QUEBEC. Norteamérica made in Europa

QUEBEC. Norteamérica made in Europa

Eva López

Compartir

El estado canadiense de Quebec reúne todo lo necesario para garantizar el éxito de un viaje de negocios o incentivo: paisajes únicos, un abanico de actividades amplísimo que cambia como las vistas, según las estaciones, venues de calidad, excelentes restaurantes y nuevos hoteles-boutique… Todo ello aderezado con el mejor de los ingredientes: la calidad de la acogida de los quebequenses.

¿POR QUÉ?
Eclecticismo aplicable a reuniones, eventos e incentivos. Gran diversidad de paisajes, tanto urbanos como naturales. Un abanico de actividades único en el mundo que se enriquece en cada estación del año.

¿CUÁNTO?
Desde 406 € i/v en clase turista a 5.788 € i/v en business.

¿CUÁNDO?
Septiembre, octubre, febrero y marzo.

Canadá es la Norteamérica que mejor imagen tiene en Europa y hay múltiples razones que lo justifican. El estado de Quebec es el lugar idóneo para descubrir una cultura claramente influenciada por la francesa y la anglosajona. Sin embargo, esta herencia acumulada durante 400 años no ha evitado la creación de una identidad propia. Los quebequenses, en un 80% de habla francesa, son europeos con el sentido de la hospitalidad y el buen carácter americanos.

Quebec cuenta con paisajes únicos en el mundo, con el añadido de ser diferentes según la época del año. Una de las grandes ventajas es que cada estación ofrece un amplio abanico de actividades: en el otoño los bosques de arces se convierten en una explosión de rojos, naranjas, verdes y amarillos que se pueden descubrir haciendo senderismo o quad, sobrevolando bosques y lagos en hidroavión, navegando en velero u observando osos, alces y castores en su hábitat natural.

La fisonomía del paisaje cambia completamente a partir de noviembre y la llegada de las primeras nieves, que alcanzan hasta tres metros de altura en febrero. El esquí y el trineo se practican hasta en los parques de las ciudades, cualquier zona helada se convierte en una pista de patinaje. Los bosques reúnen a los aficionados de la motonieve y el esquí de fondo y cada año se construye un nuevo hotel de hielo junto a la ciudad de Quebec.

Las horas de luz son otro aliciente del invierno canadiense, nada que ver con los cortos días escandinavos: amanece a las 7 de la mañana y no anochece hasta las 4 de la tarde, con una intensa luminosidad todo la jornada y excepcionales días nublados.

El aeropuerto internacional Montreal-Trudeau está a 30 km de la ciudad. Air Transat es la única compañía que opera vuelos directos desde España. Esta aerolínea chárter ofrece pasaje regular en clase turista y de negocios desde Madrid, Barcelona y Málaga varios días a la semana (www.airtransat.es). Air Canadá no opera líneas directas desde España. Tampoco Iberia, que ofrece todas sus conexiones con escala en Londres. Air France comenzará a operar una ruta diaria desde París a Montreal a bordo del A380 a partir del mes de mayo.

MONTREAL

Es la capital financiera del estado de Quebec, una típica urbe norteamericana de tamaño medio  con el ritmo y la calidez en la acogida de una pequeña ciudad de provincias. El centro de negocios se sitúa al oeste de la ciudad, con mayor presencia de población anglófona, por eso el visitante suele ser recibido en inglés.

El Viejo Montreal es la mejor muestra del eclecticismo urbano al más puro estilo norteamericano. El punto de referencia es la Place d´Armes, con sus tres siglos de arquitectura en torno a la basílica neogótica de Notre Dame. Merece la pena informarse sobre los conciertos que la orquesta sinfónica de Montreal ofrece en el templo, que goza de una excelente sonorización.

En esta zona se encuentra el hotel más lujoso de la ciudad, el St. James. Uno de sus mayores atractivos es la colección privada de muebles que decora cada espacio del establecimiento. Otros elementos originales, como los ascensores, contribuyen a la solera de este hotel en el que se mezclan sobriedad y barroquismo. La suite presidencial puede acoger reuniones para diez personas. El penthouse (piso privado), con terraza para recepciones, tiene la misma capacidad (www.hotellestjames.com).

