bulevar, además de soberbio escaparte modernista, es una pasarela de tentaciones donde conviven los mejores y más innovadores hoteles, restaurantes, tiendas y bares de copas. Darle la espalda sí que es un pecado.

La señorial arteria, concebida a principios del siglo XIX para conectar la capital con la entonces localidad independiente deGracia, está hoy más viva que nunca, casi 200 añosdespués de su construcción. Si entonces fueron los aristócratas y la alta burguesía los que conquistaron sus espacios para exhibir sus carruajes y sus caballos, ahora la avenida está en manos de las firmas más exclusivas y atrevidas del mercado.

Moda, diseño, vanguardia, alojamientos de lujo, restauración de altos vuelos, servicios top quality y, sobro todo, gente a la última. Quien tiene algo nuevo que ofrecer busca su hueco a lo largo y ancho de este escaparate de vanidades y buena vida, de sorpresas y bullicio, de ambiente chic y cosmopolita.

Salvo el mar, todo, o casi todo, se puede encontrar entre la Diagonal y la plaza de Cataluña. Aunque muchas de sus propuestas quizás sean prohibitivas para más de un bolsillo, es difícil sustraerse al menos al placer de mirar y de sentir el pulso de los tiempos en un escenario donde la arquitectura modernista ha sembrado ejemplos de su mayor esplendor.

BOULEVARD HOTELES

Este espíritu y esta forma de entender la vida enorgullecen de tal manera a sus pobladores que en ocasiones, aún compitiendo entre sí, hermanan sus intereses en una identidad común. Es el caso de Boulevard Hotels, una marca que asocia a establecimientos de primera categoría como el Majestic o el Claris, ambos de cinco estrellas Gran Lujo, con cuatro estrellas de gran nivel (Alexandra, Gallery, Murmuri, Granados 83) y de residencias ysuites de lujo, todos ellos en el entorno del Paseo de Gracia.

Cualquiera de sus miembros, incluso los asociados de 3*, como el Balmes, el Inglaterra o el Astoria, son sinónimo de tradición, experiencia y servicio transmitido por la profesionalidad de las empresas familiares que están detrás, las que verdaderamente imprimen carácter a su forma de entender el negocio. Casi todos cuentan además con salas de reuniones y espacios singulares para todo tipo de eventos, incluso al aire libre, como terrazas, patios o piscinas.

El gusto por la restauración se nota también en su oferta gastronómica, desde la cocina mediterránea o los platos de temporada, hasta los sabores asiáticos (Murmuri), las delicias genovesas (Da Luca, en el hotel Alexandra), las estrellas Michelin a la innovación (Drolma, en el Majestic), la cocina creativa (East 47, en el Claris) o los menús ejecutivos en los establecimientos de tres estrellas.

Una de las últimas aventuras de la marca es la explotación del centro de congresos y convenciones Comedia Club, en uno de los edificios más emblemáticos del centro de Barcelona, con más de 75 años de historia como teatro y cine, un referente del espectáculo y del ocio en la Ciudad Condal. Este auditorio cuenta con dos salas, una de 300 butacas y otra de 670, y sin salir del Paseo de Gracia (www.boulevardhoteles.com/auditorium).

GRUPO TRAGALUZ

Sólo con la oferta alojativa, gastronómica y de ocio de Boulevard Hotels ya hay mucho donde elegir. Pero el paseo no acaba aquí, ni mucho menos. Otro de sus habitantes de renombre es el Grupo Tragaluz (www.grupotragaluz.com), también con el marchamo de empresa familiar, que es propietario del hotel Omm y de una quincena de restaurantes que merecen capítulo aparte. El Omm es un cinco estrellas que presume de diseño vanguardista y de ser punto de encuentro habitual para gente de la ciudad por sus sesiones de música en vivo y actuaciones de dj’s, tanto en el lobby como en su animado club nocturno.

En la sexta planta hay una sala de reuniones de 120 m2 con fantásticas vistas al paseo. También cuenta con otros dos espacios más pequeños y un business center. Otro de sus atractivos es el restaurante Moo, con una estrella Michelin en 2006, dos soles Campsa en 2009  y una versión muy particular de la cocina catalana.

El grupo Tragaluz, con algunos de los mejores restaurantes y tabernas de la escena barcelonesa, cuenta en el entorno de La Pedrera, ese edificio-escultura de Gaudí emblema de la ciudad, con referencias como Elj Apo Nés, el Tragaluz y el Principal, este último muy indicado para grupos y eventos.