El antiguo mercado Bonsecours reúne actualmente tiendas de artesanía y productos típicos, así como dos salas para eventos con vistas al río St. Laurent (www.marchebonsecours.qc.ca). El viajero en Canadá debe prestar atención a los precios, ya que no suelen estar incluidas las tasas federales y estatales, que suman un 12% del total. En los servicios hay que añadir la propina, entre un 10% y un 15% del importe final.

VIDA BAJO TIERRA

La mal llamada “ciudad subterránea” evoca kilómetros de túneles en los que se refugian los viandantes a causa del frío invernal. En realidad son 33 kilómetros de pasajes, en gran medida ocupados por galerías comerciales, tan frecuentados en invierno como en verano. Comunican los principales núcleos del Montreal de negocios: el palacio de congresos (www.congresmtl.com); el hotel Intercontinental, recientemente renovado y situado frente al palacio; el emblemático hotel Fairmont Queen Elisabeth, donde John Lenon y Yoko Ono hicieron su bed inpor la paz; la estación de tren Windsor; el centro Bell, catedral nacional del hockey; o los siete centros comerciales de la calle Sainte Catherine, referencia del shopping de la ciudad con sus once kilómetros de tiendas.

Esta red de pasajes también comunica 10 hoteles, el 60% de las oficinas del centro de Montreal y 400 restaurantes. Quienes prefieran terminar la jornada al nivel de la calle, la zona más concurrida es la de la calle Crescent. Una de las costumbres con mayor arraigo en todo el país es el “5 à 7”, es decir, encontrarse en el bar después de la jornada laboral al más puro estilo español. Una posibilidad gastronómica es degustar los típicos bagel.St. Viateur es una auténtica institución en la ciudad (www.stviateurbagel.com).

QUEBEC

Los estadounidenses adoran la ciudad de Quebec porque se creen en la vieja Europa sin necesidad de cruzar el océano. Es la única al norte de Méjico que ha conservado sus murallas defensivas. Las calles y fachadas de piedra son el testimonio de los 400 años de historia que los quebequenses festejaron con enorme orgullo hace dos años. Nada mejor para apreciar esta América antigua que perderse en torno a la iglesia Notre Dame des Victoires, el más antiguo de los templos norteamericanos aún en pie.

El castillo Frontenac preside cualquier imagen de la ciudad. Concebido como hotel, desde su inauguración en 1893 es el símbolo del Canadá más afrancesado. Las 621 habitaciones del edificio, cada una diferente, son el reflejo de la solera del establecimiento. También las 16 salas de reuniones, todas con la estética de la Nueva Francia. El magnífico porche del restaurante gastronómico Le Champlain, especializado en cocina de influencia francesa a partir de productos locales, es desde su apertura uno de los emblemas de la restauración en la ciudad (www.fairmont.com/frontenac).

Cada año se construye el hotel de nieve en los alrededores de la ciudad, situado a 20 minutos del centro y con 35 habitaciones. De enero a marzo se trata de una opción más para regalar o disfrutar de una experiencia peculiar: sobre un colchón de hielo, protegido con piel de animal, el cliente recibe todo lo necesario para resistir a las bajas temperaturas (www.icehotel-canada.com).

El abanico de venues de Quebec se caracteriza por su diversidad. El Quebec Garnisson Club, el más antiguo del país, tiene como sede una mansión decimonónica cuyas salas suelen ser utilizadas para eventos corporativos. Sus bonitos jardines se prestan a la organización de cócteles de empresa, con capacidad para 150 personas. Es una de las propuestas de la agencia de eventos Forum DMC, ya que su gerente forma parte de los socios del Club, lo que permite acceder a sus espacios (www.forumdmc.com).

Anexas al museo de Bellas Artes se encuentran las dependencias de la antigua prisión. Las celdas ya han sido utilizadas para actividades de team building. El lugar es un gran escenario para la realización de performances en los diferentes pisos como amenización de un cóctel de empresa (www.mnba.qc.ca).

La más original de las venues en Quebec es la capilla que ahora pertenece al museo de l´América francesa, que figura entre los pocos templos accesibles para conciertos privados y actos corporativos. Las agencias de eventos organizan noches temáticas entre las que destaca el baile de máscaras que recrea la época de fundación de la ciudad.

El Parlamento de Quebec es el único en el mundo que ofrece algunas de sus salas para actos privados. El restaurante Le Parlementaire, que a mediodía acoge principalmente a los políticos canadienses, se alquila para cenas siempre que la agenda de recepciones del presidente lo permita. La llegada de los comensales en calesa añade un toque aristocrático al evento. Los invitados pueden incluso cenar vestidos a la moda de la Nueva Francia (www.jpdl).

Frente al Parlamento se sitúa el Palacio de Congresos de Quebec, con capacidad hasta 7.500 personas y cuatro entradas independientes. Los hoteles Delta y Hilton están conectados con el edificio (www.convention.qc.ca).

INCENTIVOS Y TEAMBUILDING

El estado de Quebec ofrece múltiples posibilidades para actividades de incentivo. La agencia Dominion Tours está especializada en el mercado español. Es posible organizar partidos de hockey en el estadio nacional de Montreal seguidos de programas de relajación. Uno de los clásicos para grupos es el viaje a las cataratas del Niágara, a una hora en puente aéreo. También es posible organizar un crucero hacia Montreal o Quebec con destino u origen en Nueva York (www.dominiontours.ca).

Otra de las posibilidades es divisar el skyline de la ciudad de Quebec, con el imponente Château Frontenac, desde elbarco Louis Jolliet, que dispone de capacidad para 700 personas. En su recorrido por el río St. Laurent pasa por delante de la cascada de Montmorency, cuya altura, de 83 metros, supera en 30 a la de las cataratas del Niágara. La mansión de Montmorency tiene varias salas para eventos corporativos y una terraza con vistas a la cascada (www.sepaq.com/ct/pcm).

En invierno se puede organizar una actividad única en el mundo: parte de la cascada se congela y permite practicar el esquí con la catarata de fondo, así como escalar sobre el hielo, que incluso se puede tallar dentro de los programas de actividades propuestos en la isla de Orleans, con degustaciones de productos locales o la fabricación de derivados de la savia del arce (www.jpdl.com).

NATURALEZA VARIADA

La naturaleza ofrece múltiples actividades en Quebec según la época del año. En todo el estado se cuentan hasta un millón de lagos que se pueden disfrutar todo el año sobrevolándolos en hidroavión. Primavera, verano y otoño son épocas de vela, paseos en canoa y carreras en moto de agua. En invierno los lagos se convierten en pistas de patinaje y espacios para la llamada pesca blanca, a través de los agujeros realizados en el hielo (www.regiondequebec.com).

Cada bosque también es diferente según la estación. De mayo a octubre se pueden recorrer a pie, en bicicleta o enquad. Durante el otoño la actividad más recomendable es navegar por los lagos admirando los reflejos del colorido bosque boreal. ¿Y por qué no disfrutar de los paisajes practicando el golf o haciendo rafting? Quebec cuenta con vertiginosos tramos de nivel 7/8. El otoño también es la mejor época para avistar ballenas, castores, osos, alces y caribús en su medio natural.

El invierno es la época del esquí, de la motonieve, de los paseos en trineo… El hotel Sacacomie es uno de esos complejos en los que se pueden organizar todas estas actividades, gracias a los 500 km2 de reserva natural que lo rodean. El recinto cuenta con una zona de spa exterior panorámico para deleitarse con las magníficas vistas tras una jornada de trabajo o de teambuilding (www.sacacomie.com). ¿Hay quien dé más?

PLACE D´ARMES *****
Una institución en Montreal, en un edificio histórico de la zona antigua con 83 habitaciones, 52 suites y 12 salas de reuniones. Los miércoles por la noche se programan conciertos de bossanova en directo. Spa de pago y conexión a internet gratuita en todo el hotel.
55, rue St. Jacques Ouest. Vieux Montreal
Tel. +514 842 1887 / reservation@hotelplacedarmes.com

THE CRYSTAL *****
Muy utilizado por los grupos de empresa españoles en Montreal, solo dispone de estudios, 131 en total, con cinco categorías, más 5 salas de reunión con capacidad entre 6 y 150 personas. Único hotel en la ciudad con sistemas de apagado automático. Gimnasio con vistas y jacuzzi exterior panorámico.
1100, rue de la Montagne. Montreal
Tel. +514 380 3448 / info@hotellecrystal.com