SORPRESAS

El Paseo de Gracia nunca deja de dar sorpresas. Una de las más esperadas de los últimos tiempos ha sido la apertura del Mandarin Oriental, hace escasamente un año. El nuevo lujo de la interiorista asturiana Patricia Urquiola, bañado de luz y elegancia, arropa un estupendo jardín interior, un spa de tradición oriental, un relajante jardín de mimosas y una piscina en la terraza con vistas 360º. Al frente de los fogones de su restaurante Moments se encuentra Carme Ruscalleda, que suma tres estrellas Michelin en su establecimiento de San Pol de Mar.

El nivel de la restauración y el alojamiento es tan alto en estas manzanas pegadas al Eixample que a veces ensombrecen una oferta hotelera también de altos vuelos, como la que ofrecen el AC Diplomatic, el hotel-boutique SixtyTwo, los Catalonia Berna y Córcega, los espléndidos palacetes modernistas del Condes de Barcelona, elCristal Palace o el Husa Avenida Palace, entre otros.

Mención aparte merecen dos cinco estrellas revestidos de historia y buen gusto. Por un lado está el hotel Casa Fúster que, a pesar de encontrarse al otro lado de la Diagonal, bien merece aunque solo sea una visita. El edificio es una auténtica joya modernista firmada por Lluis Domenech i Montaner reconvertida en un exclusivo Gran Lujo. Por otro, el Eurostars BCN Design, que se ubica en una casa señorial remodelada hace apenas dos años.

LOS RECIÉN LLEGADOS

Es difícil seguirle el ritmo del shopping al Paseo de Gracia porque, junto a los ilustres residentes de siempre, tanto de marcado carácter catalán (Santa Eulalia, Gratacòs, Vinçon…), como grandes firmas internacionales (Channel, Loewe, Hermès, Armand Bassi…) y las no menos internacionales, pero de cuna española (Adolfo Domínguez, Suárez, Camper, Purificación García...), brotan cada dos por tres nuevas propuestas.

Entre los recién llegados están Azzaro, hace poco más de un año, con moda femenina de alta costura, en uno de los dos locales comerciales del hotel Mandarin Oriental; Bloom House, una conjunción de arte floral y diseño en el espacio que ocupaba Vendôme en la calle Roselló; la concept-store de Antonio Miró, muy al estilo neoyorquino, donde caben perfumería, libros o moda en un ambiente que invita a quedarse; o la flagship de Guess Collection, con un par de meses de vida.

También acaban de aterrizar Luxenter, en la Rambla de Catalunya, con sus creaciones en plata y bisutería en general; la moda urbana de Karen Millen; los 500m2 repartidos en dos plantas de la firma italiana de calzadoGeox; la exclusiva sastrería Brioni, en los bajos del Mandarin; y la primera tienda de Urbaks, el nuevo proyecto del fundador del emporio Misako, entre otros.

Para (casi) todo lo demás está el Boulevard Rosa, un concepto de centro comercial desenfadado y atrevido con más de cien tiendas que ocupa la manzana delimitada por el paseo de Gracia, la Rambla Catalunya y las calles Aragón y Valencia. Su lema, “la vida en rosa”, lo dice todo.

PARA LOS SENTIDOS

Aparte de la tentación de los escaparates, el paseo y sus aledaños despliega encantos para los sentidos, especialmente el gusto y el olfato. Gran parte de la cocina internacional se deja saborear por los fogones que lo pueblan. También están aquí algunos de los mejores exponentes de la gastronomía tradicional catalana puesta al día, como es el caso de Mussol, presente desde 1994, un ejemplo de éxito que ha tenido continuidad en varias aperturas en otros puntos de la ciudad.

Para cocina de renombre hay que recordar a Martín Berasategui y su restaurante Lasarte en el hotel Condes de Barcelona, una delicia para verdaderos sibaritas, que se une a algunos ya citados, como Moments o Drolma. Fermí Puig, chef de este último, enclavado en el Majestic, apadrina otros proyectos más recientes, como el Petit Comité, en el pasaje de la Concepción, con platos de esencia catalana.

En el comer cabe de todo y, junto a las exquisiteces al alcance de unos pocos, también hay hueco para la gastronomía rápida, la imaginativa, la vanguardista o la que no solo se paladea, sino que también se observa, como la que propone Wagaboo, que cocina a la vista de todos, repitiendo su éxito en Madrid.

CUANDO CAE LA NOCHE

Muchas sensaciones a lo largo del día como para no reposarlas con una buena copa antes del merecido descanso. La zona de paseo de Gracia, como no podía ser menos, también tiene mucho que decir en los ambientes noctámbulos. Empezando por el clásico Dry Martini, la coctelería de Javier de las Muelas, todo un referente mundial en el arte de combinar licores; hasta el hotel Omm, con su Mon Key CluB, un chic & lounge de paso obligado.

Si Barcelona es un cuerpo vivo, en constante evolución, poliédrico y cosmopolita, con opciones para todos los gustos y todas las carteras, el Paseo de Gracia es su espina dorsal, el tarro de las esencias, la tierra fértil donde nace el seny. Cuestión de identidad.