AUBERGE ST. ANTOINE ****
Hotel-museo de Quebec con 95 habitaciones, dos salas de reunión y un auditorio conectado con una sala de cócteles. Este Relais&Chateaux de la zona antigua cuenta además con uno de los mejores restaurantes de la ciudad: Le Panache, que ocupa el espacio de un antiguo hangar marítimo.
8, rue St. Antoine. Quebec
Tel. +418 692 2211 / www.saint-antoine.com

LE GERMAIN DOMINION ****
Hotel-boutique familiar del casco antiguo de Quebec con 60 habitaciones. La sala del desayuno se abre a la recepción, en un intento de crear una atmósfera distendida sin olvidar los detalles más exquisitos. Servicio de chófer gratuito gracias al acuerdo con Audi.
126, rue Saint-Pierre. Quebec
Tel. +418 692 2224 /
reservations@germaindominion.com

PREMIÈRES NATIONS ****
A 15 km de la ciudad de Quebec, es el primer hotel construido en una reserva amerindia y gestionado por la comunidad de los Hurones. Las 55 habitaciones tienen vistas al bosque y desde todas ellas se escucha el discurrir del río. Dispone de 5 salas para reuniones. El 90% de los productos utilizados en el restaurante son ecológicos.
5, Place de la Rencontre “Ekionkiestha”. Wendake
Tel. +418 847 2222 / info@hotelpremieresnations.ca

L´AUBERGE DU LAC TAUREAU ****
Un hotel-cabaña compuesto por 29 apartamentos y 158 habitaciones a los pies del lago Taureau, a dos horas en coche de Montreal y Quebec. Recomendable para una privatización completa con grupos de 300 personas. Posibilidad de organizar pequeñas reuniones en barcas cubiertas en medio del lago o las isletas vecinas. Amplio abanico de actividades propuestas, tanto en invierno como en verano.
1200, chemin Baie du Milieu. Saint Michel des Saints
Tel: +450 833 1919 / www.lactaureau.com

QUEUE DE CHEVAL
Frente al estadio de hockey Belle, en el centro de Montreal. Cuenta con la parrilla de carbón más grande de Norteamérica y uno de los mejores surtidos de carne del país. Extensa carta de vinos.
1221, boulevard René-Lévesque Ouest. Montreal
Tel. +514 390 0090 / www.queuedecheval.com

TAVERNE SQUARE DOMINION
Una de las tabernas más frecuentadas por los hombres y mujeres de negocios de Montreal a la hora de la comida. También los jueves por la tarde para el “5 à 7” por su carta de cócteles. Atmósfera Nueva Inglaterra.
1243, rue Metcalfe, esquina Ste Catherine. Montreal
Tel. +514 564 5056 / www.tavernedominion.com

L´ASTRAL
Restaurante panorámico y giratorio desde el que admirar las vistas de la ciudad de Quebec. Ocupa el piso superior del hotel Loews. La vuelta completa dura 1 hora y media.
1225, cours du Général de Montcalm. Quebec
Tel. +418 780 3612 / fpelletier@loewshotels.com

SAVINI
Uno de los restaurantes de moda en Quebec y referencia del “surf & turf” (carne roja y marisco), compatible con la carta de gastronomía italiana.
680, Grande-Allée Est. Quebec
Tel. +418 647 4747 / info@savini.ca

Avistamiento de ballenas en canoa. A 3 horas en coche de la ciudad de Quebec, el siempre impresionante avistamiento de ballenas se programa en los meses de septiembre y octubre.  Para quienes teman las subidas de adrenalina se recomienda la observación desde barco o zodiac.

Estancia en una pourvoirie. Son territorios exclusivos para la caza y la pesca que cuentan con licencia gubernamental. Durante un mes y medio (mayo-junio) se abre la veda del oso. Cada vez cuentan con mas espacios acondicionados para grupos de empresa, asi como un amplio abanico de actividades como motonieve, raquetas, vuelos en hidroavión o senderismo. www.reunionenpourvoirie.com/fr/pourvoiries_corpo.php

Visita de Montreal en bicicleta o raquetas. La isla de Montreal cuenta con 500 km de pistas para bicicletas. La ascensión hasta el mirador del Mont Royal permite disfrutar de magníficas vistas de la ciudad. Durante el invierno los paseos suelen realizarse con raquetas. www.tourisme-montreal.org

Aprovechando el hielo. Desde la escalada a la construcción de un iglú en equipo, pasando por la talla de bloques. www.regiondequebec.com