AC Diplomatic  4****
Pau Claris, 122 / 932 723 810
Totalmente renovado en el 2007 siguiendo los estándares de la cadena. Dispone de 7 salones para reuniones, el mayor de ellos para 120 personas en teatro, así como restaurante, terraza, piscina, fitness centre y conexión wifi  gratuita.

Alexandra 4****
Mallorca, 251. 934 677 166
La innovación y la vanguardia en un edificio con mucho encanto y un nuevo concepto de salas de reuniones y eventos, denominadas “The Elastic Rooms”, con gran versatilidad y cuidado de los detalles.

Casa Fúster 5***** GL
Paseo de Gracia, 132 / 932 553 000
El emblema de Hoteles Center, un soberbio edificio modernista. El histórico Café Vienés es punto de encuentro de intelectuales y artistas.

Claris  5***** GL
Pau Claris, 150 / 934 876 262
La joya de la corona de Derby Hotels Collection en Barcelona, ubicado en el antiguo palacio de Vedruna. Sus habitaciones están decoradas con piezas originales de arte romano, egipcio e hindú. También dispone de varias salas polivalentes.

Emma 3***
Roselló, 205 / 932 385 606
Room Mate muestra el concepto chic & cheap en el primer establecimiento que abre en Barcelona, recientemente inaugurado, un toque futurista y atrevido en un entorno de tanta alcurnia.

Gallery  4****
Roselló, 249 / 934 159 911
Con 8 salas de reuniones, cuatro de ellas con luz natural, y capacidad hasta 200 personas, así como una estupenda terraza exterior abierta todo el año.

Majestic 5***** GL
Paseo de Gracia, 68 / 934 881 717
Uno de los referentes del paseo. Construido en 1918 y renovado en 2005, ofrece lujosas instalaciones, entre ellas un spa. Salones con vistas y un espacio polivalente con capacidad hasta 500 personas.

Mandarin Oriental *****GL
Paseo de Gracia, 38-40 / Passeig de Gràcia, 38
Último invitado de lujo del paseo. Vanguardia y diseño por doquier, servicios de máxima calidad y un spa bastante completo.

Murmuri 4****
Rambla de Catalunya, 104 / 935 500 600
Los mismos dueños del Majestic gobiernan este pequeño y refinado hotel-boutique, clásico e intimista a partes iguales. Con un buen restaurante asiático.

Omm  5*****
Roselló, 265 / 934 454 000
Sorprendente arquitectura y decoración para un concepto del lujo muy moderno. Dispone de un espacio para eventos de 120m2 en la sexta planta con excelente vistas al paseo.

Brown 33
Paseo de Gracia, 33 / 934 675 247
Apuesta por la cocina italiana con un toque neoyorquino en el ambiente que se deja ver en sus tres pisos, el primero con vistas al paseo. El tercero se puede alquilar para eventos privados.

Da Luca
Mallorca, 251 / 934 880 258
La excelencia en el producto propia de la cocina genovesa trasladada a pleno centro de Barcelona en un ambiente de diseño y confort.

Drolma
Paseo de Gracia, 70 / 934 967 710
La familia Soldevila-Casals, propietaria del Majestic, encargó a Fermí Puig convertir el restaurante del hotel en un epicentro de alta gastronomía. El chef no sólo lo consiguió, sino que el modelo ha inspirado a muchos otros.

East 47
Pau Claris, 150 / 934 876 262
Decoración por art para una gastronomía selecta y creativa en el Claris, uno de los referentes de la hotelería de lujo en Barcelona.

Elj Apo Nés
Pasaje de la Concepción, 2 / 934 872 592
Taberna oriental rápida a precios razonables. Carta muy variada donde triunfan los kushiyaki (pinchos).

El Principal
Provenza, 286-288 /  932 720 845
Muy apropiado para comidas de negocios, grupos y eventos en general. Cuenta con reservados.

Moments
Paseo de Gracia, 38-40 / 902 095 590
El restaurante del hotel Mandarín Oriental con el sello de Carme Ruscalleda, apasionada de los platos catalanes con productos de temporada.

Moo
Roselló, 265 / 934 454 000
Cocina catalana creativa y mucho más de la mano del chef Felip Llufriu. Cuatro menús degustación con maridaje de vinos, de 45€ a 140€, en el hotel Omm.

Mussol
Carrer de Casp, 19 / 933 017 610
Platos de la cocina catalana tradicional con buen servicio y clientela heterogénea.

Tragaluz
Pasaje de la Concepción, 5 / 934 870 621
Gastronomía mediterránea de producto en un espacio muy luminoso bajo tejados acristalados. En la planta baja del edificio se encuentra Tragarrapid.